En Argentina existe y se mantiene hace mucho tiempo la explotación infantil. En los subtes esta situación está ahí, delante de todos, mientras tanto pasajeros como autoridades miran hacia un costado como si no existiera.

Nadie los ve, pero estos chicos están ahí pidiendo limosna que luego le entregan a sus padres, quienes van calzados, abrigados. En cambio, los chicos van descalzos, sucios, hambrientos, débiles y expuestos a una gran cantidad de enfermedades entre los vagones del subte que pisan más de un millón y medio de pasajeros por día…
Algunas veces la gente les ofrece comida y ellos dicen que no, que quieren dinero, que tienen que llevarle el dinero a sus padres.

Seguramente, si viajaste en los subtes de la Ciudad de Buenos Aires fuiste testigo de esta situación. ¿Alguna vez te detuviste a pensar en ellos? ¿Donde están sus padres? ¿Es este el lugar donde debería estar un chico que no llega a los 10 años de edad? Claramente no.
Esta situación atenta completamente a los derechos de los niños y por eso hacemos esta petición al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a las autoridades correspondientes para que lleven a cabo las acciones necesarias, y NO PEDIMOS QUE LOS SAQUEN DEL SUBTE, como se esconde la basura debajo de la alfombra. Pedimos que estos chicos reciban la asistencia social correspondiente, estos chicos tienen derecho a ser protegidos contra el abandono y la explotación en el trabajo, derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuadas, derecho a recibir educación gratuita y a disfrutar de los juegos. Estos chicos tienen DERECHOS y exigimos que se cumplan.

Letter to
Atención Social Inmediata, Desarrollo social, Gobierno de la ciudad de Buenos Aires
Quien corresponda
Quien corresponda
and 7 others
Quien corresponda
Quien corresponda
Quien corresponda
Quien corresponda
Quien corresponda
Quien corresponda
Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil Quien corresponda
Basta de explotación infantil en los subtes

Nadie los ve, pero estos chicos están ahí pidiendo limosna que luego le entregan a sus padres, quienes van calzados, abrigados. En cambio, los chicos van descalzos, sucios, hambrientos, débiles y expuestos a una gran cantidad de enfermedades entre los vagones del subte que pisan más de un millón y medio de pasajeros por día.
Esta situación atenta completamente a los derechos de los niños y por eso hacemos esta petición al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a las autoridades correspondientes para que lleven a cabo las acciones necesarias, y NO PEDIMOS QUE LOS SAQUEN DEL SUBTE, como se esconde la basura debajo de la alfombra. Pedimos que estos chicos reciban la asistencia social correspondiente, estos chicos tienen derecho a ser protegidos contra el abandono y la explotación en el trabajo, derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuadas, derecho a recibir educación gratuita y a disfrutar de los juegos. Estos chicos tienen DERECHOS y exigimos que se cumplan.