Por el diálogo con el Movimiento San Isidro

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


Recientemente varios jóvenes cubanos, algunos integrantes del movimiento San Isidro, se han declarado en huelga de hambre como protesta por determinados hechos que consideran injustos. Dado que ha transcurrido varios días desde el inicio de la huelga, entendemos que algunos de ellos se encuentran débiles y que sus vidas podrían correr peligro. Nuestro objetivo no es realizar un análisis de los motivos que los han llevado a esta desesperada situación puesto que nuestra petición tiene un contenido exclusivamente humanitario, no político.

Mediante esta petición rogamos al Gobierno de Cuba, en especial al Presidente Miguel Díaz Canel, que abra una puerta al diálogo, para que así los jóvenes puedan paralizar el estado de huelga y salvar sus vidas. Se trata de jóvenes que antes de ser huelguistas son cubanos, y son humanos. No es propio de un pueblo como el nuestro dejarles morir en soledad sin haberles dado ni siquiera la oportunidad de ser escuchados. Esperamos del gobierno cubano una muestra de humanidad por encima de cualquier ideología política, y apelamos también a la sensibilidad de un pueblo que en cuestiones humanas debe permanecer unido. Abrir la puerta al diálogo no significa acceder finalmente a todas sus peticiones, significa tomar nota de lo que piden, valorar aquello que responda al libre ejercicio de sus derechos constitucionales, razonando el sí, y también el no. Significa, fundamentalmente, protegerles sea cual sea su ideología, y salvarles la vida.

Esta petición de diálogo que hacemos está firmada por jóvenes que, más allá de las rivalidades políticas, nos hemos unido porque queremos lo mejor para nuestro país y creemos en un futuro de unidad y paz.

No podemos olvidar la letra de una de las grandes canciones de Silvio Rodríguez, que nos recuerda:

Y hay que quemar el cielo

si es preciso, por vivir (…)

Por cualquier hombre del mundo

Por cualquier casa