Devolverme La Tutela De Mi hijo Alberto García Acosta De 19 años Con Autismo Severo

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 10.000!


Devolverme La Tutela De Mi hijo Alberto García Acosta De 19 años Con Autismo Severo No Verbal.

https://www.facebook.com/autismoencanarias/videos/1831106786927367/

Soy madre de seis hijos, cuatro adultos, mi hijo Alberto de 19 años y el pequeño que muy pronto será mayor de edad: En estos momentos estoy luchando la lucha más dura y dolorosa de mi vida:  

Recuerdo que iba prácticamente todos los días a los Servicios Sociales a pedir ayuda porque la situación con mi hijo era insostenible y muy límite, ya que nos agredía y se auto-agredía cuando le daban las crisis que cada vez eran más frecuentes y más fuertes, sobre todo cuando se le contradecía en algo para que no se hiciera daño. Gracias a Dios que nunca le paso nada. Una vez le dio una crisis en el coche y con la cabeza rompió el cristal de delante y otro día el cristal del balcón, otro día tiro una tv enorme al suelo, y un largo etc. Las familias azules saben muy bien de lo que hablo pues han vivido esas experiencias tan duras, donde la paciencia es muy importante...

Lo más doloroso de esa etapa fue tener que tomar la decisión de ingresar a mi hijo en un centro, esa fue la solución que me dieron pues aquí en La Palma no había, ni hay nada específico para tratar el autismo severo, y coincidiendo con la apertura y el inicio de un nuevo proyecto en Tenerife donde muchos niños que tuvieron que ingresar en un centro en Sevilla y en Madrid habían regresado para ingresar en ese mismo centro donde ingresamos a mi hijo para que lo ayudaran.

Pero lo más cruel es que para ingresar a un niño si es menor en un centro si es público hay que ceder la custodia temporalmente, y yo me quedaba con la guarda potestad, algo que me decían era necesario, y para ello tenía que firmar una serie de papeles que yo no sabía hace poco con certeza en que consistían, porque desconozco esos temas, pero me decían que si no firmaba cómo el niño aún era menor no podía ingresarlo en el centro de Tenerife.

No era un centro con lo que eso conlleva, cómo el centro de discapacidad de La Palma, el centro de Tenerife consistía en casas chalet y en un piso donde los niños con autismo convivían juntos y el resto de compañeros con otras patologías en otras casas chalet , todas muy preparadas, y equipadas con todas las comodidades y con profesionales específicos para tratar especialmente el autismo severo.  

El tratamiento consistía en reeducar su conducta y tratar sus crisis, ayudarlo a comunicarse con pictogramas, con señas y lenguaje de signos. Todo muy estructurado; con sus rutinas diarias y disciplinas tan importantes en el autismo.

No fue fácil tomar una decisión así, hasta que un día le dio una crisis muy fuerte en el centro de salud esperando por su pediatra, y del centro de salud lo trasladamos en ambulancia al hospital, teniendo que sujetarlo cuatro personas para entrarle a la ambulancia, y una vez en el hospital tuvieron que atarlo en una cama de pies y manos y al cuarto calmante se quedo dormido. .

Fue entonces cuando comprendí que no tenía otro remedio para ayudarlo que firmar esos papeles e ingresarlo con todo el dolor de mi corazón. Aunque evidentemente si hubiese sabido realmente en que consistían esos papeles no los hubiese firmado jamás, y aunque no era posible en esos momentos pagar un centro privado, hubiese buscado una solución, cómo hice cuando era pequeño, al no encontrar plaza en los colegios de discapacidad de Tenerife nos fuimos para la península y le busque un colegio privado hasta que más adelante encontré un colegio público con las mismas características que el colegio privado, donde aprendió la base del lenguaje de signos y señas. 

Gracias a Dios y a los grandes profesionales el niño en Tenerife mejoro muchísimo y no estaba tan hiperactivo y se aguantaba ya ratitos sentado y comía en la mesa, algo que antes era impensable etc. Mis hijos y yo nos trasladamos a Tenerife para estar cerquita de él, y para visitarlo. En fechas especiales lo podíamos llevar para casa y si le daba alguna crisis llamábamos y lo iban a buscar. En todo momento nos facilitaron todo, incluso la comunicación era a través de skype que era mas cómodo para comunicarnos y mucho mejor en todos los aspectos para ambos.

