La renuncia de Hiram Almeida Estrada: Secretaria de la Policía de la CDMX

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 500!


Enrique Peña Nieto:

 


Me dirijo con sinceridad, yo no soy simpatizante de este régimen; me parece que hay demasiada corrupción. Sin embargo hoy le escribo porque la situación es delicada: Hiram Almeida el encargado de la seguridad pública, su gestión ha sido un desastre,  ha llegado a niveles de violación a los derechos humanos; quizá piense que todas las policías son acusadas de ello, pero no es una acusación de un joven alebrestado por lecturas de izquierda. 

 


Perdí la seguridad de andar en la calle, pero no, porque la delincuencia me aceche; si no por la misma autoridad que debería protegerme. Me compre una moto pequeña para trasladarme a la universidad, hacer algunos trabajos de mensajería ocasionalmente y ganarme unos pesos; pueden checar que pago impuestos modestos y que ocasionalmente trabajo en una dependencia gubernamental por honorarios; respeto las reglas, pago mi seguro y creo que me he ganado el derecho de andar por las calles sin que nadie me moleste; sin embargo no hay semana en la que un policía auxiliar o sectorial, me quiera extorsionar; pidiéndome papeles arbitrariamente argumentando el sospechosismo o alguna otra perogrullada. 

 


Julio Anguita un gran político español dijo: "¿Para que queremos leyes si no las defendemos cuando nos favorezcan? o no acabamos con ellas cuando nos perjudican". Eso fue lo único que he hecho en estos años desde que empezó su gobierno; defender mis derechos y alguna que otra vez protestar cuando la cosa no va bien. El articulo 16 constitucional, me da ese derecho de circular libremente sin ser molestado; en la realidad no se me garantiza. Hoy 15 de julio me golpearon tres oficiales, brutalmente, por negarme a mostrar mis papeles, me esposaron, me presentaron a un juez cívico y después desaparecieron con mis pertenencias básicas; el juez me dijo: Solo te trajeron, pero nadie presento cargos en tu contra; me paso al  medico legista, llame asuntos internos: Llegaron, tomaron datos, reconocieron que fue brutal, la reacción, me aconsejaron ir a la fiscalia de Servidores públicos; pero mi moto se queda atrapada y no me la dan hasta que pague, quizá ya no la recupere, porque me ultrajaron de mi dinero esos oficiales; me encontré con una estructura burocrática, una justicia sorda y que no le interesa escuchar; porque esa dependencia que encabeza un incompetente, no esta capacitada, tiene salarios miserables, les obligan a cumplir un cuota y el resultado: policías violentos, incapacitados y una impunidad sin paralelos sobre la tierra.  

 


Se acuerda de esa película argentina de: "Relatos Salvajes" donde el ingeniero es despojado por la autoridad y su vehículo es reclutado injustamente y inocentemente pregunta: ¿Donde queda la oficina, donde te piden disculpas cuando se equivocan?. Cuando la realidad le copia a la ficción; así me sentí lleno de rabia, de impotencia, de que me sobajaron mi dignidad,tirándome al suelo y sin que nadie me escuche. Esa sensación fascistoide, esa sed de venganza, de cobrar justicia por la propia mano; afortunadamente se ha ido diluyendo, por mi formación en ciencia política entiendo que estas realidades se deben encausar en políticas publicas; pero no todos lo entienden. 

 


Cuando esos agentes del estado me golpeaban, me torturaban con sus esposas, me aniquilaban la dignidad; pensé que mi siguiente paso era; pedir por las vías legales la renuncia de Hiram Almeida, ese pobre joven que me amenazo de muerte; no ha sido capacitado, su actitud nefasta, descarnada, deshumanizada; fomenta el clasismo, la discriminación; porque las fallas en la dependencia de SSP, frenan el progreso, el desarrollo; la democracia. Quiero, exijo justicia y un castigo ejemplar para los que me agredieron, pero la renuncia de Hiram Almeida es de urgencia inmediata; sin politizar.  Marcelo Ebrard fue destituido por que un par de policías fueron linchados, quizá se llego a pensar que era una decisión política, pero en el caso de Almeida no lo es; todos los días hay una injusticia, una violación sexual de un alto mando a su compañera, un policía que le dispara a una embarazada, policías robando, extorsionando es el pan nuestro de todos los días.

 


Le pido que actué a la brevedad, evite una tragedia entre civiles, evite que el odio ciudadano,  el fascismo tropical vaya haciendo mella entre nosotros y un día pase una tragedia. Tengo muchas diferencias con usted; he cuestionado su gobierno; esta vez solo quiero que actué conforme a derecho. Quiero que el jefe de la policía sea un civil, honrado, honesto; un sinvergüenza como Hiram Almeida; debe estar en la cárcel por ser un pésimo servidor publico por acción y por omisión; no se convierta en cómplice de un delincuente como Almeida. 

 


Atte

Enrique Terán



Hoy: TERAN cuenta con tu ayuda

TERAN CARRILLO necesita tu ayuda con esta petición «Enrique Peña Nieto: La renuncia de Hiram Almeida Estrada: Secretaria de la Policía de la CDMX». Unite a TERAN y 202 personas que firmaron hoy.