Petición cerrada

No queremos una calle para Ana Oramas

Esta petición ha conseguido 582 firmas


Esta iniciativa surge como respuesta a la decisión unilateral del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de La Laguna de rendir honores a una exalcaldesa rotulando con su nombre la actual Carretera General La Cuesta-Taco, tal y como recoge el orden del día del Pleno de 11 de diciembre de 2014. 

Quienes firmamos esta petición consideramos que no existen motivos suficientes ni se dan las condiciones necesarias para proceder a semejante recompensa. No olvidamos que, una de sus primeras decisiones cuando llegó a la Alcaldía, fue subirse el sueldo. Tampoco la nefasta gestión del patrimonio histórico y cultural de nuestra ciudad, ni la situación actual de la Cooperativa de Tejina -que no es consecuencia exclusiva de la crisis-, así como su preferencia por abandonar La Laguna para irse al Congreso sin que hubiera concluido el mandato para el que fue elegida, traicionando de esa manera a sus votantes. Además, todo lo que hizo fue posible gracias a que nosotros lo costeamos. También nos dejó un ayuntamiento endeudado y no atendió pagos que actualmente estamos satisfaciendo a través de una mayor presión fiscal y que podemos demostrar con datos. Tanto es así, que en época de crisis y con las dificultades que está pasando la población, la recaudación del Ayuntamiento lejos de disminuir ha aumentado. Asimismo, la figura de Ana Oramas, por muy diputada que sea, no es lo suficientemente relevante en el municipio como para merecer una calle y menos aún se puede premiar a alguien sobre la que sobrevuela, por segunda vez, la palabra imputación.

Los políticos solo hacen su trabajo, están para servir y no para servirse. Por ello, y dado que actualmente hablamos de regeneración política y de acabar con los privilegios de la clase política, los detentores de un poder público no deben ser alabados con dichos honores ni actuar como los aristócratas del Antiguo Régimen. Tampoco podemos premiar las prácticas caciquiles que se han llevado a cabo y que consisten en discriminar la igualdad de oportunidades para reemplazarla por el trato diferenciado e interesado hacia militantes y simpatizantes de su partido. Asimismo, consideramos que existen muchísimos laguneros que hacen su trabajo y, probablemente, hayan hecho cosas mucho más laboriosas, hayan sido más solidarios, más honestos y un largo etc. Sin embargo, no tienen calle.

Finalmente, existen alcaldes que todavía no cuentan con un reconocimiento público a su labor (por ejemplo Alonso Suárez Melián) y que vivieron también en un sistema democrático, no monárquico, pero democrático al fin y al cabo. Por todo lo anteriormente expuesto y considerando que su salario y futuro retiro son ya suficiente premio y distinción, solicitamos la paralización del expediente.  ¡¡¡No queremos una calle a nombre de Ana Oramas!!!



Hoy: En cuenta con tu ayuda

En Aguere necesita tu ayuda con esta petición «Fernando Clavijo Batlle: No queremos una calle para Ana Oramas». Únete a En y 581 personas que ya han firmado.