Para se autorice la apertura de gimnasios en la provincia del Chaco

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000!




Quienes suscriben Union de gimnasios de Fitness ,Musculación y artes marciales  conjuntamente con Titulares o Dueños de Gimnasios de entrenamiento y centros de fitness del Chaco , en conjunción con todos los trabajadores de la industria del fitness, tienen el agrado de dirigirse a Uds. a fin de solicitarle que por su intermedio y/o de quien corresponda, tenga a bien considerar la autorización para abrir los Gimnasios en este período de cuarentena ordenado, en virtud a los argumentos que a continuación exponemos:
Los fundamentos aquí vertidos los dividiremos en dos puntos de análisis principales y que valen a su consideración.
- En primer lugar evocamos la falta de actividad física a un problema directo a la salud de las personas, toda vez que la ausencia de dicha actividad decanta en la muerte de 3,2 millones de personas al año, datos oficiales emanados de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En ampliación a estos argumentos la OMS estima que el 6% de las muertes ocasionadas en el planeta anualmente corresponden a causa del sedentarismo, por lo que estadísticamente es el cuarto factor de riesgo de mortalidad global, sólo unos puntos porcentuales por detrás de la hipertensión, el consumo del tabaco y los niveles elevados de azúcar en sangre.
En igual sentido la Organización de Naciones Unidas (ONU) considera muy preocupante el aumento indiscriminado del sedentarismo en muchos de los países miembros, en virtud al riesgo de incrementar y desarrollar enfermedades no transmisibles, como el caso ser las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes, etc.
Cavilando objetivamente, no en vano, el sedentarismo es la principal causa de cáncer de mama y colorrectal (del 21 al 25%), como también el 27% de los casos de diabetes y el 30% de enfermedades del corazón.
Desde nuestro humilde lugar entendemos que la actividad física en los gimnasios, potencia el mejoramiento de la salud en forma integral, es decir fortalece considerablemente la capacidad muscular y cardiorrespiratoria, la salud ósea y se recomposición, mitiga todo riesgo de hipertensión, y por supuesto mejora la calidad de vida mental y espiritual de toda persona que se aboca a un plan rutinario de entrenamiento fomentando su disciplina y conducta de modo positivo.
A mayor abundamiento podemos citar más argumentos de la OMS, que considera en sus estudios técnicos que la inactividad se traduce en un mayor riesgo de muerte, y recomienda que una persona debería tener al menos 30 minutos de actividad física moderada algunos de los días de la semana ya que de esa forma se disminuye el riesgo de mortalidad entre un 20 a un 30%, en comparación a si no realiza ningún tipo de actividad física.
En conclusión a éste primer enfoque, el de salud, queremos dejar en relieve que la falta de actividad física también provoca perjuicios a la salud, y lo que solicitamos es que se tenga una visión abierta y no sesgada solamente por la problemática generada por el virus del COVID-19, toda vez que realizando la actividad de una forma correcta y administrada en virtud a protocolos de prevención se puede abarcar ambos problemas con soluciones viables, lógicas y dentro de los parámetros exigidos por la Autoridad Sanitaria. Ergo los gimnasios sumarían utilidad no solo en beneficio de la salud de las personas en forma integral sino además para prevenir y pesquisar en su caso datos útiles sobre posibles casos sospechosos de contagio en cada una de las circunscripciones respectivas, anoticiando a la Autoridad Sanitaria local.
- En segundo lugar, y desde el punto de vista económico, donde titulares de gimnasios y actividades afines, en la mayoría de los casos dependen exclusivamente de los ingresos que perciben de sus clientes en forma mensual y que a la postre de ello deben afrontar los haberes de las personas en relación de dependencia que están bajo su responsabilidad, ergo debiendo afrontar una serie de gastos sin percibir ingreso alguno, decantando de esta forma en un perjuicio económico - financiero inconmensurable.
Además de ello y en muchos casos, no son titulares de los inmuebles donde se asientan los gimnasios y deben alquilar el lugar utilizado para tal fin, con el gravamen que conlleva el abonar el canon mensual exigido por el locador en virtud al contrato de locación y esta circunstancia hace peligrar la continuidad del negocio por la falta de pago al no contar con ingresos para afrontar dicho canon mensual.
Con esta petición no estamos minimizando el problema que genera el contagio del COVID – 19, aclarando que estamos de acuerdo con las medidas de seguridad y prevención encaradas por su excelsa gestión, solo presentamos una solicitud para que se contemple la posibilidad de otorgar una suerte de permiso o autorización de funcionamiento, administrado y controlado con las máximas condiciones de seguridad e higiene y en base a un protocolo que a continuación le exponemos a modo de mitigar el contagio de dicho virus:
PROTOCOLO DE ACCIÓN:
1.- Los horarios de ingreso de personas al gimnasio será estructurado en virtud a un cronograma de turnos, a fin de tener grupos menores de clientes que ejercitarán en cada segmento horario, y que dependerá de los metros cuadrados en que se divida el inmueble. Es decir se limitará el acceso al gimnasio en virtud a un número máximo determinado de clientes y que se corresponderá con las dimensiones edilicias de los mismos, a fin de respetar la distancia social mínima.
2.- En el ingreso al gimnasio habrá un dispenser de alcohol en gel para que cada cliente se higienice sus manos previamente.
3.- La limpieza de los elementos utilizados será obligatorio para el cliente una vez concluido su uso, y donde el gimnasio contará con un rociador o pulverizador (con agua y alcohol en las medidas recomendadas por la autoridad sanitaria) y toallas para la limpieza respectiva. La cantidad de rociadores y toallas será en virtud al tamaño del gimnasio.
4.- Cada cliente que ingrese al gimnasio deberá traer su toalla de mano y su botella de agua para hidratarse, además de tapa boca y guantes obligatorios, negando rotundamente su entrada si no cumple con ello.
5.- La limpieza completa de baños se realizará con una periodicidad de una hora con agua y lavandina.
6.- No se aceptará el ingreso de personas mayores a 65 años, como tampoco aquellas que tengan síntomas evidentes de alguna patología.
Asimismo y en virtud al cumplimiento estricto del protocolo ofrecemos que nos controle, como entidad de contralor, las autoridades de deporte de cada municipio en consideración al domicilio del gimnasio. Es decir cada municipio (en la provincia que corresponda) será la entidad controlante del cumplimiento de las medidas de seguridad que se requieran.
En conclusión a este punto le expresamos que las personas que realizan actividad física priorizan su salud por sobre todas las cosas, por lo que la apertura de los gimnasios dentro del marco del protocolo descrito precedentemente, coadyuvará a que muchas personas continúen con una vida saludable, y que en muchos casos han sido derivados para palear una patología o una lesión a fin de su recuperación.
Por último dejamos en sus manos la decisión de autorizar la apertura de los gimnasios en virtud a los fundamentos vertidos por nuestra parte, Y nosotros  Titulares de gimnasios unidos que conjuntamente suscribimos la presente entendemos que se puede cumplir correctamente con la administración de la actividad en esta cuarentena y de autorizar la apertura solicitada dará y colaborará en forma positiva al desarrollo integral de la política sanitaria llevada a cabo por la Autoridad Sanitaria Nacional.
Sin más y esperando una respuesta favorable, aprovechamos para saludarle muy cordialmente. -