Repatriar la obra de Carlos Alonso y abrir su museo

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000!


Las políticas públicas que trascienden una gestión, y a la vez, son confirmadas por las autoridades de distinto signo político, representan una de las mayores muestras de madurez cívica e institucional.

Al sostener una decisión de gestión en el tiempo, en este caso de política cultural del Estado, la sociedad reestablece la confianza en quienes se ha depositado la responsabilidad de poner en valor la trascendencia del legado artístico.

En el caso de la recuperación de la casa Stoppel, el propósito de que en esta emblemática edificación resida la obra del artista Carlos Alonso, es que la creación de este eximio mendocino sea repatriada, pase a acrecentar el patrimonio cultural de nuestra provincia, y quede su custodia depositada en manos de todos los mendocinos.

Invitamos a toda la comunidad a apoyar la iniciativa de que la casa Stoppel se constituya en el Museo "Carlos Alonso".

Lo que un Estado invierte en recuperar un patrimonio no debería ser medido en términos contables solamente, ni cuantificado respecto a la utilidad física que puede generar.

No perdamos de vista la esencia del sentido creador, que ante todo es darle forma a una idea, pensamiento y/o sentimiento, y movilizar nuevas fuerzas igualmente intensas y perdurables.

Para quienes quieran conocer algunos datos básicos de Carlos Alonso, reproducimos una breve reseña hecha por la Revista Ñ: "Es uno de los artistas más importantes del país. Desde 1949 su vasta obra –pinturas, acuarelas, tintas y grabados– se exhibe en museos y galerías del país y del exterior (Londres, Nueva York, Madrid, Florencia, Roma, Milán, Viena, Tokio, entre otros sitios). Expone desde 2001 en RO Galería de Arte. Dante, Cervantes, Borges, son algunos de los autores de los más de 30 libros que ilustró. En 1976 se exilia en Roma después de que su muestra El ganado y lo perdido recibiera una amenaza de bomba. En ella reflejó un mundo ligado a una forma cultural. Decía Alonso: “Allí estaban desde la Sociedad Rural hasta las carnicerías, achicando los espacios mezclándolos casi con los mataderos”. En 1977 desaparece su hija Paloma. En 1982 vuelve al país".

 

 

 



Hoy: Mario cuenta con tu ayuda

Mario Adaro necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno de Mendoza: Repatriar la obra de Carlos Alonso y abrir su museo». Unite a Mario y 749 personas que firmaron hoy.