OPOSICIÓN A LA ACREDITACIÓN DEL NIVEL B1 O B2 DE UNA TERCERA LENGUA PARA TITULARSE

OPOSICIÓN A LA ACREDITACIÓN DEL NIVEL B1 O B2 DE UNA TERCERA LENGUA PARA TITULARSE

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!
Con 200 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
Estudiantes UdL ha iniciado esta petición dirigida a UNIVERSITAT DE LLEIDA

De acuerdo con la Ley 1/2018, del 8 de mayo, de modificación de la Ley 2/2014, de medidas fiscales, administrativas y del sector público (DOGC 7615, de 9 de mayo), los estudiantes que inicien los estudios universitarios de grado en una universidad catalana el curso 2018-19 y posteriores provenientes de bachillerato (con PAU) o de ciclos formativos de grado superior [CA] deberán acreditar, al terminar los estudios, el conocimiento de una lengua extranjera  de entre las establecidas en las pruebas para el acceso a la universidad (PAU), con un nivel equivalente al B2 del Marco común europeo de referencia para las lenguas (MCER) del Consejo de Europa.

Los estudiantes de grado de la UdL que empezaron antes del curso 2018-2019 deben acreditar, al acabar los estudios, el conocimiento de una de las lenguas extranjeras del sistema educativo catalán, con un nivel equivalente al B1 del Marco común europeo de referencia para las lenguas (MCER), de acuerdo con lo establecido en la Normativa de terceras lenguas en los grados [CA] en la UdL. 

Puedes acreditar el nivel de alemán, inglés, francés o italiano, las lenguas establecidas en las pruebas para el acceso a la universidad.

 

Parte de los estudiantes de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Lleida (UdL), hemos creído oportuno sumarnos a la oposición creada por los estudiantes de la Universidad de Barcelona (UB). Que como bien ellos han explicado, queremos manifestar nuestra total desaprobación hacia dicha ley por los motivos nombrados a continuación.

 

Primeramente, supone una gran dificultad alcanzar dicho nivel en poco tiempo, dado que no todos tenemos las mismas habilidades hacia el aprendizaje de los idiomas. Dos alumnos no son iguales, por lo que a uno puede resultarle muy sencillo, pero a otro puede suponerle un reto muy complicado. Tampoco realizamos ninguna asignatura en ninguna de las lenguas que se exigen, lo que dificulta enormemente la continuación del aprendizaje, por ejemplo de inglés, al acabar los estudios anteriores a los universitarios.

 

También es un gran factor de estrés. Todos estamos de acuerdo en que, obtener un título B1 o un B2 tiene múltiples beneficios a nivel personal y laboral, pero creemos que deberíamos tener el derecho a acreditarlo en el momento que consideremos adecuado. Y no disponer de una “cuenta atrás” que nos presione para poder ejercer nuestra profesión; aquella profesión a la que le hemos dedicado mucho esfuerzo durante 4 (o más) años.

 

Queremos recalcar en el aspecto económico, el gran coste que supone acreditarse cualquier tipo de título; tanto del curso de preparación, cómo del examen oficial. Aunque cierto es que la UdL proporciona clases, estas se imparten en el mismo centro universitario, lo que comporta que muchos estudiantes que vivan lejos no dispongan de tiempo o medios para desplazarse continuamente. Lo mismo ocurre con las ayudas en las Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI) o en el Instituto Obert de Cataluña (IOC), ya que estos centros no se encuentran a disposición de todos. Respecto al examen oficial, la UdL ofrece becas para remunerarte el dinero previamente pagado, pero solamente del examen aprobado, por lo que si suspendes uno correrá a tu cargo. Esto es totalmente comprensible, pero también que el coste del examen no es igual de asequible para todos.

 

Aunque dentro de la universidad hay un gran nombre de grados, concretamente enfermería, se ve muy perjudicada por un aspecto en concreto: la situación laboral. Desde el inicio de la pandemia COVID19, y dado que muchos estudiantes somos trabajadores en el sector sanitario, hemos sufrido mucho estrés y un aumento de horas laborables. Lo cual ha provocado la disminución del tiempo libre para dedicarlo tanto a las propias clases como otras actividades extracurriculares (en este caso, el estudio de un tercer idioma). Muchos de nosotros, ya encontramos grandes problemas a la hora de combinarnos el trabajo con las clases online, por lo que añadir un curso de preparación, nos resulta prácticamente imposible.

 

Además, distintas universidades como la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), la Universidad de Girona (UdG) o recientemente parte de la Universidad de Barcelona (UB), han decidido no aplicar la norma. Por lo cual, creemos justo pedir que se tomen las mismas medidas con nuestra universidad. 

 

Por ello, pedimos empatía y tener la oportunidad de llegar a un acuerdo, para todos aquellos que no podemos acceder a la acreditación del título. Ya sea por falta de recursos económicos, de tiempo u otros problemas relacionados con la pandemia actual.

 

Animamos a todos los estudiantes que formen parte de la UdL, tanto que tengan que acreditar un B1 como un B2, a que firmen la petición. Y así, lograr un diálogo basándonos en el apoyo y colaboración de todos vosotros.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 200!
Con 200 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas