S.O.S para mi pequeña hija

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


Mi caso es muy complicado y requiere de mucho apoyo para lograr cambiarlo. Y no solo mi caso, sino el de muchas madres que han pasado y están pasando lo mismo.

Todo empieza con el maltrato sicológico y/o físico por parte algunos maridos Alemanes. Luego la separación de la pareja con uno o varios hijos. Una o varias demandas por parte de los padres reclamando la Patria Potestad.
Las personas del Tribunal de menores, encargadas de nuestros hijos, nos ignoran, y obligan a los niños a ir en contra de su voluntad con sus padres. Algunos de estos padres están incluso envueltos en: Drogas, alcoholismo, Pornografía infanti/juvenil, son hipocondríacos, etc. Por lógica, las madres tememos por la integridad sicológica y/o física de nuestros hijos. Los Tribunales no reconocen los problemas de los padres pese a pruebas existentes y esto a pesar de continuas peticiones para que se escuche a los niños.

No se nos ofrece ningún tipo de ayuda, sea intercultural, tampoco se nos concede  Intérpretes que nos puedan traducir lo que no entendemos, más bien nos responden: usted solo quiere hacer quedar mal y dañar al alemán!
Y automáticamente se nos cataloga como madres emocionales y/o histéricas.
La palabra „Bindungsintoleranz" se implementó exclusivamente para estos casos en los Juzgados, palabra que no existe en ningún diccionario. Cuyo significado según las autoridades, es que nosotras no queremos dar a nuestros hiijos a sus padres.
Los escritos legales están llenos de falsas interpretaciones. Los peritos que están encargados de valorar los distintos casos, presentan en su Informe final muchas anomalías en contra de las madres, anomalías adaptadas en los diferentes casos, las cuales nunca son fundamentadas, cómo por ejemplo la más utilizada es el síndrome.. P.A.S. "PARENTAL ALIENATION SYNDROME" y esto sin siquiera hacernos una evaluación sicológica. Un síndrome que no es legal y tampoco reconocido. Muchos sicólogos alemanes no lo conocen y no existe terapia para este Síndrome.
Pero con esto, es suficiente „motivo“ para los juzgados y nos quitan cruelmente a nuestros hijos.

Algunos peritos no tienen permisos para hacer ningún tipo de evaluación sicológica, ni tienen conocimiento sobre Pedagogía, y para colmo, sus informes no cumplen con las normativas científicas legales que acompañen sus absurdas aseveraciones.
En mi caso, mi hija fue arrebatada de mis brazos, de una manera brutal!
El 21 de Diciembre del 2017 en un pasillo del edificio del Juzgado de Potsdam en Alemania, durante una audiencia en la que la Jueza debía preguntar a mi hija con quien quiere vivir. Audiencia que por orden de la misma Jueza no se convocaron, abogados, ministerio de familia ni al padre.
Ese día acudimos a dicha audiencia bajo las condiciones ya dichas. Después de la declaración de la niña que a gritos repetía a la Jueza que quería quedarse con su madre, salió de la oficina a refugiarse fuertemente en mis brazos, llorando ya que se le informó que su padre se la llevaría con efecto inmediato. Y el padre sin haber tenido que estar presente, se encontraba allí.

En medio del drama ocasionado por los llantos desesperados de la niña sin querer irse con su padre, bastó una órden de la Jueza, y los guardias abrieron mis brazos con violencia, mientras que su padre de la misma forma halaba de la cintura de la niña, hasta arrancárla de mi brazos.
Una vivencia muy traumatizante para todos los presentes y con seguridad aun más para una niña de 8 años. Una niña que sin previo aviso y sin la posibilidad de ni siquiera empacar un par de calcetines, fue arrancada de su mundo, tres días antes de navidad.

La sentencia nos fue enviada al día seguiente, claro con fecha 21 de Diciembre del 2017 y 15 minutos antes que cierren los juzgados hasta Enero, así sin tener la posibilidad de apelar hasta que empieza el nuevo año. No pude tener noticia alguna hasta Enero, de cómo y donde está mi pequeña ya que el padre ni siquiera contestaba mis llamadas.

