Transición energética justa y razonable en Baleares.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


El cumplimiento de los compromisos medioambientales de las Conferencias de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el acuerdo de París no tienen porqué obligar a una transición precipitada que ponga en riesgo el suministro eléctrico de las Islas Baleares y en peligro los puestos de trabajo de 800 personas.

El objeto de esta petición es conscienciar a los representantes políticos de Baleares de la necesidad de estudiar en profundidad las implicaciones que una transición precipitada puede acarrear en la garantía de suministro eléctrico de las islas a corto plazo si se tomar decisiones incorrectas.

Se deben conocer y valorar las peculiaridades y vulnerabilidades del sistema eléctrico insular Balear antes de tomar la decisión de prescindir de una central eléctrica en el territorio balear.

1) La central de Es Murterar suministra a día de hoy, el 54% de la energía eléctrica del sistema eléctrico balear.

2) La central de Es Murterar cumple rigurosamente la normativa medioambiental española y europea y a día de hoy no ha sido objeto de ningún tipo de sanción por incumplimientos medioambientales.

3) La central de Es Murterar dispone de una reserva energética para más de un mes en caso de cualquier contingencia, esto supone poder garantizar el suministro eléctrico en las islas a pesar de condiciones meteorológicas adversas en el mediterráneo (v.gr. tornados, mala mar, etc...) y otras contingencias socioeconómicas (v.gr. huelgas, etc..). Esta posibilidad no existe para el resto de fuentes de energía de las islas, ya que no hay almacenamiento de gas natural ni gasoil que permita garantizar el suministro de electricidad.

4) Debido a la distribución geográfica de los centros de generación en Mallorca,el prescindir de la central de Es Murterar supondría poner en riesgo el suministro eléctrico en todos los municipios del norte y levante de la isla, dado que el resto de generación eléctrica procede del poniente y sur de la isla (cable peninsular incluído).

5) El coste de la generación eléctrica en la central de Es Murterar es un 70% de los costes de generación con ciclos combinados a gas natural.

6) Las fuentes renovables en las islas baleares aportan tal solo un 5% de la energía requerida. Esto se debe a que las energías renovables instaladas y por instalar (fotovoltaica, principalmente) son del tipo no gestionable, esto quiere decir que no se controlan y no se pueden tener siempre que se requieren sino cuando están disponibles (días soleados y despejados); esto hace que 1MW potencia renovable fotovoltaica instalada no sea equiparable ni pueda sustituir a 1MW térmico. Esto significa que los 600MW renovables que se tienen previstos no pueden sustituir a los 530MW térmicos de Es Murterar.

7) El almacenamiento de energía eléctrica a día de hoy tiene un coste muy elevado y unas presatciones muy limitadas; la teconología pionera en este campo a día de hoy solo permite almacenar 100MWh y suministrarlos durante una hora (proyecto desarrollado por Tesla en Australia), estos 100MW no suponen ni un 10% de la potencia requerida en Baleares (puntas de 1.200MW en verano).

8) El cierre de la central de Es Murterar supondrá un drama social debido a la pérdida de cerca de 800 puestos de trabajo de calidad (directos e indirectos) y que dificilmente se podrán recuperar. 

Por todas estas razones instamos a nuestros representantes políticos a replantearse las decisiones que a día de hoy quieren llevar a cabo en pro del cumplimiento de los acuerdos de París suscritos por el gobierno de España.

Queremos recalcar nuestro compromiso para con el medioambiente y su protección, pero creemos que una transición precipitada no beneficia a nadie y menos cuando no es obligada. Creemeos en una transición energética ordenada y planificada que nos lleve a cumplir los objetivos acordados, pero en ningún caso a costa de la garantía del suministro ni de la pérdida de empleos.

Pedimo que apoyes esta iniciativa para que nuestros representantes políticos reconsideren su decisiones basadas en criterios políticos o electoralistas y pedirles que recurran a técnicos especializados en la materia para asegurar que las decisiones son las correctas.

TRANSICIÓN A ENERGÍAS RENOVABLES SÍ, PERO CON CRITERIOS TÉCNICOS.