Exigimos el pago de un plus salarial

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,500!


Al Gobierno de la provincia de Córdoba

A nuestros representantes, los que aquí suscriben docentes de toda la provincia de Córdoba

Dado el inusual año que nos ha tocado transitar debido a la pandemia ocasionada por la circulación del Covid 19, los docentes hemos debido sortear diversos obstáculos para sostener el sistema educativo. Ante este enorme desafío consideramos que como trabajadores de la educación hemos sabido estar a la altura de las circunstancias gracias al compromiso y enorme esfuerzo realizado por la docencia.

Pusimos al servicio del mantenimiento del sistema no solamente nuestros conocimientos, habilidades, capacidades y tiempo, sino también nuestros propios emails, redes sociales y números personales de teléfono, y nuestros recursos tecnológicos (dispositivos móviles, computadoras, conexión a internet). Rearmando nuestra estructura familiar para poder dar las clases virtuales, comprando (el supuesto crédito de Nación no alcanzó a cubrir ni el 5 % de los docentes cordobeses) o arreglando de nuestros bolsillos los equipos (compu, celu), pagando las facturas de Internet, de celulares y de electricidad para conectarnos con nuestros estudiantes, con los padres y las escuelas, para poder subir al CIDI las calificaciones y trabajos.

En estos meses nuestros hogares se convirtieron en aulas, sin estar preparadas para serlo; hubo que idear las maneras, los métodos para adaptar las clases de la escuela a las plataformas tecnológicas atendiendo a la diversidad individual, es decir, a las características y a las posibilidades socioeconómicas de cada uno de los estudiantes, debido a que no todos tienen acceso a internet o un dispositivo electrónico para acceder a las clases virtuales. Todo esto lo hicimos sin estar formados en el funcionamiento de este tipo de tecnología. Esta capacitación debería haber estado garantizada por el gobierno pero sin embargo no lo estuvo.
Por todo esto consideramos justo y exigimos el pago de una suma salarial por los gastos de conectividad y el desgaste de nuestros dispositivos electrónicos.
Ante los magros salarios, la precariedad laboral, la falta de cobertura de cargos, una inflación que no para de aumentar lo que trae como consecuencia la pérdida del poder adquisitivo de nuestro salario, creemos justo el pago de un plus salarial, como compensación por la tarea realizada.

El sistema educativo este año, sólo funcionó gracias al compromiso de las y los docentes Exigimos un reconocimiento a esta enorme tarea en este año excepcional, sin que ello vaya en detrimento del correspondiente aumento salarial en blanco que nos permita salir de la línea de pobreza.