Firma por la libertad de Paola Pabón, Virgilio Hernández y Christian González.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Paola Pabón, abogada y prefecta de la región ecuatoriana de Pichincha, que estuvo 72 días en prisión preventiva, manifestó que su caso es un claro ejemplo de la persecución judicial existente en el país. Pabón fue acusada de “rebelión” junto al exasambleísta Virgilio Hernández y el dirigente Christian González, todos integrantes del partido de Rafael Correa, Revolución Ciudadana (RC). Según el fiscal del caso, Alberto Santillán, habrían fomentado actos de violencia durante el estallido social de octubre del año pasado. El jueves, el juez que tiene a su cargo la causa resolvió elevarla a juicio. Pabón también enfrenta una causa por tráfico de influencias y otra por peculado. La gobernadora denunció que la Justicia ecuatoriana actúa como un brazo operador del presidente Lenín Moreno.

La noche del 14 de octubre quedó grabada a fuego para la prefecta. Mientras en las calles los sectores populares llevaban a cabo un levantamiento histórico, la policía entraba en su casa tirando abajo la puerta. Fueron hasta su habitación y le notificaron que sería detenida. En paralelo lo mismo vivía González y otros militantes del correísmo. Una semana antes, con el país en llamas tras el aumento en los combustibles decretado por el gobierno, el presidente le ponía nombre y apellido a la rebelión. Moreno aseguró que Correa, Pabón y Hernández, estaban detrás de un intento de golpe de Estado. También dijo que el líder chavista Nicolás Maduro participaba en la maniobra.

Conoce más en: www.casorebelion.com