Exigir a China el fin de la represión de los uigures.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Los uigures, población musulmana de la provincia china de Xingjian, llevan décadas sufriendo la represión como pueblo: hay más de un millón internados en los llamados campos de reeducación, centenares, si no miles, están desaparecidos, y la violencia militar y policial cotidiana contra los uigures es cotidiana. Los exiliados uigures. Temen por su vida y por la de sus familias que permanecen en China. Hay que levantar la voz contra el gobierno chino para que cese la represión étnica y religiosa contra el pueblo uigur (y también contra los kazakos y otras minorías de esa provincia). La represión es parecida a la que llevan sufriendo los tibetanos desde hace más de medio siglo. China trata de imponer la cultura Han en todo el país, sin respeto por las otras etnias y religiones.

Las relaciones  económicas y comerciales con China no pueden justificar ni amparar el silencio de los gobiernos democráticos y menos, de los ciudadanos europeos. La ausencia de todo Estado de Derecho en China está impidiendo incluso la información sobre lo que sucede en esa provincia, que ha adquirido proporciones descomunales y excede de casi todas las acciones contra minorías que proliferan por el planeta. Si no exigimos ahora el fin de la represión en Xinjiang, ¿cómo podríamos después reclamar el necesario respeto a los derechos humanos en muchos otros países?