Seguridad para la localidad de Glew

Seguridad para la localidad de Glew

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 2,500!


Glew es una localidad del distrito de Almirante Brown, ubicado en la zona sur del Gran Buenos Aires. Posee una superficie de 15,63 kilómetros cuadrados, se encuentra dividido en los siguientes barrios: Kanmar, Almafuerte, Las Calandrias, Parque Roma, El Progreso, Gendarmería, Centro, Los Aromos, Villa París, Los Álamos, Ipona, Kotepa y la Reforma. Cuenta con una población que supera los sesenta mil habitantes (teniendo en cuenta los datos de referencia del último censo nacional realizado hace casi una década).

Sin embargo, en lo que refiere a materia seguridad solamente la localidad cuenta con 3 (tres) patrulleros lo que equivale a un patrullero cada 20 mil habitantes.

Los vecinos del barrio Almafuerte, en los últimos meses hemos sido víctimas en reiteradas oportunidades de robos, hurtos y entraderas, tanto en locales comerciales como en domicilios particulares. La violencia con el correr del tiempo se fue incrementando, consecuencia de esto varios vecinos resultaron heridos, también hubo un hecho confuso en el cual un hombre fue asesinado.

Si bien contamos con alarmas en el barrio, las cuales fueron adquiridas por los propios vecinos, las mismas no resultan suficientes para que los hechos delictivos disminuyan ya que al llamar al 911 muchas veces no trasmiten el pedido de móviles para que se acerquen al lugar. Además, el barrio limita con el distrito de presidente Perón, por cual los delincuentes rápidamente se trasladan de un distrito a otro lo que dificulta su aprehensión debido al cambio de jurisdicción.

Por lo expuesto, solicitamos al gobernador de la Provincia de Buenos Aires, señor Axel Kicillof y a su Ministro de Seguridad, el señor Sergio Berni dos patrulleros para la localidad de Glew y que se arbitren las medidas necesarias con suma urgencia para poder garantizar el derecho a la seguridad de los vecinos del barrio Almafuerte de la localidad de Glew ya que se encuentra vulnerado, poniendo en riesgo la integridad física y psicológica de sus habitantes.