Establecer una edad mínima legal para usar smart phones

Establecer una edad mínima legal para usar smart phones

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!
Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
Jorge López-Lago ha iniciado esta petición dirigida a Gobierno de España

Los menores con smart phones disponen de un canal de acceso a Internet sin supervisión y totalmente fuera de cualquier control parental.

El acceso a contenidos inadecuados para menores es común a través de Internet y los smart phones proporcionan un canal totalmente independiente del alcance parental. Asimismo las aplicaciones de juegos disponibles están diseñadas para resultar adictivas, con lo que estamos introduciendo a nuestros hijos a un futuro de adicciones que mermará significativamente su futuro.

Como ejemplo de contenido disponible a través de Youtube, son los youtubers que siguen nuestros hijos desde edades muy tempranas, de los cuales tenemos un ejemplo en la petición https://www.change.org/p/youtube-no-m%C3%A1s-youtubers-educando-a-nuestros-ni%C3%B1os En esta petición solicitamos que los menores de edad no puedan disponer de un dispositivo que les permita acceder a contenidos inapropiados de ninguna manera. Los estudios acerca del efecto de la pornografía, la violencia y los comportamientos abusivos son numerosos. Nuestros hijos no disponen de la madurez emocional y psicológica para gestionar esa información.

Las supuestas ventajas de un smart phone no son tales comparadas con el tremendo daño que crean en los menores:

  • Problemas de salud musculo-esqueléticos (postura encorvada, falta de ejercicio físico).
  • Problemas en la visión (la miopía en niños es similar a la de universitarios de hace una generación).
  • Daños por radiofrecuencia por tener el teléfono sobre el cuerpo (cerca del cerebro y cerca de los órganos reproductores).
  • Trastornos del sueño.
  • Comportamientos adictivos que afectan a sus relaciones sociales, familiares y rendimiento académico.
  • Comportamientos inapropiados (por ejemplo sexting).
  • Acceso sin restricciones a contenidos pornográficos y explícitamente violentos. El acceso a pornografía por niños en sí mismo genera una serie de problemas muy serios para el desarrollo emocional del menor, que le acompañarán en sus relaciones durante toda su vida (prácticas sexuales de riesgo -sexo oral, sexo anal, múltiples parejas sexuales--, violencia sexual hacia las mujeres, destrucción del vínculo emocional con el sexo, objetivización de las mujeres). Y además estamos eliminando de la vida de nuestros hijos la experiencia del descubrimiento sexual.
  • Desarrollo de comportamientos narcisistas en proporciones mucho mayores que en generaciones sin acceso a móviles y redes sociales.
  • Y la lista sigue....

Considerando que todas las iniciativas para un control a través de la responsabilidad parental, social y la educación han sido infructuosas, creo que es momento de limitar su acceso por edades, tal y como se hace con el alcohol, el tabaco, los contenidos restringidos por edades en el cine, publicaciones o música, o el acceso a la conducción de vehículos a motor. Protejamos a nuestros hijos. Protejamos su derecho a una infancia plena y sana. Recordemos que los niños de hoy son los adultos de mañana; tal y como se eduquen así modelarán el futuro.

Idealmente creo que la mayoría de edad es un límite adecuado, pero entiendo que por presiones sociales quizá los 16 años pudiese ser una propuesta válida.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!
Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas