Petición cerrada

Ley de la escuela en casa: La libertad de elegir la educación de nuestros hijos

Esta petición conseguió 599 firmas


Objetivo

El objetivo de esta campaña es que se logre una ley que amplíe los derechos de los niños para que los chicos que tengan una educación en su casa se encuentren amparados por un marco legal que reconozca y apoye su situación y permitiendo la certificación de sus estudios con exámenes libres en todo el país.

Se llama educar en casa al proceso mediante el cual se persigue la educación de los niños en el contexto del hogar familiar o en círculos un poco más amplios (vecindarios, etc.), fuera de las instituciones tanto públicas como privadas.

La educación es un derecho que debe ser responsablemente asumido por los padres y que puede realizarse por ellos o por quien ellos designen sin necesidad de escolarizar a sus hijos.

Países que han sido ejemplo en los últimos años de planes educativos exitosos contemplan esta modalidad, como es el caso de Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Noruega, Inglaterra, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Taiwan, entre muchos otros.

Obstáculo

Actualmente existen en Argentina muchas familias que educan a sus hijos en sus casas, pero la ley Argentina no contempla explícitamente la educación en casa, y estas familias se encuentran con un vacío legal que es necesario reglamentar para así incluir esta modalidad que implementada correctamente tiene muy buenos resultados.

El otro obstáculo que sortea una buena implementación de ley de escuela en casa es combatir el prejuicio social hacia las familias que quieren educar a sus hijos de manera diferente a la mayoría. Es necesario que los derechos constitucionales de elegir libremente la educación de nuestros hijos se respeten.

Sobre el prejuicio de la socialización de los chicos que se educan en casa hay numerosos estudios de largo plazo que trabajando sobre varios ejes de comportamientos psicológicos y habilidades sociales indican que los niños educados en su casa se relacionan tan bien o mejor que cualquier otro chico que asiste al colegio (Ray, Moore). A su vez, no existe ningún estudio que indique lo contrario.

¿Que está en juego?

Está en juego poder ejercer el derecho de elegir educar libremente a nuestros hijos en nuestras casas y que esa modalidad esté explícitamente incluida dentro de la ley.

La certificación de los estudios de los niños que se educan en sus casas debería ser posible en todo el país a través de exámenes libres.



Hoy: María Gabriela cuenta con tu ayuda

María Gabriela Bruno necesita tu ayuda con esta petición «Esteban Bullrich: Ley de la escuela en casa: La libertad de elegir la educación de nuestros hijos». Unite a María Gabriela y 598 personas que firmaron hoy.