[ESPAÑA] Suprimir cambio a horario de invierno, permanecer en el horario de verano GMT+2

0 haben unterschrieben. Nächstes Ziel: 1.000.


En el 2016, se cumplen 100 años de que los alemanes aplicaran por primera vez el cambio horario. Por razones de servilismo político, España y muchos otros países imitaron el ejemplo alemán. Hasta hoy.

La jornada escolar y laboral de los alemanes, en efecto, empieza hacia las 8 de la mañana y termina hacia las 4 de la tarde, lo que coincide exactamente con las horas de luz solar de que disponen durante el invierno, con el horario de invierno. Por el contrario, si no cambiasen al horario de verano, a finales de junio les amanecería antes de las cuatro de la mañana.

En el sur de Europa no tenemos esa enorme diferencia de duración del día entre el invierno y el verano, ni tenemos los mismos horarios que los alemanes. La parte fundamental de nuestra vida (la familiar y social) se desarrolla al concluir el horario escolar y laboral, por la tarde. El cambio al horario de invierno permite ganar una hora de luz solar por la mañana que no se aprovecha, pero sitúa el atardecer cuando, si bien los alemanes ya están metidos en sus casas cenando pan negro con salchichas bajo su manto de nieve, nosotros aún estamos en la calle y disfrutamos de la compañía de nuestros seres queridos.

El cambio de horario es una reliquia inútil de las necesidades bélicas e industriales de los viejos imperios y un resto del servilismo para con la potencia dominante en Europa, cuya latitud hace su vida muy distinta de la nuestra. El cambio al horario de verano nos llena de alegría, mientras que el cambio al horario de invierno nos amarga y nos causa mil y una molestias.

Son cada vez más los países que optan por no cambiar de horario: los perjuicios del cambio pesan más que el presunto ahorro. El ejemplo más cercano es Rusia, pero también han renunciado al cambio de horario prácticamente todos los países de América Latina, nuestros hermanos.

En las últimas semanas, la vacuidad del discurso político español ha desviado la atención al huso horario usado en España, echándole la culpa de los problemas para conciliar la vida familiar y la laboral, y propone cambiar la hora peninsular española a la del Reino Unido. Pero la conciliación no consiste en que anochezca tan temprano como en Alemania, sino en que los salarios sean como en Alemania. La vida familiar no mejorará por adelantar el anochecer a las cuatro y media de la tarde, sino por subir los salarios para que las familias tengan libertad para decidir cuánto tiempo dedicar al trabajo y cuánto a su propia vida. La vida familiar no mejorará si es de noche a la hora de ir al parque, sino cuando ambos progenitores puedan libremente optar por trabajar menos horas porque su salario lo permita.

Olvidémonos de cuándo cenan y desayunan los alemanes y disfrutemos de nuestras largas tardes de paseo y buena compañía también durante el invierno. Los españoles queremos:

- Permanecer en el mismo huso horario en el que hemos nacido, crecido y vivido

- Usar durante todo el año el actual horario de verano (GMT+2), sin cambiar al horario de invierno

[Nota: La petición se dirige al Gobierno de España y a los partidos políticos que quieren cambiar al horario británico: PP, PSOE, Ciudadanos y UPyD.]

[Nota: La imagen que ilustra la petición es un enlace a una imagen del diario Público.]



Heute: Emilio verlässt sich auf Sie

Emilio Barcón benötigt Ihre Hilfe zur Petition „Gobierno de España: Suprimir el cambio al horario de invierno, permanecer en el horario de verano”. Jetzt machen Sie Emilio und 770 Unterstützer/innen mit.