LAS LÁGRIMAS DE MI MADRE

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


He apoyado peticiones a través de este medio.

La que yo inicio hoy quizá no sea muy importante en comparación con otros grandes problemas e injusticias que vemos a diario.

Lo hago porque alguien hizo llorar a mi madre. Y todavía me duelen esas LÁGRIMAS.

Mi madre, de 80 años, sufre de melanoma. Ya la han operado ocho veces. Siempre fue bien. Las intervenciones fueron en el Hospital Clínico de Valladolid. Sin embargo en esta última operación la derivaron al Hospital de León.

Debían realizarla un tipo de cirugía denominada de Mohs.

Solicitamos una ambulancia para el traslado pues mi madre tiene una movilidad muy reducida por una lumbociatica que apenas le permite andar unos metros con la ayuda de un bastón. También tiene un ojo con un 20% de visión, hipertensión, hígado graso...entre otros achaques.

Fuimos a consulta a León y vinimos sin problema.

Volvimos por segunda vez para llevar las pruebas de preoperatorio que nos pedían y volvimos sin problema.

La tercera vez íbamos para que la operaran.

Solicité la ambulancia como las otras veces,a la Gerencia de Salud de Valladolid.

Sin problema. Aún así les advertí que esta vez no volvería en el día pues ingresaría un domingo y la intervención sería el lunes. Me dijeron que no había ningún problema, que cuando le dieran el alta, el Hospital de León sólo debía enviarles un fax solicitando una ambulancia y la mandaría. Que ya lo habían hecho así en otras ocasiones.

Pues no fue eso lo que ocurrió. El que firma como Dr., 5643-I, no quiso poner en el informe de alta la solicitud de ambulancia.

Traté de solucionarlo.Hable con más de 15 personas en el Hospital: enfermeras, información, admisión, admisión de urgencias, médicos internos, atención al paciente, dirección del hospital (en realidad con está última habló la persona que me atendió en atención al paciente)...

Pero no conseguí hablar con ese señor 5643-I. Le llamo señor porque un doctor en medicina es alguien que cura, que sana a las personas. No alguien que sume en un estado de nervios y hace llorar a un paciente.

Cuando entré en la habitación después de todos mis intentos de hablar con este señor, sin cuya firma no había ambulancia, encuentro a mi madre llorando y en estado de nervios, junto a su bolsa para irse a casa.

Este sr. 5643-I, dijo que el no tenía nada que hablar conmigo y que el no iba a firmar la petición de ambulancia pues esa señora-mi madre- podía viajar perfectamente en coche.

¿En que coche?. Fuimos en ambulancia porque se me garantizó la vuelta en ambulancia. Si no habría ido en mi vehículo particular.

En la Gerencia de Salud me dicen que no ha pasado eso nunca, ni con ese, ni con ningún otro hospital.

Debía llevar a mi madre a casa y volvimos en taxi. Eso supuso 205€ . Mi madre cobra una pensión de viudedad...

He reclamado en el Hospital de León y en la Gerencia de Salud de Valladolid, donde me reconocen que ellos me garantizaron la vuelta en ambulancia.

Eso nunca ha pasado, dicen. Ahora ya si.

Claro que quiero recuperar ese dinero. Pero, ¿quien le hará pagar las lágrimas de mi madre al sr. 5643-I? 

Nadie. Aunque alguien se atreviera a hacérselo ver no tendría dinero suficiente para pagar LAS LÁGRIMAS DE MI MADRE.

 



Hoy: Jose Luis cuenta con tu ayuda

Jose Luis Sanz Gómez necesita tu ayuda con esta petición «Gerencia de Salud de las áreas de Valladolid y Complejo Asistencial Universitario de León: LAS LÁGRIMAS DE MI MADRE». Únete a Jose Luis y 2.617 personas que ya han firmado.