Respeto a las personas en los centros públicos, concertados y privados

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


En ocasiones el personal contratado, participante o de voluntariado de centros de menores (en los que están niños marroquíes o de otro país africano), centros específicos de cuidado y educación de personas con alguna peculiaridad como tener síndrome de Down, autismo o cualquier otra.
La razón es que estas personas con una mayor vulnerabilidad son  en algunos casos vejadas, ofendidas, denigradas, maltratadas; en la mayoría por miedo, desconocimiento legal, o por cualquier otro motivo hacen que sean incapaces de hacer público y denunciar esta situación ( donde se atribuyen seudónimos / se realizan grabaciones de vídeo o fotográficas sin consentimiento)

Existen, como expresé en el inicio, voluntariado, cuidadoras y cuidadores, o trabajadores que atentan contra el derecho art.17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, o de art.11 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.además del Incumplimiento del art.18 de la Constitución Española respecto al derecho al honor, intimidad personal y a la propia imagen.

Y por supuesto, que sus familiares vigilen en manos de quienes está el cuidado y educación de su consanguíneos, ya que en muchos casos la confianza depositada en la institución se ve dañada.



Hoy: Carlos cuenta con tu ayuda

Carlos Guirado necesita tu ayuda con esta petición «Funcionarios: Respeto a las personas en los centros públicos, concertados y privados». Únete a Carlos y 28 personas que ya han firmado.