PROHIBAMOS LOS PARTIDOS NACIONALISTAS ANTIDEMOCRÁTICOS

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Al contrario de lo que se suele afirmar en España en el sentido de que la ideología nacionalista de partidos de las comunidades biculturales de España (Galicia, País Vasco, Navarra, Cataluña, Comunidad Valenciana e Islas Baleares) es legítima democráticamente y que es inherente a una democracia el que esta pueda permitir que haya ciudadanos que voten a partidos de ideología nacionalista, ha llegado la hora de cambiar de paradigma político para asumir que toda ideología nacionalista es intrínsecamente antidemocrática, porque aspira a imponer una identidad nacional o una lengua a conciudadanos que no comparten dicha identidad nacional o prefieren utilizar una lengua distinta a la de los nacionalistas. Criticamos el nacionalismo imperialista de Rusia (que no respeta los tratados internacionales e invade países), el nacionalismo filofascista de Hungría (que rechaza emigrantes para conservar la “pureza de la raza húngara”) o el nacionalismo ultraconservador de Polonia (contrario a los valores europeos de igualdad democrática), sin embargo, en España es políticamente incorrecto rechazar de plano los planteamientos nacionalistas excluyentes porque “no se puede dejar sin representación parlamentaria a millones de votantes nacionalistas”. El objetivo de la prohibición de los partidos nacionalistas sería precisamente eso: expulsar del espacio democrático común a millones de votantes partidarios de una ideología antidemocrática, para dejarles claro que los demócratas los consideramos unos parias ideológicos que merecen el castigo de quedarse sin representación democrática porque son partidarios de una ideología antidemocrática que atenta contra la igualdad identitaria y lingüística. Cuando se rechazan de forma consecuente todos los nacionalismos no solo hay que hacerle frente a la ideología sino también a las personas que apoyan dicha ideología. Debemos creer en una democracia fuerte y desacomplejada del siglo XXI que es capaz de enfrentarse a aquellos partidos y votantes que desde dentro del sistema democrático quieren socavar la calidad democrática del estado para imponer una ideología excluyente del siglo XIX como es el nacionalismo que está en el origen de las mayores y más mortales hecatombes históricas del siglo XX. En España solo deberían estar permitidos partidos nacionalistas o regionalistas que admitan de entrada en sus estatutos la diversidad identitaria y lingüística de los territorios donde actúan, es decir, debería constar en sus estatutos que aceptan que en su comunidad autónoma hay ciudadanos con tres identidades nacionales diferentes (exclusivamente autóctona, autóctona y española o exclusivamente española) y que estas tres identidades merecen el mismo respeto. Además, deberían incluir en sus estatutos que aceptan que su comunidad autónoma es un territorio bilingüe en el que las dos lenguas tienen el mismo rango como lenguas oficiales (no una lengua oficial - el catalán, por ejemplo - y otra solo “cooficial” - el español-) a todos los niveles de la gestión pública, incluido el sistema educativo donde ambas lenguas deben ser lenguas vehiculares de enseñanza exactamente al mismo nivel. En España no existe un nacionalismo español antidemocrático (salvo en el caso de algunos energúmenos fascistas de la extrema derecha) porque la absoluta mayoría de ciudadanos españoles acepta sin problemas que haya muchos ciudadanos catalanes, vascos, navarros, gallegos, valencianos y baleares que no se sienten españoles y no se desea imponerles ningún sentimiento nacional español, defendiendo además que dichos ciudadanos puedan utilizar su idioma materno a todos los niveles. Sin embargo, sí existen nacionalismos en comunidades autónomas biculturales que quieren imponer la identidad nacional y la lengua autóctonas a todos los ciudadanos, dividiéndolos, por ejemplo, en “catalanes de verdad” (los nacionalistas) y “catalanes que no son de aquí” (los no nacionalistas). Para más información, sigue en Twitter la plataforma antinacionalista NONAT (“No Nationalism”) @PlataformaNONAT o escribe al correo electrónico nonat.org@hotmail.com



Hoy: Plataforma NONAT cuenta con tu ayuda

Plataforma NONAT necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno de España: PROHIBAMOS DE LOS PARTIDOS NACIONALISTAS ANTIDEMOCRÁTICOS». Únete a Plataforma NONAT y 535 personas que ya han firmado.