¡Detengamos la discriminación a los descendientes de Españoles!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!


#NacionalidadYa

APOYA LA CAUSA, LA SANGRE ESPAÑOLA ¡NO SE DETIENE!

Un tema que compete a cada español, y a aquel que no logró serlo, es la distinción por edad y sexo por falencias en la normativa española vigente respecto a la adquisición de la nacionalidad española para descendientes en el exterior. En la actualidad, los españoles emigrantes pueden transmitir su nacionalidad solo a sus hijos nacidos en el extranjero. Afortunadamente, la Disposición Adicional 7ª de la Ley 52/2007 permitió únicamente en el plazo de tres años (2008 - 2011), y con grandes limitaciones, que los nietos de españoles pudieran optar por la nacionalidad de origen, sin la necesidad de que sus padres contasen previamente con la misma. Fue así que se permitió un salto generacional para su obtención, siempre y cuando el abuelo español fuere varón, y hubiere conservado la nacionalidad hasta el día del nacimiento de su progenitor, y que en caso de pérdida de ésta, hubiere sido por cuestiones de exilio entre 1936 y 1955. Sin embargo, dicha Ley no contempló todos los casos.

Sin dudas, la reciente decisión del PSOE, de impedir la tramitación en el Congreso de las propuestas de PP y ERC a favor de la nacionalidad a los descendientes de emigrantes, es un duro golpe a la comunidad de descendientes, con esto dejaron muy en claro su postura hacia nosotros. Es un bochorno y una gran vergüenza que se vincule el legado histórico al dinero. Hemos esperado muchos años para la aprobación de esta nueva ley. Es nuestro derecho como descendientes. Tenemos parte de nuestras familia en España que llevamos años sin poder ver. Familiares enfermos y ancianos que quieren darnos su último adiós. Nuestro derecho no tiene precio.Exigimos al gobierno español que cumpla lo que prometió.

Se considera oportuno que España cree un marco jurídico generoso en la materia, orientado a su emigración y sus descendientes, al igual que han hecho sus pares europeos: Italia, Portugal, Alemania y Francia. Asimismo, un aumento de los connacionales ampliaría las bases electorales en el exterior, contemplando un aumento del cupo de europarlamentarios que le correspondería a España. Esta petición es una de las grandes cuestiones que está históricamente pendiente, y que sensibiliza sustancialmente a la diáspora, no solo por dignificar las situaciones de discriminación notable, sino por un derecho sanguíneo que jamás debió negarse.

#NacionalidadYa