Decision Maker Response

Andrés Herzog’s response

Nov 16, 2015 — Hola,

"Toma mucha agua, eso engañará a tu estómago". "Mastica hielo", "Recuerda que la obesidad es asquerosa". "Cómo vomitar sin que tus padres se enteren". Son algunos de los mensajes y consejos que albergan las miles de webs que promueven trastornos alimenticios como la anorexia, a la que consideran un 'estilo de vida' en lugar de una enfermedad.

Webs que son legales y de fácil acceso, sobre las que no existe una regulación a nivel europeo, como tampoco la hay sobre la publicidad que llega a los menores y fomenta este tipo de trastornos. Desde UPYD este asunto lo hemos llevado (a través de una pregunta) a la Comisión Europea para que se cree un marco normativo comunitario.

En Francia, su Proyecto de Ley sobre Sanidad contempla penalizar la publicidad que pueda incitar a trastornos alimenticios como la anorexia al emplear modelos especialmente delgados o desnutridos, así como la creación de un "delito de incitación a la delgadez excesiva", medida dirigida especialmente a las webs que la promueven.

Consideramos que la anorexia y la bulimia son un problema de salud pública en Europa, entre un 6 y un 15% de los niños y jóvenes europeos, un 90% de ellos, chicas se encuentran en esta situación.

Para UPYD debería impulsarse un marco regulatorio al respecto, y a poder ser armonizada con el resto de Europa, bien es sabido que Internet no tiene fronteras. Esa regulación tendría dos vertientes. Por un lado estaría la publicidad, e implicaría tanto a los creadores de contenidos publicitarios como a los medios que los difunden.

Por otro lado estarían los contenidos en Internet que incitan específicamente a desarrollar trastornos alimenticios, dando consejos sobre cómo actuar, desarrollar y esconder la enfermedad. Las medidas sobre este tipo de sitios web, como sobre cualquiera que incite al odio, la violencia o la generación de un daño físico o psicológico (muy especialmente si están dirigidos o utilizan a menores) deben estar sujetos a una acción normativa concreta.

La anorexia afecta principalmente a jóvenes de sexo femenino, de 12 a 21 años. En 2013, la Asociación contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB) cifraba en un 5-6% la población femenina joven que padecía esta enfermedad. Según datos de Cruz Roja, uno de cada 100 adolescentes sufre anorexia nerviosa, y cuatro de cada 100, bulimia nerviosa. Según la OMS, España registra un promedio anual de 80.000 casos y un centenar de muertes.

Va siendo hora e que los políticos nos las tomemos en serio.

Un saludo