Vivienda digna para quienes alquilan y tienen hipotecas ante el COVID-19 - Puerto Rico

Vivienda digna para quienes alquilan y tienen hipotecas ante el COVID-19 - Puerto Rico

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!
Al lograr 1,000 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.
Ayuda Legal Puerto Rico lanzó esta petición dirigida para Wanda Vázquez (Gobernadora)

Los desastres, sean huracanes, terremotos o pandemias, aumentan la urgencia de que el gobierno garantice el derecho a la vivienda digna. Como otras crisis, el COVID-19 deja con menos posibilidad a familias ya empobrecidas, mujeres, inmigrantes, envejecientes y otros. No hay salud posible sin techo seguro.

Exigimos moratorias en el pago de renta y moratorias justas para el pago de hipotecas ahora. Estos reclamos se complementan y se suman a muchos otros que garantizan techos para todas. Ante la pandemia, la amenaza de desahucios o lanzamientos limita las posibilidades de quedarse en casa y sobrevivir. Si que queremos superar esta crisis como País, frenemos toda acción que pueda dejar a las personas en la calle, ya sea a mano de instituciones financieras, privados o el gobierno mismo. Más aún, permitamos que las familias se recuperen del impacto económico, físico, emocional y social que representa esta crisis de salud. Eso solo es posible adoptando medidas claras hacia la #viviendadigna en medio de desastres. Exigimos

Establecer protecciones para las personas que alquilan.

Las personas que alquilan representan casi una tercera parte de la población. Es gente que, en muchos casos, no ha podido adquirir una casa porque las condiciones económicas se lo impiden. Ante  el COVID-19, existe un consenso de que la capacidad financiera de las familias se verá precarizada. La disminución en ingresos, los gastos en los que se incurre para abastecerse de alimentos y productos de higiene, el aumento en utilidades que vendrá tras la cuarentena y los posibles gastos médicos son agravantes.

El gobierno anunció moratorias en renta para las familias residentes de vivienda pública y de comunidades especiales. Estas son buenas noticias si esta moratoria se implementa de forma justa. Nada se anunciado que proteja a quienes alquilan a privados. Por eso, exigimos que

  1. Establecer una política pública que ordene la moratoria al pago de rentas privadas por 90 días tras el fin de la crisis.
  2. Establecer un programa de asistencia o subsidio para renta, aplicable a toda persona que viva en Puerto Rico y tenga un contrato de alquiler.
  3. Prohibir desahucios o lanzamientos por 90 días tras el fin de la crisis.
  4. Enmendar la ley que permite procesos sumarios - rápidos y con poca posibilidad de defenderse- de desahucio.
  5. Reconocer el derecho a la asignación de representación legal en casos de desahucios.

Moratorias justas para hipotecas

En su mensaje del 23 de marzo la gobernadora anunció una moratoria de 90 días en préstamos personales e hipotecarios. Hay mucha desinformación y testimonios de personas que se han comunicado con sus instituciones financieras y reportan lo siguiente: 1) el banco le ha requerido documentos que la persona no puede obtener; 2) les informaron que sólo podían solicitar la moratoria quienes han perdido la paga completa; 3) se les notificó que la moratoria no está garantizada  y que; 4) los bancos no tienen personal suficiente para atender el volumen de llamadas, entre otros.

Las peticiones que se están haciendo a la banca sobre moratorias justas tras desastres no son nuevas. Estas peticiones las presentamos tras los huracanes del 2017 y los recientes terremotos, gracias a los testimonios de personas que se acogieron a moratorias tras el huracán María con resultados contraproducentes y ante una gran desinformación. Por eso, exigimos:

  1. Publicar los acuerdos escritos con las instituciones financieras, el sector cooperativista y el gobierno para garantizar estas moratorias.
  2. Conceder moratorias justas a las personas deudoras. Una moratoria justa es aquella alternativa voluntaria e informada que toma en cuenta las crisis ocasionadas por un desastre, las circunstancias y necesidades específicas de la persona dueña del préstamo hipotecario. La duración de la moratoria deberá ajustarse a sus necesidades y deseos de las familias y ser razonable.
  3. Paralizar toda acción de ejecución de hipoteca, venta judicial y procedimientos de desahucios presentados contra personas afectadas por un desastre, sin necesidad de mandato legal expreso.
  4. Exigir que la banca no requiera la entrega de documentos innecesarios  para la aprobación de moratorias. Los documentos deben tener como único propósito constatar que la persona es dueña del préstamo y que se encuentra en un área geográfica impactada por la pandemia.
  5. Exigir que la banca haga disponibles los procesos de evaluación de las alternativas de mitigación de pérdidas que permitan la conservación del hogar de personas afectadas por un desastre.
  6. Exigir a la banca entregar a toda personas afectada por un desastre una lista e información de contacto de agencias y entidades que brinden servicios de apoyo financiero, psicosocial y legal durante emergencias.

Queda mucho por hacer la recuperación justa y la vivienda digna

Además de los derechos de quienes alquilan y de quienes tienen hipoteca, necesitamos políticas que atiendan el derecho al techo de las más de 200 personas que continúan durmiendo en campamentos tras los terremotos de enero del 2020, las decenas de miles de familia que hace dos años y medio viven bajo toldos porque no les ha llegado la asistencia a la que tienen derecho, así como de las miles de personas que viven en las calles asediadas por la pobreza y la violencia. Reclamar una política de habitabilidad ante la crisis es nuestro deber. Es obligación del gobierno implementarla.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!
Al lograr 1,000 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.