Petition Closed
2,134
Supporters

Los ciudadanos de México EXIGIMOS que Rosario Robles Berlanga sea removida de su cargo al frente de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL).

Cabe mencionar que la Secretaria de Desarrollo Social es una de las dependencias del gobierno federal que maneja uno de los presupuestos más grandes del país. La
obra social de SEDESOL anunciada por Peña Nieto se estima en $30 mil millones de pesos y al frente de esa dependencia está Rosario Robles Berlanga.

Rosario Robles está incapacitada moralmente para el cargo: ha tenido una trayectoria fuertemente marcada por la ambición, la avaricia y el tráfico de influencias dada su inclinación a beneficiar a familiares, amigos y empresas en cada cargo público que ha ostentado en todos los niveles de gobierno.

Es costumbre suya enriquecerse al amparo de los cargos públicos, no debe olvidarse que Rosario Robles amasó una fortuna gracias a las grandes cantidades de dinero del empresario argentino Carlos Ahumada al que favoreció con contratos y licitaciones desde el gobierno del DF. Además de beneficiarse personalmente, participó en actos de corrupción y tráfico de influencias al lado de otros como Ramón Sosamontes y Carlos Imaz, por citar un par de ejemplos.

Rosario Robles es sinónimo de hipocresía, irregularidades administrativas, nepotismo, influyentismo o tráfico de influencias, encubrimiento, mapachismo, espionaje, abuso de confianza, entre muchas otras otras fechorías reprobables no solo desde el punto de vista moral, también legal.

Aprovechó sus redes de corrupción y relaciones con empresarios para apoyar la campaña de Peña bajo la máscara de la agrupación Mujeres Comprometidas con la Paz y entregó información privilegiada al círculo de Videgaray y Peña, además de otros servicios al PRI.

Rosario Robles es una vergüenza para la izquierda del país, y para la política mexicana en la que se premian las traiciones a los ideales y la pasión desmedida por el dinero sucio al amparo de cargos públicos.

Alguien de esa calidad moral tan baja no puede estar al frente de una dependencia fundamental para el país. Mentira tras mentira, niega que su fortuna sea ilegal, cuando es a todas luces obvio cómo la amasó.

Ahora se revela que en el mediocre proyecto de la "Cruzada por el Hambre", ha beneficiado a empresas como Nestlé y Pepsico, en un irresponsable y cínico intento por combatir a los hambrientos, al parecer matando a los pobres de obesidad, diabetes y otras enfermedades crónico-degenerativas relacionadas con el consumo de alimentos chatarra. Por cierto, su hermana trabajando directamente para Pepsico a través de la agencia Guerra Castellanos y Asociados, donde es socia y asesora de otras empresas de reprochable moral como Monsanto y Monex, también implicadas en casos de corrupción con el gobierno mexicano.

Robles ha dicho "que se aplique la ley a corruptos" y es momento de que su sentencia le sea aplicada a ella.

Es imposible listar aquí todos los actos de corrupción de los que se le ha acusado, para mayor detalle bastará hacer una investigación hemerográfica o por internet) ejemplificamos sobre su trayectoria como "servidora pública" con lo siguiente.

Fue parte del grupo de fundadores del PRD (1989) donde lucro desde varios cargos como consejera nacional; secretaria de Movimientos Sociales del CEN; secretaria de Organización, etc.

En 1999 rindió protesta como Jefa de Gobierno ante el pleno de la ALDF, en sustitución de Cuauhtémoc Cárdenas, son bien sabidos varios casos de tráfico de influencias.

Entre 2002 y 2003 fungió como presidenta nacional del PRD, tras lo cuál fue acusada de endeudar al partido, del que en 2004, tuvo que renunciar a raíz de su relación con Carlos Ahumada revelada al público en el videoescándalo de René Bejarano, identificado como uno de sus allegados y socios.

Al escándalo de Bejarano siguieron otros videos en donde aparecían otros connotados miembros del PRD en el DF, como Ramón Sosamontes y Carlos Imaz, en los días siguientes todos ellos señalaron a Rosario Robles como la persona que les había presentado a Ahumada y les había sugerido aceptar su ayuda y luego favorecerlo desde el gobierno, además se estableció que Robles y Ahumada tenían una relación sentimental de la que el aprovechaba para conseguir favores del gobierno a sus empresas de construcción. Todas las versiones situaban en el centro del escándalo a Rosario Robles por los actos de corrupción con Carlos Ahumada y los funcionarios del gobierno del DF, ante el embate de las críticas se vio obligada a renunciar como miembro activo del PRD en 2004 (adelantándose a una anunciada expulsión) y se alejó un tiempo de los reflectores, pero tras bambalinas empezó a operar campañas para el PRI, especialmente de mujeres, por ejemplo las de las candidatas a gobernador en Puebla y Yucatán.

Letter to
Presidente de México Enrique Peña Nieto
ROSARIO ROBLES NO TIENE AUTORIDAD MORAL PARA ESTAR AL FRENTE DE LA SEDESOL