Petición cerrada

Formalizar las maritoñis como patrimonio de la UNESCO

Esta petición ha conseguido 22 firmas


Maritoñi, es el dulce granadino que alimentó a varias generaciones tras la postguerra y que tiene muchas historias, empezando por su propio nombre, que fue concebido por Raimundo Pérez, su fundador, que decidió darle al producto el nombre de su hija Maria Antonia, o como todos la llamaban, Maritoñi.

Corrían los años cuarenta cuando Raimundo, huérfano, entraba a trabajar como aprendiz en una pastelería de la calle Santa Lucía de Granada y a los pocos años, se hace con el obrador tras decidir el dueño que no quería seguir con la empresa. Raimundo era el más joven, pero se entrampa, se queda con la pastelería y se convierte en toda una referencia en Granada capital y en sus alrededores.

 Dado su origen e importancia a nivel social e histórico es necesario que esta joya deliciosa granadina sea obsequiada con la catalogación que le corresponde.



Hoy: Luis Álvaro cuenta con tu ayuda

Luis Álvaro Rodriguez Casado necesita tu ayuda con esta petición «Formalizar las maritoñis como patrimonio de la UNESCO». Únete a Luis Álvaro y 21 personas que ya han firmado.