No más corrupción en el Ministerio de Educación Nacional de Colombia

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 200!


El Ministerio de Educación Nacional -M.E.N- es el ente encargado de velar por la educación en Colombia y según Yaneth Giha el que más alto presupuesto maneja en el país; sin embargo, en el último tiempo se han presentado serias irregularidades con la contratación, ejecución de los convenios y designación de los presupuestos nacionales. Tal es el caso del programa de alimentación escolar PAE, foco de escándalos mediáticos por el descarado robo de recursos. http://www.semana.com/educacion/articulo/corrupcion-en-el-programa-de-alimentacion-escolar-del-ministerio-de-educacion/468169

A lo anterior se suma la vinculación de asesores en las oficinas del Ministerio, quienes carecen de la formación académica, pedagógica y de la experiencia profesional para las áreas contratadas, pero quienes a su vez devengan salarios superiores a los $6.800.000 mensuales por revisar, supervisar, asesorar y hacer las labores de intervención de procesos que no conocen. Ver informe de Procuraduría: http://www.universidad.edu.co/images/cmlopera/descargables/pgn_men.pdf

Esto causa indignación si se tiene en cuenta la tabla salarial docente y las condiciones de contratación, muchas hechas bajo la modalidad de Orden de prestación de servicios, en contratos realizados por 11 meses, donde los maestros deben cubrir los servicios de salud, pensiones y ARS. http://www.lanacion.com.co/index.php/actualidad-lanacion/item/265110-asi-quedaron-los-sueldos-de-los-maestros-por-el-aumento-salarial

En cuanto a la formación de docentes,  ejecución de programas nacionales y adaptación de materiales escolares hay un serio favorecimiento por parte del Ministerio hacía asociaciones de carácter privado, colegios y universidades, cuyos materiales y trabajo no son acordes con las exigencias de los lineamientos nacionales de educación, ni con la naturaleza de las áreas de conocimiento que se trabajan, tal es el caso de los manuales de lectura y composición en Español, creados por el colegio los Nogales y promocionados por la Asociación Alianza Educativa, quienes se hacen acreedores a estos contratos, gracias a la ley 1150 de 2007. Por otro lado, estas mismas instituciones educativas manejan colegios públicos bajo el modelo de concesión, lo cual contribuye paulatinamente a la privatización de la educación.  Este es uno de los múltiples ejemplos que se pueden evidenciar en el sistema de contratación del MEN. https://de.scribd.com/document/350920046/DENUNCIA-PROCURADURIA-MEN-ALIANZA-EDUCATIVA

https://issuu.com/santabernardita/docs/nogales_4_fusionado_

Igualmente, llama la atención la contratación de estrategias foráneas para la educación colombiana, tal y como lo demuestran los contratos para la enseñanza de matemáticas según la estrategia Singapur (Contrato 459 de 2016 M.E.N y Sociedad de desarrollo tecnológico de laUniversidad Santiago de Chile Ltda), sin haber hecho un sondeo previo de la situación real de los colegios y establecimientos educativos.  En este sentido se encuentran también la aplicación de evaluaciones basadas en el “Marco para la buena enseñanza de Charlotte Danielson” (http://aprende.colombiaaprende.edu.co/ckfinder/userfiles/files/AE3TAx2_Marco%20para%20la%20Ense%C3%B1anza.pdf así como la aplicación del modelo evaluativo “Aprendamos 2 a 5” http://aprendamos2a5.edu.co/  Todos estos programas no contribuyen al mejoramiento de la educación en el país, por cuanto no hay un estudio serio sobre las condiciones sociales que afectan a la gran mayoría de la población, pero sí contribuyen al favorecimiento de contratos millonarios bajo el lema de calidad educativa. Por otro lado, todos estos modelos evaluativos y de aplicación, no cuentan con una continuidad, ni con un seguimiento y los materiales muchas veces no llegan a todas las zonas, ya que las Secretarías de Educación destinan estos dineros a otras áreas.

Por otro lado, la educación misional que se da por contratos con la Conferencia Episcopal se ha convertido, en algunos departamentos, en objeto de corrupción, ya que son las Curias quienes debes administrar los salarios de los docentes, presentándose casos en los cuales se paga el contrato hacía el final del año.  Para subsistir los docentes deben acudir a préstamos irregulares, hacer prórrogas en los arriendos y alimentación, entre otros, ya que los dineros que llegan se mantienen en una cuenta bancaria en donde genera rendimientos financieros a costa de la precariedad de los docentes. Por esta razón, no se garantiza la continuidad de los docentes, ya que muchos de ellos renuncian y las escuelas se quedan sin clases por prolongados períodos.

Es lamentable que los recursos destinados a la educación se malbaraten en actos como los expuestos anteriormente, en donde se benefician solo unos cuantas personas y entidades privadas, dejando de lado el bienestar del pueblo colombiano. Contratos millonarios que deben dar resultados gracias a la explotación de los docentes, quienes deben recurrir a estrategias adicionales, ya que la formación y material suministrados son deficientes.  Los maestros hacen paro nacional para pedir por sus derechos y por una mejor educación y el gobierno no atiende a los llamados, pero sí blinda el sistema de contratación del Ministerio.  Los Docentes deben reponer horas de trabajo y no cuentan con las garantías necesarias por parte del Estado, ya que muchos son violentados en las marchas pacíficas y otros han sido asesinados selectivamente. https://de.scribd.com/document/350920888/Pronunciamiento-FECODE

https://www.youtube.com/watch?v=2kjaV8SBAdY

Finalmente, si queremos que Colombia llegue a ser la “más educada” debemos propender porque la educación esté en manos de las personas que han estudiado y trabajado para ello y no en manos de tecnócratas que miden el quehacer docente y educativo a través de estadísticas en donde se favorecen los resultados para perpetuar las contrataciones amañadas. Debemos sentarnos a pensar en el futuro de la educación desde las aulas de clase y las facultades de educación, entender las condiciones sociales del país y la violencia que ha azotado sobre todo a las áreas rurales para establecer modelos propios, acordes con tales necesidades.  Colombia cuenta con profesores aptos académicamente para hacer investigación de aula y para pensar el futuro del país y por tanto las instituciones privadas no deben seguir lucrándose del erario público para vender materiales y programas mal diseñados. El Ministerio de Educación debe respetar los recursos que se asignan para la educación, dejar que darle privilegios al sector privado en las decisiones de lo público. El maestro debe dignificar su profesión, hacer respetar sus derechos y no hacerle el juego a la corrupción que se presenta en el país y el pueblo colombiano, en general, debe dejar de venerar lo privado, pues la educación es un derecho de todos y no un privilegio de unos cuantos. Sólo así podremos cambiar el devenir del país.

Por lo anteriormente expuesto le solicitamos a la Procuraduría General de la Nación, a la Fiscalía General de la Nación y a la Contraloría se inicie el debido proceso de revisión, investigación, auditoria e interventoría en el M.E.N y que se apliquen las sanciones pertinentes por el mal manejo de contratos y de recursos públicos, así como los correctivos necesarios para mejorar el proceso educativo del país.

 



Hoy: Educa Libre cuenta con tu ayuda

Educa Libre Colombia necesita tu ayuda con esta petición «Federación : No más corrupción en el Ministerio de Educación Nacional de Colombia». Súmate a Educa Libre y 161 persona que han firmado hoy.