Que la Evaluación continua represente como mínimo el 60% de la nota final.

Que la Evaluación continua represente como mínimo el 60% de la nota final.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!
Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
Raquel López García ha iniciado esta petición dirigida a Estudiantes de la UOC.

A quien pueda concernir:
Este documento representa una queja colectiva del estudiantado de la UOC, más concretamente de los estudiantes actuales del grado en Derecho, con el objetivo de reclamar una reforma y hacer publica nuestra indignación. Reclamamos el derecho a la posibilidad de elegir un modo de evaluación en el cual la evaluación continua represente, como mínimo, el 60% de la nota final y el resto se adjudique a una prueba de síntesis, que represente como máximo el 40% de la nota final y para la cual se requiera, para aprobar la asignatura, una nota mínima máxima de 3,5/10, siempre que la media entre la EC y la PS, de aprobado. Tal y como se venía haciendo hasta antes del Covid.

Reclamamos este derecho por los siguientes motivos:
1. El primero y fundamental es que la mayoría de estudiantes de la UOC elegimosla UOC por la posibilidad de tener acceso a una evaluación continua que represente la mayor parte de la nota, ya que consideramos que “jugárnosla” todo un examen perjudica enormemente nuestro aprendizaje y nuestro proceso educativo y es contraproducente, ya que la evaluación continua supone una entrega constante a nuestros estudios y la posibilidad de ir adquiriendo los conocimientos poco a poco para que se asienten mejor, mientras que a su vez trabajamos el contenido de manera más practica y beneficiosa para la adquisición de conocimientos. Además la evaluación continua no solo supone una ventaja para el contenido en si, sino que la forma en la que nos enfrentamos al mismo de una manera más sosegada, con más tiempo de dedicación, nos prepara para el mundo laboral puesto que nos entrena en la resiliencia, la constancia y la dedicación. Mientras que el examen final supone un método de evaluación mucho más injusto (puesto que no se ve el progreso que el alumno hace durante todo el cuatrimestre), caótico y con mucho menos rendimiento académico, ya que el método tradicional de examen exige un estudio mucho menos espaciado en el tiempo y fomenta la adquisición de contenidos en un periodo de tiempo menor y mucho más estresante sin dar pie a que los mismos se asienten de la manera correcta. Para más ímpetu, muchos de los estudiantes de la UOC son trabajadores o estudiantes de otras carreras, y el método de evaluación continua es precisamente lo que les permite compaginar de manera optima sus trabajos u/y otros estudios con los estudios en la UOC. Cabe destacar también, que la UOC
cuenta con dos sistemas de evaluación, para aquellos que aun con todo estén acostumbrados al método tradicional de entregarlo todo en un examen pueden elegir no hacer la evaluación continua y que el examen suponga el 100% de la nota. Sin embargo, lo distintivo de la UOC es que brinda la oportunidad de elegir otro método de evaluación en el cual el estudiante tiene la oportunidad de demostrar en un periodo de tiempo más largo y por ende, más fructífero y fecundo, la adquisición de conocimientos por medio de una evaluación continua, y esta es la razón por la cual muchos de los estudiantes eligen la UOC, y si quieren pruebas, pueden comprobar el numero de estudiantes que eligen la evaluación continua en comparación al numero de estudiantes que eligen otorgar el 100% de la nota a un examen final. Puesto que, de ser así, no son la única universidad a distancia que ofrece este formato, pues lo que le hace a la UOC diferente de la UNIR o de la UNED, es esta posibilidad de que la evaluación continua suponga un porcentaje mayor que el examen. Además cabe destacar que el tiempo que se le dedica a la evaluación continua y las horas que ésta nos exige, es lo suficientemente determinante como para otorgarle un mínimo de 60% en la nota final, puesto que más de 3⁄4 de las horas que se le dedican a cada asignatura van para realizar la evaluación continua, consecuentemente éste es un motivo de peso para otorgarle como mínimo un 60% de la nota. Nos reiteramos en la idea de que, aquellos que quieran jugárselo todo al examen final disponen de esa posibilidad, sin embargo, los que elegimos la UOC por su sistema de evaluación continua nos sentimos cuanto menos engañados y defraudados, puesto que se nos ha quitado nuestro derecho a elegir poder darle más peso a la evaluación continua que a la prueba de síntesis, es decir, que nuestra nota esté más determinada por el trabajo constante, tenaz que la evaluación continua supone puesto que al estar más dispersa en el tiempo y contar con más ejercicios nos permite demostrar de una manera mucho más certera nuestro verdadero proceso de aprendizaje.

2. El segundo motivo es porque estas decisiones de cambiar el modo de evaluación se han llevado a cabo de manera unilateral sin informar al estudiantado ni darles la oportunidad de opinar, que al fin y al cabo somos los grandes perjudicados de estas reformas repentinas y que determinan radicalmente nuestros estudios. Porque además la mayoría de nosotros/as como ya he mencionado previamente, elegimos la UOC por la posibilidad de otorgar un mayor porcentaje de la nota a la evaluación continua, y si súbitamente y en mitad de nuestra carrera se nos cambian los planes de evaluación, nos sentimos defraudados porque los motivos por los que elegimos la UOC se han desvanecido sin nuestra opinión, y como ya tenemos parte de la carrera realizada no nos merece la pena cambiarnos de universidad.

Consideramos que a la universidad venimos principalmente a aprender, y que la calidad de una universidad tiene mucho que ver con como de contentos y de satisfechos este el estudiantado con ella, así como de su rendimiento. Creemos firmemente que nuestro rendimiento y satisfacción con la universidad y con nuestros estudios se ve seriamente perjudicado por esta reforma de la evaluación continua completamente unilateral y perjudicial. Esta es una queja colectiva que tiene el apoyo de cientos de estudiantes y que se ha podido percibir la indignación común durante este trimestre por los diversos grupos de las asignaturas. Hasta esta experiencia, la opinión general del alumnado era satisfactoria, pues entendíamos que la UOC es una universidad que escucha, atiende y tiene la intención de que sus alumnos aprendan y disfruten del proceso, que al final es entre otros, el propósito formativo. Consecuentemente queremos que se nos escuche y exigimos una reforma inminente para los planes educativos del curso 2021-2022, en adelante. De esta manera podremos seguir recomendando la UOC y cerciorando que ésta es una universidad entregada a la causa educativa de formación de profesionales competentes y capaces.

Atentamente.
Los estudiantes de la UOC.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!
Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas