Que todo tipo de multas e impuestos sean acordes al nivel de vida de las personas

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


La función de las sanciones administrativas (multas) tienen un primer objetivo pedagógico, el evitar y prevenir la reincidencia del infractor a las leyes o normas y un segundo objetivo recaudatorio, el resarcir a la comunidad de los daños ocasionados o posible reiteración de dicha infracción.

Para conseguir el primer objetivo es necesario, y así lo estipula la legislación, que la sanción tenga proporcionalidad, esto solo se conseguiría siendo proporcional no solo a la infracción en sí misma sino al efecto que le supone al infractor. Por ejemplo, una multa de trafico de 600€ no le supone lo mismo a un individuo con unos ingresos medios de, por ejemplo 1500€, que a otro que los tenga de 6000€. Con lo que se incumple la intención pedagógica y consigue el efecto contrario en el infractor. Cuanto más nivel adquisitivo menos le importa la sanción.

Para conseguir el segundo objetivo recaudatorio de la sanción debería ser, como en los impuestos, el que más tiene más debe pagar, resarciendo a la comunidad de manera proporcional a sus ingresos.   

Estos objetivos no se cumplen con el sistema actual que solo se ocupa del castigo con objeto recaudatorio sin proporcionalidad ni intencionalidad manifiesta restando a las arcas de la comunidad su derecho a resarcir los daños efectuados por el infractor.

Por lo que con el sistema actual de multas solo se consigue que el que tenga un poder adquisitivo mayor, mayor es su estimulo para infringir la ley.

En el ejemplo anterior una multa de aparcamiento indebido de 50€ al que cobra 1500€ le supone en su economía domestica un quebranto importante intentando no volver a reincidir, en cambio para el que cobra 6000€ no le supone prácticamente ninguna merma y pensará que le cuesta más el perder el tiempo en buscar aparcamiento que el pagar la multa.

Las multas con el sistema actual se convierten en lo contrario, un infractor con alto poder adquisitivo no tendrá reparo en saltarse normas pues el castigo es inferior al quebrantamiento de dicha norma o ley perdiendo el poder pedagógico que en sí tiene una multa a una infracción y de reparación del daño ocasionado o perjuicio que podría haberse evitado.

Por lo que las multas como manera coercitiva de una infracción deberían ser acorde y proporcional a los ingresos como son los impuestos

Si se aplicara esta petición se mejoraría la enseñanza de que hay que respetar las leyes y normativas, se recaudaría más y más justamente.

La legislación no sería difícil de adecuar a la situación pues nunca son de inmediato pago y se podrían aplicar por ejemplo, según la base imponible del IRPF ya que Hacienda dispone de los datos de todos los contribuyentes y solo tendría que cruzarse los datos de un Ministerio a otro que ya se hace habitualmente en otros casos.

 



Hoy: Enrique cuenta con tu ayuda

Enrique Ballester Gil necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno de España: Que todo tipo de multas e impuestos sean acordes al nivel de vida de las personas». Únete a Enrique y 19 personas que ya han firmado.