25 AÑOS DE PAZ… Y 85 AÑOS DE INDIFERENCIA

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


EL COMPROMISO CON LA VERDAD SOBRE 1932 Y LOS DERECHOS DE LA NACIÓN ORIGINARIA INDÍGENA DE EL SALVADOR

SAN SALVADOR, EL SALVADOR, ENERO 22, 2017 

En septiembre del 2007, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas adopta la Declaración por los Derechos de los Pueblos Indígenas. Ciento cuarenta y cuatro Estados votaron a favor, cuatro en contra y once abstenciones. Por primera vez, la ONU reconoce, oficialmente que los derechos afirmados en los Tratados son "asuntos de importancia internacional, interés, responsabilidad y carácter" y los Estados están obligados a sostener y honrar estos tratados.

Consideramos como parte de la sociedad civil y Pueblo Indígena aquí firmante, que "La Matanza " de 1932 no solo constituyó un hecho contundente que destruye parte del sentir indígena y en particular la del pueblo Nahua, por lo cual se tuvo que librar una difícil lucha por la supervivencia, soportando el terror, el abuso y la discriminación como la falta de reconocimiento de sus derechos, hasta el grado de volverles invisibles y negar la identidad originaria;  sino que también 1932 fue el bastión ideológico de la guerra de los 80 y el gran ausente de los acuerdos de paz. Con la creación de la República y la falsa independencia…

Teniendo en cuenta, que las consecuencias de estos hechos terribles e impunes, aún están presentes en la memoria del pueblo indígena y siguen siendo usadas como formas de intimidación por el Estado salvadoreño y sus organizaciones, razón por la cual, el temor a manifestar la identidad indígena y luchar por sus derechos cobra vigencia aún en las generaciones más jóvenes, y ha contribuido a una cultura de violencia que permanece en el país hasta hoy en día y,

Como legítimos herederos de nuestras costumbres y descendientes originarios de los pueblos indígenas de El Salvador, decididos a no dejarnos vencer por el miedo, o por un sistema que nos ha negado toda posibilidad de vivir dignamente, hacemos ejercicio de nuestro pleno derecho a la libre determinación y, no cediendo ante la presión de las "instituciones oficiales”, líderes indígenas corruptos, amenazas como actitudes y comportamientos retrógrados y racistas, los cuales han tratado de deslegitimar nuestra voz, violando nuestros derechos.

Reafirmamos, la preocupación manifestada en la declaración de la ONU , que los Pueblos Indígenas han sufrido de injusticias históricas como resultado, Inter alía, de la colonización y del robo de sus tierras, territorios y recursos como el derecho a desarrollarse de acuerdo a sus propios intereses y necesidades y que los acuerdos firmados hace 25 años siguen afirmando aquellos injusticias históricas de indiferencia, aprovechando la coyuntura internacional de aquel momento e ignora el significado histórico del Pueblo Indígena de El Salvador;    

Reconocemos en la Declaración de la ONU, la urgente necesidad de respetar y promover los derechos inherentes de los pueblos indígenas que se derivan de su cosmovisión, política, economía y estructuras sociales y de su cultura, tradiciones espirituales, historia y filosofía, especialmente el derecho a sus tierras, territorios y recursos,

Retomar nuestra historia y nuestra verdad en nuestras manos, exigiendo para el 85 aniversario del genocidio de 1932, la creación de un oficina de OBUSMAN para conocer la Verdad sobre 1932, con el apoyo de notables indígenas, miembros de la sociedad civil salvadoreña y de la comunidad  internacional y,

Reforzar de esta manera nuestro compromiso por los derechos del pueblo originario indígena y el respeto por la memoria de nuestros antepasados, que viven en nosotros,

Seguir esforzándonos por crear nuevos y dignos líderes indígenas con un alto grado de integridad, ética ancestral e independencia para no ceder a las falsas promesas por el cielo, el desarrollo y al juego político,  

Hacer que se respete la voz indígena, la integridad de nuestros miembros, como nuestro nombres y respetar la organización originaria indígena, 

Exigimos (REVISAR Y CORREGIR) que en este como en los próximos periodos "electoreros" en El Salvador, no se jueguen, desde la clase política partidarista, con el dolor del pueblo indígena y se respete nuestra dignidad,

Exigimos, de igual manera, que el Estado salvadoreño pida perdón por el Genocidio de 1932 e inicie de inmediato un proceso de reparación de las familias victimas del etnocidio y por otro lado reconozca y ratifique el convenio 169 de la OIT, agilizando así las diferentes estrategias y programas para resarcir los  Derechos de los pueblos Originarios.

Manifestamos que seguiremos respaldando el trabajo del pueblo indígena en general y seguir en el futuro, conmemorando cada 22 de enero La Matanza de 1932, hasta que la verdad sea esclarecida.

POR LA MEMORIA, LA TIERRA Y LA VERDAD



Hoy: De-colonizadores de Conciencia cuenta con tu ayuda

De-colonizadores de Conciencia necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno de El Salvador: 25 AÑOS DE PAZ… Y 85 AÑOS DE INDIFERENCIA». Súmate a De-colonizadores de Conciencia y 900 persona que han firmado hoy.