Clausura definitiva y saneamiento del vertedero "Los Laureles" operado por Caabsa Eagle

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


La degradación de la basura en los vertederos ocasiona problemas ambientales y sociales, como la generación de gases de efecto invernadero de vida corta (biogás, que es el resultado de un proceso que generan los microorganismos para producir principalmente metano y dióxido de carbono), la producción de lixiviados (jugos resultado de la descomposición de la basura y  que al no ser manejados adecuadamente pueden contaminar cuerpos de agua y suelo), la proliferación de fauna nociva, posibles explosiones e incendios, malos olores, afectaciones a la salud a los habitantes aledaños, entre otros

En el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) se estima que se generan 8,121 toneladas de basura al día, de los cuales 2,500 a 3,000 toneladas de basura al día son enviados a un vertedero llamado “Los Laureles” ubicado en el municipio de Tonalá, cuya operación es manejada por la empresa Caabsa Eagle, S.A de C.V. quién comenzó sus actividades en diciembre del año de 1999 para recibir la basura del municipio de Guadalajara.

Posteriormente, pese a la oposición de diversos grupos sociales y del conocimiento de las autoridades respecto a la inadecuada operación de esta empresa, se concesionó la disposición final de la basura de los municipios de Tonalá, Tlajomulco y El Salto, con lo cual se estima que Caabsa Eagle, S.A de C.V. recibe más de 400 millones de pesos anuales (pagados por todos los habitantes de estos 4 municipios) destinados al supuesto “adecuado manejo de los residuos” a través de la operación de lo que debería ser un “relleno sanitario”

De acuerdo a la NOM-083-SEMARNAT-2003 un relleno sanitario es una obra de infraestructura que involucra métodos de ingeniería para disponer los residuos sólidos urbanos y de manejo especial con el fin de controlar los impactos ambientales, para lo cual se debe garantizar al menos: 1) la extracción, captación, conducción y control de biogás procediendo a su quema ya sea a través de pozos individuales o el establecimiento de una red con quemadores centrales; 2) la captación, extracción y recirculación de lixiviados; 3) compactación de residuos y 4) la cubierta diaria de los residuos.

Sin embargo, a cambio de esta gran cantidad de dinero, lo que recibimos los tapatíos en lugar de un relleno sanitario, es un vertedero, que históricamente ha causado problemas. En números gruesos se estima que en el vertedero Los Laureles se han depositado alrededor de 16,762.5 miles de toneladas de basura (considerando la generación 2,500 toneladas de basura al día desde sus inicios en 1999 hasta marzo del 2019) mismas que contaminan el agua, suelo y el aire y como consecuencia la salud pública de la población de la AMG.

Reflejo de lo anterior, es el incendio actual que inició la madrugada del 15 de abril del 2019 (y que continúa activo), mismo que es evidencia la mala de operación, la falta de infraestructura, equipamiento y personal capacitado, así como de un plan de contingencia y control contra incendios.

Como resultado de la quema a cielo abierto de los miles de toneladas ahí dispuestas, se están generando continuamente sustancias tóxicas y cancerígenas, como son los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) incluidos, dibenzoparadioxinas policloradas (PCDD), dibenzofuranos policlorados (PCDF), bifenilos policlorados (PCB) y hexaclorobenceno (HCB), así como muchos otros subproductos tóxicos como hidrocarburos aromáticos policíclicos, material particulado, benceno y monóxido de carbono. Dichos contaminantes pueden recorrer grandes distancias, depositarse o transportarse en el ambiente (suelo, agua, aire, especies animales y vegetales) y posteriormente son recibidas por los seres humanos, especialmente a los más vulnerables como niños, personas de la tercera edad y enfermos; ocasionando efectos nocivos a la salud en el corto, mediano y largo plazo.

Solicito la clausura definitiva y el saneamiento de ésta fuente de contaminación histórica y de afectación a la salud pública, así como la búsqueda de alternativas amigables con el ambiente que reflejen los más de 400 millones de pesos anuales que eroga la ciudadanía para el manejo integral de los residuos del AMG.

#ClausuraDefinitivaLosLaureles