Petition Closed
Petitioning Instituto Nacional de Consumo
This petition will be delivered to:
Instituto Nacional de Consumo

FIN AL "FINNING"

El "Finning" es una práctica que se realiza por pescadores en casi todos los mares contra los tiburones. Se les cortan las aletas y se les devuelve al mar, la mayoría de las veces aún vivos, donde mueren por asfixia, al no poder nadar o devorados por otros animales. ¿y por qué hacen esto? Pues porque la sopa de aleta de tiburón es una exquisitez en los paises asiáticos, sobre todo en la próspera China, donde un plato de sopa puede llegar a los 120 euros. La alta demanda está llevando a los comerciantes de aletas a pedir toneladas de este producto tan apreciado. ¿Y qué supone esto? Pues supone que la mayoría de especies de tiburón están desapareciendo debido a la altísima sobreexplotacion pesquera. La muy buena noticia que hemos sabido es que el Parlamento Europeo está pendiete de aprobar una ley definitiva contra esta práctica por parte de barcos pesqueros de Europa. Sin embargo, aunque teoricamente va a estar prohibido, la práctica y el consumo siguen ahi...

Hago esta petición a los consumidores de comida asiática para que no pidan "Sopa de Aleta de Tiburón" cuando vayan a restaurantes asiáticos. Además de saber que proceden de un animal al que se le ha masacrado, el alto contenido en mercurio de la carne de tiburón puede llegar a ser nocivo para la salud, por lo que los consumidores deben ser conocedores de esto y no permanecer en la ignorancia de lo que comen, sin saber de dónde procede ni su valor o no nutricional.


Letter to
Instituto Nacional de Consumo
Pido que se le informe a los ciudadanos que no consuman Sopa de Aleta de Tiburón, ni productos derivados de su carne pues no sólo estamos llevando a los tiburones a la extinción por la sobreexplotación pesquera sino que su carne tiene un alto contenido en mercurio y puede ser nociva para la salud de quien la consume. Solo terminando con su consumo por parte de los ciudadanos conseguiremos acabar con una práctica cruel y sin sentido hacia animales que son indispensables para mantener el equilibrio en la cadena trófica de los océanos.