Condenas justas: Las violaciones siempre son violaciones

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


REFORMA DEL CÓDIGO PENAL PARA DELITOS DE VIOLACIÓN

Lo que ha pasado con la sentencia de La Manada sólo es un ejemplo más del desamparo que tienen las víctimas de ciertos delitos en España. Dicho desamparo, cuyo reflejo hemos visto por última vez en la víctima de Pamplona, afecta todos los días a cualquier denuncia de violación donde no se haya tenido que usar violencia física, lo cual es lo más habitual en casos de violaciones infantiles; violaciones grupales; violaciones familiares; violaciones con uso de drogas; o violaciones a personas con algún tipo de discapacidad, donde se ejercen otros tipos de violencia que hacen que estos delitos se llamen “abusos” y no lo que son, “violaciones”. 

Por ello, este tipo de crímenes tienen unas condenas pequeñas que en la mayoría de los casos, por si fuera poco, son reducibles por buena conducta, estudiar una carrera, sacarse algún otro título…

Resulta vergonzoso que cuando alguien viola a un/a niñ@, a una persona discapacitada, a una anciana o ayudándose del poder de un grupo, se considere que las condenas deben ser más pequeñas porque no ha sido necesaria violencia física. Las leyes que deberían protegernos tendrían que considerar el abuso de poder, la coacción, las amenazas o la superioridad numérica, por ejemplo, como factores comparables a la violencia física.

Existen muchos tipos de agresiones contra las mujeres y en España podemos dar testimonio de todas ellas. Por un lado, la justicia dice que se denuncie todo, y por otro da castigos irrisorios a los criminales que los cometen, dando un ejemplo terrible a todos aquellos que se estén planteando hacer algo similar y a las atemorizadas víctimas que ya no se atreverán a volver a denunciar.

Es imposible que España pueda evolucionar hasta el tipo de democracia que necesitan sus ciudadanas y ciudadanos sin una justicia que les proteja de este tipo de criminales. L@s españolas/es necesitan la seguridad de saber que cuando sufren una agresión, la justicia les dará su apoyo y no la espalda. Para ello, es ineludible la inmediata reforma del código penal, modificando las vigentes leyes sobre violación y delitos sexuales, ya que además de arcaicas y sexistas no son compartidas por la población a la que, supuestamente, deberían representar.

Pedimos la reforma del código penal para los delitos de violación, donde se incluyan todos los tipos de violencia que se ejercen contra las víctimas y con penas que no sean reducibles.



Hoy: Irene cuenta con tu ayuda

Irene Belmonte necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno de España: Condenas justas: Las violaciones siempre son violaciones». Únete a Irene y 4.340 personas que ya han firmado.