Justicia para Pablo Cristian Larumbe Rojas

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Hacemos de su conocimiento la Causa Penal 33/2014 del índice del Juez 51 Penal de la Ciudad de México, que transgrede gravemente los derechos humanos que reconoce y garantiza la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los Tratados Internacionales ─de los que el Estado Mexicano es parte─ de PABLO CRISTIAN LARUMBE ROJAS.

México…

Un país lleno de injusticias donde a diario ─en la vida real─, se repite la película de ‘Presunto culpable’, llevando a prisión a miles de personas inocentes...

¿Qué harías tú, si te inculparan de un delito que no cometiste?

Ese es el caso de Pablo Cristian Larumbe Rojas, un joven abogado de 37 años, que estudió la licenciatura en Derecho y trabajaba como encargado de turno en el hotel  Days Inn en los Estados Unidos, cuyo hobbie era coleccionar muñecos de Star Wars.


HECHOS

El 22/Sep/2010 En el domicilio de Pablo, se reunió con su amigo Carlos Palomares Maldonado para realizar una transacción que consistía en que Carlos le entregaría a Pablo unos muñecos de Star Wars y Pablo a su vez le entregaría a Carlos su automóvil, Ford Fusión. Como no llegaron a ningún acuerdo, Carlos se retiró del domicilio de Pablo. Más tarde Pablo fue a visitar a su novia, después al gimnasio y luego regresó a su domicilio.

Al día siguiente, se presentaron en el domicilio de Pablo, familiares del hoy desaparecido Carlos con policías, ingresaron a su domicilio y revisaron su vehículo y cada rincón de la casa, posteriormente llevaron a Pablo a declarar a la agencia octava del MP en la delegación Benito Juárez.

Ante el Agente del MP, manifestó que el día de los hechos, Carlos lo fue a visitar para ofrecerle una colección de figuras a cambio de su vehículo, pero como no se pusieron de acuerdo en el valor de las figuras por lo que no se realizó el intercambio. Como no había pruebas contundentes que implicaran a Pablo con la desaparición de Carlos, se le dejó libre.

Las primeras declaraciones de la madre, esposa, secretaria y hermana de Carlos, indicaban que él tenía problemas de alcoholismo, que su esposa “se relacionaba con tres cabrones”, que tenía fuertes agresiones con sus hermanos, que tenía muchas deudas. Inclusive, declararon que un día antes, tuvo un fuerte pleito con sus hermanos por los problemas económicos en los que tenía su empresa familiar.

Durante 3 años se mantuvo esa versión y cada que se requería la presencia de Pablo en la Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes, él se presentaba a declarar.

La madre del desaparecido emprendió una huelga de hambre a fuera de las oficinas centrales de la Procuraduría General de la República y la ex senadora del PAN, Rosí Orozco le ofreció apoyo a dicha señora.

Un grupo de madres dirigidas por la ex-senadora Rosi Orozco, tuvieron una reunión en las oficinas de la PGR con el Procurador Murillo Karam y con el secretario de Gobernación, Osorio Chong, y ellos les ofrecieron dar con los responsables.

Después de dicha reunión la madre de Carlos declaró ante el MP que ella tenía miedo de declarar la “verdad” porque Pablo era muy malo y era familiar del narco “La mano con ojos”, y cambiaron todo el sentido de su declaración, diciendo que un día antes de su desaparición, comieron en familia y Carlos se estaba como que despidiendo de su familia.

2 años después de la desaparición de Carlos, Pablo viaja a Estados Unidos por cuestiones laborales, cabe destacar que el salió de manera legal del país y de igual manera entro a los EUA, ya que no había ningún proceso en su contra; pero al vencerse su visa no salió a tiempo de los EUA.


El 14/feb/2014 lo detuvo migración americana en EUA, dieron aviso a las autoridades mexicanas, éstas últimas pidieron encarcelarlo porque había un juicio penal en su contra, por lo cual lo trasladaron a la cárcel de Yuba, en California.


En la cárcel, Pablo fue golpeado por los policías y lo torturaron para que confesara en donde estaba el cuerpo de Carlos. Posteriormente, fue lesionado gravemente en la espalda, por ser apuñalado, porque es una herida que le hacen en esa cárcel a las personas que son mexicanas, pero no son morenas o no tienen rasgos “mexicanos”.

El 19/feb/2014, el agente del MP de la Federación, ejerció pretensión punitiva sin detenido en contra de Pablo ante el Juez Segundo de Distrito de Procesos Penales en el DF bajo la causa 13/2014-II, en la averiguación previa AP/PGR/SDHPDSC/M1/034/2013, al considerarlo probable responsable en la comisión de los delitos de DELINCUENCIA ORGANIZADA y SECUESTRO cometido en agravio de Carlos. Situación que el juez federal desestimo y dijo era competencia local.

Al ser deportado a México, Policías federales lo torturan en Tijuana antes de trasladarlo a la ciudad de México diciéndole que ya había valido madre, que ya lo habían puesto y que se iba a chingar por el desaparecido.

