Decision Maker Response

Patricia Bullrich’s response

Apr 30, 2020 — Hola,
Voy a empezar citando el título de la petición como una manifestación de lo que pienso y deseo: NO A LA SALIDA DE PRESOS.
Esta negativa lejos está de vulnerar sus derechos y de no atender, por ejemplo, a quienes tienen una carpeta médica con indicación hospitalaria para hacerse diálisis o lo que fuere.
Rechazo enérgicamente la salida de los presos con condena porque detrás de este fenómeno está la mano de Cristina Kirchner, avalada por el Presidente Fernández, que utiliza la pandemia para llevar adelante un plan de impunidad sostenido en el manual del ex juez Zaffaroni.
Y lo digo de manera clara, porque si hubiera una preocupación real por la salud de los convictos, se podrían utilizar y acondicionar destacamentos y regimientos, o bien utilizar fábricas que hoy se encuentran frenadas, y hasta montar hospitales de emergencia en terrenos aledaños a los servicios penitenciarios para atender la emergencia.
Acá hicieron la fácil, aprovecharon el contexto de desborde y quisieron generar una liberación a mansalva, amparándose en que es la Justicia quien libera a los presos. Déjenme decirles que si el Poder Ejecutivo es enérgico en su pedido, y busca garantizar el bienestar de la sociedad extremando las medidas de cuidado y aislamiento de los presos, tal como lo expuse en el párrafo anterior, no es necesaria la intervención de la Justicia.
Pretendían que los reclusos se quedaran tranquilos en sus celdas, mientras veían como el secretario de Derechos Humanos pedía la liberación de Jaime? No, claro que no. Buscaban que no exigieran salir al enterarse por TV que Boudou salía de prisión sin una carpeta médica que lo respaldara?
Originaron una demanda que empezó a construirse desde la impunidad, y que hoy ya muestra sus consecuencias: presos que salen y vuelven a delinquir. Otros que se van a sus casas como en Marcos Paz, pero sin un domicilio fijado, y muchos otros que seguramente vuelvan a cometer delitos, caminando libremente por los barrios mientras la sociedad los ve pasar encerrada en sus hogares.
Mientras fui ministra de Seguridad encarcelamos a miles de narcotraficantes, violadores, abusadores, corruptos, y las fuerzas de Seguridad se desempeñaron con enorme valentía. Imagino sus caras mientras ven cómo esos delincuentes hoy vuelven a los barrios impunemente. A sembrar miedo donde había regresado la esperanza.
Yo me encontraré siempre en el mismo lugar: defendiendo a las víctimas, a sus familiares, y luchando para que los delincuentes cumplan sus condenas tras las rejas.
Muchas gracias.