Basta de absurdos algoritmos en Facebook que nos vuelven locos con las publicaciones

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


Cuando Facebook llegó a nuestras vidas, nos enamoró. El funcionamiento era simple: añadías amigos, seguías páginas que te interesaban, ellos publicaban cosas, tú las veías ordenadas cronológicamente... de vez en cuando te aparecía publicidad de páginas o de perfiles que no seguías y tú decidías si le hacías caso o no. Cuando seguías demasiadas páginas o las publicaciones de algún amigo pesado, te petaban el muro, le dabas al botón de "dejar de seguir estas publicaciones" y listo. Todo era fácil, todo era intuitivo, todo fluía.

 

Entonces, Facebook decidió empezar a complicarlo todo metiendo algoritmos cada vez más intrincados, con los que consigue que un robot decida por ti lo que quieres ver

De repente te dabas cuenta de que llevabas mucho tiempo sin ver publicaciones de un amigo, te metías en su muro y ¡voilá! Ahí estaban. Decenas de publicaciones que tú no habías visto porque ahora Facebook solo muestra las noticias de las personas con las que más interactúas.

Tampoco importa que un amigo publique ahora que necesita ayuda urgente para que le eches una mano con una mudanza mañana, porque puede que Facebook decida no mostrar esa publicación en el momento y a ti te salte en tu muro dentro de diez días (si te salta).

Lo mismo empezó a pasar con las páginas: daba igual que quisieras seguir una página porque su contenido te pareciera interesante, porque en cualquier momento puedes dejar de ver sus publicaciones si Facebook considera que tienes que ver otros más interesantes.

 

Con el orden cronológico, tú entrabas en tu muro y veías ordenadas las noticias. Si entrabas a la hora, veías las novedades arriba del todo. De nuevo todo era fácil, intuitivo y simple.

Ahora:

  • entras en tu muro, ves una noticia que te llama la atención. Entras a los cinco minutos y te salen otras completamente diferentes, en un orden completamente diferente... y puede que esa no vuelvas a encontrarla.
  • puedes entrar diez veces y que te salte diez veces arriba del todo la misma noticia que ya has visto hasta la saciedad, y sin embargo no veas noticias más recientes.
  • y lo peor no es que tengas que bajar mucho hasta que salgan las noticias "poco interesantes" para ti (según el criterio de Facebook), si no que directamente no se te van a mostrar nunca, por mucho que bajes, a no ser que te metas en el perfil de todos los amigos y todas las páginas (uno por uno) para ver si están ahí.
  • no ves nada de un amigo tuyo durante días, y de repente te saltan cuatro noticias seguidas de todo lo que ha ido publicando a lo largo de una semana, que quizá ya no tengan sentido.

 

 

Muchas personas desconocen directamente la existencia de estos algoritmos y simplemente no entienden por qué hay veces en los que ve las publicaciones y otras no, o que hacer para que realmente le aparezca el contenido que le interesa. Otras personas nos cansamos de entrar y ver siempre las publicaciones de las mismas personas en vez de todas las que realmente nos gustaría ver (que para eso las hemos marcado). Sea por un motivo o por otro, pese a que ahora muchos de nosotros tenemos la aplicación instalada, apenas nos metemos a chequear las novedades, porque cada vez nos resulta más engorroso y menos útil.
 
Con las páginas pasa lo mismo: antes seguíamos todo lo que nos interesaba a través de Facebook y lo veíamos de un vistazo. Ahora, como no nos muestran las publicaciones que queremos seguir, tenemos que buscar alternativas y salir fuera de Facebook para seguir esas empresas a través de Twitter, inscribiéndonos a sus newsletters, etc. Y francamente, es mucho más incómodo.
Las páginas antes podían conseguir seguidores de forma natural, y cuando querían más, pagaban para que sus publicaciones se mostraran a personas que no los seguían, para ver si entre esas personas surgían nuevos seguidores. Pero ahora, las publicaciones de las páginas se le muestran apenas a un 5% de sus seguidores, y si quieren llegar a un porcentaje más alto, tienen que pagarlo. Aún así, en muchos casos, al pagar para que la publicación llegue a más personas, lo que pasa es que Facebook se la vuelve a enseñar a la misma gente que ya la vio de forma orgánica la primera vez (¿o no os ha pasado que habéis visto una publicación de alguien a quién seguís y de repente la volvéis a ver una y otra vez en forma de publicidad pese a haberle dado like, incluso?). Por este motivo las empresas sienten que están tirando el dinero y cada vez les cuesta más invertir en publicidad en Facebook. Porque de nuevo, ha perdido la simplicidad y el sentido que tenía al principio.

 

Conclusión: las empresas buscan maneras de fidelizar clientes fuera de Facebook, Facebook intenta constantemente inventar nuevas cosas para que los usuarios nos quedemos dentro y compartamos cosas, cuando la realidad es que los usuarios lo usamos cada vez menos porque nos aburrimos de entrar y ver siempre lo mismo... y sobretodo de no ver lo que queremos porque los algoritmos de Facebook lo hacen cada vez más engorroso y menos intuitivo para los usuarios.

Quizá en su intento de intentar facilitar el uso a los usuarios, la empresa ha perdido de vista que si todos lo empezamos a usar fue porque nos gustaba como estaba en ese momento.

 

Esta petición tiene la finalidad de que Facebook se de cuenta realmente de las necesidades de los usuarios y del número de personas que preferirían volver al sistema simple y limpio que teníamos antes, en vez de a engorrosos algoritmos que nos vuelven a todos locos y que, en vez de facilitarnos su uso lo que hacen es disuadirnos de usarlo, porque no nos dan lo que realmente queremos ver.



Hoy: Sandra cuenta con tu ayuda

Sandra Broa necesita tu ayuda con esta petición «Facebook: Basta ya de algoritmos absurdos en Facebook». Únete a Sandra y 372 personas que ya han firmado.