En la Corte Superior hemos presentado todas las pruebas, asi como la petición de la devolución inmediata de la niña. A pesar de todas las pruebas no hemos recibido ninguna respuesta favorable.
Son 7 meses desde tan macabro hecho, en los cuales he podido ver a mi hija solo 2 veces y con vigilancia de 2 mujeres en un centro de consejería que el padre mismo escogió. En el cual se me prohibió hablar mi lengua, llevar algún regalo para mi hija, fotos, un dulce, etc. Se me prohibió también mostrar todo tipo de sentimiento hacia mi hija y a ella de igual manera. No se me permite decirle que la extraño o que repita más de una vez que la amo.

El 11 de Junio de este año, fue la segunda vez que pude ver a mi hija, la niña aprovechó un descuido de la vigilante, y me escondíó una carta en mi cartera. La carta dice: „Amada mamá auxilio!!! mi papá me quiere matar, el no me trata bién. Yo amo a mi madre, tu ...“
La carta la envié de inmediato a mi abogado y él a la policía. Ellos acudieron a la persona del Tribunal de menores encargada de mi hija, "según la ley". Esta persona envió de regreso a la policía diciendo que él preguntará al padre de la niña. Una vez más los derechos de mi hija son violados por las mismas autoridades que supuestamente "velan por el bienestar de los menores"
Ha pasado ya un mes y lo único que se sabe es que la policía envió el caso al Tribunal penal, y algún día mi pequeña será interrogada. Que respuesta se espera de una niña amenazada por su propio padre, viviendo aún con él, y éste conoce sobre su llamada de auxilio?
Recibí una llamada y esto faltando 4 días para poder volver a ver a mi hija en la que se me cancelaron por completo las visitas. La señora de la consejería mencionó algunos motivos sin lógica y otros que nunca sucedieron, pero principalmente mencionó, que la policía fue a preguntar sobre la carta de auxilio de mi hija y al parecer no les gustó.

Hasta hoy la niña no tiene ayuda sicológica, pese a mis continuas peticiones. Tampoco le han informado de sus derechos, ni nadie le ha preguntado de como está, sin prescindir de la presencia del padre.
Intentan borrarme por completo de la vida de mi hija tanto como todo lo que tenga que ver con su vida antes del 21 de Diciembre del 2017.

Hago un llamado de Unión a todas las madres, en especial aquellas madres extranjeras que hayan o estén pasando por una pesadilla similar.
Y a todos ya que debemos unirnos para terminar con una posible PRÁCTICA SISTEMÁTICA DE VIOLACIÓN A LOS DERECHOS HUMANOS Y DE NUESTROS HIJOS EN ALEMANIA

Muchas gracias.

Sylvia Mora

Bundeskanzlerin Angela Merkel, E-Mail poststelle@bundeskanzlerin.de-mail.de

Bundesministerium für Familie, Senioren, Frauen und Jugend. Frau Dr. Franziska Giffey, E-Mail poststelle@bmfsfj-bund.de-mail.de

Bundesministerium des Auswärtiges, Herr Heiko Maas, Berlin, E-Mail poststelle@bundesregierung.de-mail.de

Präsidentin des Bundesgerichtshof (B.G.H.) Bettina Limperg, E-Mail poststelle@bgh.bund.de-mal.de

United Nations Breussels, E-Mail info@unric.org ONU WOMEN

Gerichtshof der Europäischen Union, L-2925 Luxemburg

Internationaler Gerichtshof, Paace Place Carnegieplein 2  2517KJ The Hauque The Netherland info@icj-cij.org

Presidente Constitucional Ecuador Lenin Moreno Código Postal 170401 Quito-Ecuador.

Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Sr. José Valencia Amores, E-Mail oeaecuador@gmail.com

Vicepresidenta del Ecuador Sra. María Alejandra Vicuña, Código Postal 170401 Quito-Ecuador

Corte Nacional de Justicia. Sra. Paulina Aguirre, E-Mail comunicacion@cortenacionalgob.ec

Embajador del Ecuador en Berlín. Sr. Manuel Mejía.

E-Mail info@ecuadorembassy.de

Deutsch-Spanische Juristenvereinigung e.V

Sra. Mónica Weimann Gómez Presidenta de la Asociación Hispano Alemana de Juristas AHAJ

E-Mail  info@dsjv-ahaj.org       barcelona@augustaabogados.com

 



Hoy: Sylvia cuenta con tu ayuda

Sylvia Mora necesita tu ayuda con esta petición «Entidades Internacionales de Derechos Humanos.: S.O.S para mi pequeña hija». Únete a Sylvia y 554 personas que ya han firmado.