Firma para que la Junta de Andalucía realmente ampare a los niños y niñas que tutela

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


En el mes de noviembre inicié una recogida de firmas para instar al anterior gobierno andaluz a que mejorara la situación de los niños y niñas institucionalizados, víctimas de maltrato, abuso o abandono por parte de sus padres y madres. Confío en que ahora el nuevo gobierno sí se haga cargo de los menores separados de sus familias biológicas y procure el acogimiento familiar para la mayoría de estos 2.500 niños tutelados por la Administración.

La normativa actual y los expertos en infancia reconocen que para el adecuado desarrollo emocional infantil es necesario crecer en familia, sin embargo, en 2017 en Andalucía aumentó un 11,9% el número de menores en acogimiento residencial y disminuyó un 12% en acogimiento familiar.

Firma para que el nuevo gobierno andaluz se comprometa a proteger adecuadamente a los niños y niñas que tutela; para que ellos dejen de sufrir las consecuencias de un sistema de protección de menores precario y disfuncional, con falta de recursos, mala gestión y praxis, que no apoya ni es capaz de crear una red de familias acogedoras que puedan cuidarlos tal y como la ley contempla, firma para que se garantice una atención digna a nuestros niños más vulnerables.

 

Petición de noviembre:

Nací en Sevilla, en una familia desestructurada. Mis padres no supieron cuidarme ni atenderme y por este motivo tuve que vivir durante 14 años en un centro de acogida. Crecí careciendo del afecto y la seguridad que solo una familia podía proporcionarme y tuve que luchar mucho para salir adelante.  Lamentablemente, hoy en Andalucía unos 2.500 menores siguen sufriendo lo que yo viví.

 Los niños y niñas que han tenido que ser separados de progenitores negligentes o maltratadores, deben ser, según la ley, acogidos preferentemente en familia, y el centro de protección ha de ser su última opción. Sin embargo, la mitad de los niños desamparados y tutelados por la Junta de Andalucía, están institucionalizados, sin haber cumplido 700 de ellos los 11 años. ¡Es terrible! Todavía hay niños muy pequeños y bebés en centros porque no hay suficientes familias acogedoras que puedan cuidarlos. Así, la Administración desobedece la legislación y las advertencias de los expertos en infancia que alertan de lo nocivo que es para el desarrollo emocional infantil crecer sin familia. Es vergonzoso que la falta de recursos suficientes y estables para promover el acogimiento familiar en Andalucía permita que haya tantos niños en los centros cuando, además, es mucho más elevado el coste de una plaza en un centro (casi el triple) que la prestación económica que se concede a algunas familias acogedoras. 

 Firma para que la Junta de Andalucía se comprometa a proteger adecuadamente a los niños y niñas que tutela; para que ellos dejen de sufrir las consecuencias de un sistema de protección de menores precario y disfuncional, con falta de recursos, mala gestión y praxis, que no apoya ni es capaz de crear una red de familias que puedan cuidarlos tal y como la ley contempla, firma para que se garantice una atención digna a nuestros niños más vulnerables.