Dirigida a Gobierno de España y 4 otros

Si al corte de orejas en perros, la gente debe saber porqué se practica.

0

0 personas han firmado. Ayuda a conseguir 5.000.

El corte de orejas en el Perro de Presa Canario, tanto desde el punto de vista funcional como del sanitario le concede al animal una serie de beneficios que en ningún caso han sido tenidos en cuenta al redactar el proyecto de ley para su prohibición, y que aleja totalmente esta práctica de cualquier actividad que pudiera ser considerada maltrato animal.


En primer lugar, es conveniente recordar que todos los cánidos salvajes poseen orejas erectas, pues esta condición proporciona ventajas fisiológicas frente a las orejas gachas, como podría ser mejor capacidad auditiva, mejor ventilación del pabellón auricular, menor riesgo de infestación por diferentes tipos de parásitos, debido a que las condiciones de temperatura y humedad son menos favorables, y menor riesgo de lesiones por traumatismos, desgarros, heridas, etc. La naturaleza a dotado a los cánidos salvajes, sin excepción, de orejas erectas: lobos, chacales, zorros, licaones, etc., etc. De más está precisar aquí que todas las razas caninas que conocemos descienden del lobo, cuyas orejas son erectas y de tamaño pequeño.


En el caso de los perros domésticos, cánidos seleccionados a través de los siglos, de forma directa o indirectamente por el hombre, existe en muchas razas la condición física de poseer orejas gachas. Tradicionalmente y desde tiempos ancestrales, por las mejoras funcionales y sanitarias que esto conlleva, siempre se ha practicado el corte de orejas en algunas de estas razas, sobre todo en aquellas dedicadas a la guarda, protección, presa o caza.


Desde el punto de vista quirúrgico, el corte de orejas, u otoplastia, consiste en una cirugía menor, sencilla y exenta de riesgo para el animal, con un post- operatorio sin complicaciones y, en cualquier caso, es una cirugía de riesgo mucho más reducido que la ovariohisterectomía en hembras o la castración en machos, cirugías mucho más invasivas y con post – operatorios más complicados que se realizan en perros, en gatos, en caballos, y otros animales, entre otras circunstancias, para esterilizar, muchas veces por necesidades humanas y no estrictamente sanitarias. Este tipo de cirugías mucho más invasivas y peligrosas para los animales se encuentran totalmente permitidas y en ningún caso son consideradas como maltrato hacia los animales, su riesgo es bastante mayor que una otoplastia y además conlleva una modificación fisiológica a nivel reproductivo y hormonal importante, afectando además de la capacidad reproductora del ejemplar, el normal desarrollo del comportamiento y a modificaciones metabólicas importantes de por vida, elevando el riesgo de sufrir trastornos o enfermedades como la obesidad. Por tanto, si este tipo de prácticas quirúrgicas no se consideran maltrato hacia los animales, la otoplastia, con mucha más razón, tampoco debe ser considerada como tal.


Con el corte de orejas, aumenta la capacidad auditiva de nuestros canes, debido a que se despeja el pabellón auditivo del colgajo que lo tapa cuando las orejas son caídas. Disminuye significativamente el riesgo de contraer enfermedades bacterianas como las otitis agudas y crónicas, enfermedades que se presentan mayormente, por la falta de ventilación y el aumento de humedad, cerumen, etc., en perros de orejas caídas. Hay que tener en cuenta que nuestro perro de presa, como animal rústico que es, normalmente habita en zonas rurales más que en la ciudad, donde el riesgo de contraer cualquier tipo de enfermedad bacteriana, por las condiciones de vida, es más alto en estas circunstancias.


Al mismo tiempo, con el corte de orejas, disminuye de forma importante el riesgo de infestaciones por diferentes parásitos, especialmente pulgas, garrapatas y ácaros, puesto que las condiciones en el pabellón auditivo son más propicias para el alojamiento de los mismos. También la experiencia nos enseña que la oreja recortada sufre mucho menos ante el ataque persistente de insectos como las moscas, que en verano y en las zonas rurales, pueden convertirse en una molestia importante para aquellos animales con orejas largas.


Con el corte de orejas, disminuye el riesgo de heridas o lesiones a ese nivel por enganches en arbustos espinosos, o por cualquier otro motivo que tenga que ver con la vida cotidiana de los ejemplares en zonas rurales o en el ejercicio de su función como perros de vigilancia, protección y guarda.

 

Conviene precisar también que la cirugía a la que se hace referencia (otoplastia) debe ser realizada por profesionales veterinarios, bajo las condiciones higiénicas, sanitarias y de sedación adecuadas, evitando así cualquier riesgo innecesario o sufrimiento para el animal.

Toda esta información se puede encontrar detallada y con imágenes en https://sialcortedeorejas.com/

Si estás en contra de la prohibición del corte de orejas o lo estás ahora después de informarte, firma, no dejes que la salud de los perros que habitan en zonas rurales se vea afectada por una ley que no ha tenido en cuenta las necesidades de los animales. El corte de orejas debe ser una medida preventiva, no una medida curativa.

 

 

 

 

 

Esta petición será entregada a:
  • Cabildo de Gran Canaria
  • Congreso de los Diputados

Si al corte de orejas ha iniciado esta petición con solamente una firma y ahora la petición ha conseguido 2.692 personas que la apoyan. Inicia una petición tu mismo para crear los cambios que quieres ver.




Hoy: Si al corte de orejas cuenta con tu ayuda

Si al corte de orejas necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno de España: Si al corte de orejas en perros, la gente debe saber porqué se practica». Únete a Si al corte de orejas y 2.691 personas que ya han firmado.