El 24/feb/2014, el Juez Quincuagésimo Primero Penal del DF, resolvió girar la orden de aprehensión en contra de Pablo, al considerarlo probable responsable en la comisión del delito de secuestro agravado cometido en agravio de Carlos.

El 23/jun/2014 se le dictó auto de formal prisión y Pablo promovió Juicio de Amparo, del cual conoció el Juzgado Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal en el DF, el cual le otorgó amparo y protección a Pablo.

Inconforme el juez de origen con la protección a Pablo¸ dejó insubsistente el auto de término constitucional, y el 9/abril/2015, dicto otro nuevo de plazo constitucional en el que se resolvió: "…PRIMERO.- Siendo las 10:00 diez horas del día de la fecha se decreta y ordena la FORMAL PRISIÓN o PREVENTIVA de Pablo por resultar probable responsable en la comisión dolosa del delito de SECUESTRO (al que prive de la libertad a otro para causarle un daño) AGRAVADO (se realice acabo con violencia), cometido en agravio de Carlos, en términos de la presente resolución...".

Inconforme nuevamente con esta resolución, Pablo promovió otro juicio de garantías del que ahora conoció el Juzgado Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal en el DF.

El 29/sep/2015, tal autoridad federal dictó sentencia en que resolvió que el Juez natural debía dejar insubsistente la resolución de 9 de abril de 2015 y en su lugar, dictar otra en la que siguiendo los lineamientos de la resolución de amparo, decretara auto de libertad por falta de elementos para procesar a favor de Pablo, en términos del artículo 36 del Código de Procedimientos Penales del DF.

Inconforme con dicha sentencia, el MP Federal adscrito y la tercera interesada Ana María Maldonado Chávez (madre de Carlos), interpusieron el recurso de revisión; el cual conoció el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito, que mediante sesión de 10/marzo/2016 resolvió: "...PRIMERO.- Se REVOCA la resolución de 29 veintinueve de septiembre de 2015 dos mil quince, dictada por el Juez Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal en el Distrito Federal, en el juicio de amparo indirecto 419/2015-III-A. SEGUNDO: LA JUSTICIA DE LA UNIÓN NO AMPARA NI PROTEGE A PABLO CRISTIAN LARUMBE ROJAS, contra los actos que reclamó del Juez Quincuagésimo Primero Penal y el Director del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, ambos del Distrito Federal. TERCERO.- Con motivo de la manifestación del procesado acerca de que fue víctima de actos de tortura, el Juez responsable deberá atender lo anotado en esta ejecutoria relativo a la investigación de la posible violación a los derechos fundamentales del inculpado...".

El 29/sep/2016 el juzgado 51 penal a cargo del Lic. Javier Ramírez Hernández dictó condena a Pablo por Secuestro Agravado (por haber ejercido violencia) y se le le interpuso la pena de 53 años, 4 meses de prisión, pena que purgaría en el Reclusorio Oriente y 1,333 días de multa.

El 11/oct/2016 Pablo interpuso recurso de apelación ante la Octava sala penal de Distrito federal de Amparo en Materia Penal a cargo de Irma Guadalupe García Mendoza, Rosalinda Sánchez Campos y José Guadalupe Carrera Domínguez , modifica la sentencia, pero sigue considerando a Pablo culpable de dicho delito. Aquí es importante agregar que el magistrado José Guadalupe Carrera Domínguez, no concuerda con la sentencia condenatoria ya que no encuentra pruebas en contra de Pablo y emite un voto particular en el que determina que a su parecer no hay pruebas de dicho delito.

El 8/agost/2017 se presentó demanda de amparo, radicada en el noveno tribunal colegiado de distrito en materia penal del primer circuito, mismo que se encuentra en la ponencia de la Magistrada IRMA RIVERO ORTIZ ALCÁNTARA.

Es fecha y hora que el MP, el juzgado 51 penal de la ahora CDMX y la Octava sala penal de la Ciudad de México a cargo de Irma Guadalupe Garcia Mendoza, Rosalinda Sanchez Campos y Jose Guadalupe Carrera Dominguez (voto particular), siguen imposiblitando la libertad a Pablo, aún cuando no existe ni una sóla prueba que lo señale como responsable de la desaparición de Carlos.


HACEMOS UN LLAMAMIENTO AL PRESIDENTE DE LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, LIC. LUIS RAÚL GONZÁLEZ PÉREZ, para que emita recomendaciones a las autoridades que no están velando por la JUSTICIA de Pablo Cristian Larumbe Rojas, ya que es hora en que las autoridades mexicanas siguen imposiblitando la libertad a Pablo, aún cuando no existe ni una sóla prueba que lo señale como responsable de la desaparición de Carlos Palomares Maldonado.



Hoy: CEDAH cuenta con tu ayuda

CEDAH IIJUNAM necesita tu ayuda con esta petición «Enrique Peña Nieto: Justicia para Pablo Cristian Larumbe Rojas». Únete a CEDAH y 92 personas que ya han firmado.