Que el agua vuelva a ser de Chile!

Es un crimen como se adjudicaron y repartieron los derechos del agua. Que sea legal solo habla de lo corrupta que es la clase política en este país. Los empresarios del agua son ecosidas y además de destruir nuestra valiosa y especial naturaleza rompen los tejidos sociales de las comunidades que secan. Violando sus derechos humanos con la complacencia del estado. Concertación; manga de traidores. Exportan el agua de su pueblo como si su sed no importara. Exportan la tierra y el agua en forma de palta, sin pudor y vendiéndola carísima en el territorio nacional más encima, sin vergüenzas ecosidas. Esta injusticia me llena de rabia y pena.

Paloma Camus López, Santiago, Chile
2 months ago
Shared on Facebook
Tweet