Yo te creo David Piña

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 2,500!


 

 

 

El caso que presentamos es el de David Piña Bueno, condenado por el caso de asesinato y violación de la señorita Karina del Pozo, mismo que se produjo en febrero del 2012 y causo una gran conmoción social y movilidad de sectores que se sintieron aludidos, mismos que recibieron atención permanente de los medios de comunicación locales, pero antes de pedir nada a los movimientos que ustedes representan, es menester explicar las razones de la presente; y, es que realizando un análisis jurídico del proceso, se hace evidente que el señor David Piña Bueno, es inocente.
Decimos esto bajo el criterio de que no existen pruebas en su contra, y que, llegado el día del juicio, el representante de la fiscalía, Dr. Reinoso, no uso de manera correcta la prueba de descargo que demostraba la inocencia de David, si no que cedió a la presión social que exigía culpables, lo cual se dio de la siguiente manera: la vinculación de David Piña Bueno, al caso que nos ocupa, se da por el testimonio de otro de los imputados, mismo testimonio que resulta a todas luces, incapaz de demostrar responsabilidad, pero que la fiscalía, de manera completamente ilegal pero legitimada por el poder público, usa como "prueba", lo cual resulta evidentemente ilógico.
Se dijo en los medios de comunicación, de forma dolosa, que David había atacado a la señorita del Pozo y le había roto el cuello en una versión, y que la había ahorcado en otra, siendo estas totalmente irreales y fantasiosas, ya que de la autopsia se desprende que la muerte se produjo por trauma cráneo encefálico producido por un objeto contundente de superficie irregular, pericia que se comprobó como real, ya que uno de los coimputados hablo de matar a piedrazos a alguien, para más tarde en la investigación de campo, encontrar la piedra con sangre y de igual manera y por prueba técnica de luminol, encontrarse sangre en la camioneta que los transportaba y vestuario que usaban los otros dos imputados, David no tenía ni una mácula de sangre
Otra de las pruebas importantes en el proceso son las pericias psicológicas del Sr. Dr. Italo Rojas Cueva, exámenes de los que se desprende que David no podría haber cometido un crimen de esta naturaleza desde ningún punto de vista, mientras que los otros dos imputados, tienen en su naturaleza un profundo odio a la mujer o misoginia, pero tal vez la prueba más importante, la que tiene carácter de concluyente, es la prueba genética, misma que se realiza buscando la proteína P30, presente en fluidos seminales, los cuales se encontraron en el cadáver de la señorita del pozo y de los cuales la pericia demuestra que provienen de Sevilla.
Jurídicamente, un caso se sustenta en la realidad jurídica que se muestra a los jueces, realidad sobre la cual ellos toman una decisión, pero lamentablemente la fiscalía no presento la prueba de cargo o de descargo contra David, y se realizó un juicio sobre chismes y sospechas infundadas, el abogado patrocinador de David, Dr. Edgar Ortiz puso en evidencia las inconsistencias de la acusación fiscal y las incongruencias de la misma respecto de la supuesta prueba, pero se hizo caso omiso a la defensa y sus alegatos, a tal punto, que el Dr. Italo Rojas Cueva, respaldo su informe en audiencia, pronunciándose en el sentido de que David no podría haber cometido tal acto, pero los jueces no prestaron la menor atención a su intervención.
Para permitirles un entendimiento más amplio de los hechos acaecidos la noche en cuestion, me permito contarles la razón de que David haya estado en dicha reunión; la señora madre de David, falleció una semana antes de que él fuera detenido; víctima de un cáncer que acabo con su vida y que obviamente causo una reacción emocional negativa sobre la familia. Es bien sabido que David es deportista, por lo cual tenía un régimen de control alimenticio y abstención de alcohol, pero sumido en la depresión del inminente fallecimiento de su madre, busco en el alcohol una forma de librarse momentáneamente de su dolor, esa es la razón y la causa de su inocencia, él simplemente fue dejado en su casa y en el estado en el que se encontraba jamás pudo haber cometido los actos de los que se le acusan, ya que como todos los asistentes de la reunión testificaron, a David lo bajaron cargado por q quedo completamente inconsciente.
A pesar de todas las ilegalidades procesales, y falsedades absolutas en las que se basó el juicio y la acusación, se condenó a 25 años a un inocente, como es el caso de David Piña, misma realidad que se oscureció al haber sido víctima de un cobarde ataque a su integridad sexual en el centro de rehabilitación, siendo así, que el Estado ecuatoriano, según el artículo 3 de la constitución en su numeral primero, no ha cumplido con los derechos que se reconoce a las personas privadas de la libertad desde el 51 ibidem en adelante, siendo que no solo se ha cometido un delito en su contra, sino también que se ha configurado una falta de seguridad que debe ser brindada por el aparataje estatal, y así, al ser responsable el Ecuador como Estado, ha violado sus derechos y se merece una reparación integral del daño que se le ha causado, tanto por la agresión sexual, como por la mala administración del sistema judicial.
El motivo por el que dirigimos la presenta a ustedes; es, en primer lugar que nos permitan acercarnos a ustedes para mostrarles documentalmente esta triste realidad; y, en segundo lugar, buscar su apoyo, ya que, cuando las garantías jurídicas no son respetadas, la movilización social es, y siempre será el único camino, recordando que según la misma constitución el poder del Estado emana del pueblo.
Datos de contacto.-
Sr. Eduardo Piña, padre de David Piña, se lo puede contactar al número 0984591315
Dr. Edgar Ortiz, patrocinio legal y defensa en la instrucción fiscal y la audiencia de juzgamiento de tribunal penal, se lo puede contactar a los números: 2445025, movistar 0995874989, claro 0999389508, Dirección: Av. América N34-437, Edificio Játiva, 1er piso, oficina 104.
Dr. Patricio Armijos, patrocinador legal, quien presentó el Recurso Extraordinario de Revisión en la Corte Nacional de Justicia, se lo puede contactar al número 0987129139.
Dr. Felipe Rodríguez, analista jurídico penal, quien público un video con el estudio del caso, puede ser contactado al número 0994307449.

 

 

 

 

 



Hoy: FERNANDA ANDREA cuenta con tu ayuda

FERNANDA ANDREA NARVAEZ TAIPE necesita tu ayuda con esta petición «Estado Ecuatoriano: Yo te creo David Piña». Súmate a FERNANDA ANDREA y 2,196 persona que han firmado hoy.