Todo en el centro de Tenerife lo hacían con total transparencia y nunca me engañaron, ni me perjudicaron en nada. Eramos una gran familia; entre niños familias y profesionales, que eran muchísimos, y realmente eran los mejores.. 

Nos reuníamos cada 15 días las familias y los profesionales y ha veces los niños para hacer terapias que consistían en una escuela de padres para saber,  comprender y entender el autismo. En mi caso perdí el miedo que le tenía a mi hijo cuando tenía una crisis. También contábamos nuestras experiencias personales con nuestros hijos donde nos apoyábamos los unos en los otros-     

En fechas especiales nos reuníamos y organizábamos fiestas y comidas con mucho cariño y lo pasábamos muy bien todos juntos. Ahora recuerdo el juego del agua; muy divertido y terminábamos todos mojados y en la piscina.  

Cuando trasladamos a mi hijo para La Palma era otro niño, aunque por consejo de los profesionales no estaba preparado aún para vivir en casa pues necesitaba continuar con las terapias y sus rutinas etc para continuar con su evolución hasta que estuviese preparado para estar en casa.

Pero el traslado a La Palma fue un gran error donde en un principio pensábamos que el hecho de poder visitarlo un día más a la semana durante dos horas y el hecho de estar cerca de toda la familia sería muy positivo. Pero lo que en un principio me pintaron a nivel general todo muy bonito y donde el niño se suponía podía continuar con sus avances y su tratamiento resulto todo lo contrario y mi hijo comenzó un gran retroceso en general que era cada vez más evidente en todos los progresos que se había conseguido en Tenerife.

Lo cierto que un centro de discapacidad no tiene la infraestructura necesaria ni es el lugar adecuado e idóneo, ni esta preparado, para tratar a adolescentes y adultos con autismo severo no verbal.  

Desde hace 4 años mi hijo no recibe terapias especificas ya el centro no cuenta con profesionales específicos de autismo, y donde hay un gran desconocimiento sobre autismo a nivel general, y donde convive con personas con diferentes patologías y diferentes edades que consisten entre los 18 y los 65 años.  

Coincidiendo dicho retroceso con unas incidencias que ocurrieron: Así con esas palabras se me comunico, sin entrar en detalles de lo que había ocurrido cuando pregunte por qué mi hijo lloraba con tanto dolor y desconsuelo y amargura en una de mis visitas, incidencias que mi hijo al preguntarle me relato con todo detalle con señas y gestos, señalando incluso para las fotos de la estancia común donde merendábamos juntos en las visitas. Incidencias que al niño comunicarse con señas y lenguaje de signos no se tuvieron en cuenta y que han vuelto a suceder

Un año antes de cumplir mi hijo 18 años solicite la tutela (Antes me decían que no era posible) Y la solicite en el centro de discapacidad, donde les comente mi gran deseo, pues tenía esa espinita clavada y al comentarlo el trabajador social y una gerente me dicen que lo iban a consultar y seguidamente se ofrecieron para iniciar los tramites. ( Yo desconocía que el centro era y es de la administración, aunque lo gestione una empresa privada. Por eso desgraciadamente solicite la tutela en el lugar menos indicado, por desconocimiento absoluto e ignorancia, donde me dijeron que me despreocupara totalmente que ellos se encargarían de todo.

Yo pensaba que todas las personas actúan de buena voluntad confié plenamente en esas personas. El caso que desgraciadamente hicieron presuntamente todo lo contrario. Como me dijeron en el colegio de abogados puse todo en la boca del lobo. Y me siento completamente engañada 

Cuando me avisaron para presentarme en el juzgado yo daba por hecho que era parte del proceso para obtener la tutela que había solicitado. Me extraño mucho no necesitar un abogado, algo que les había oído comentar a las madres de Tenerife y que pregunte al trabajador social en dos ocasiones si no necesitaba un abogado y me dijo que no era necesario, con lo cual fui sin un abogado e indefensa..

El hecho que ese día en el juzgado de Los Llanos de Aridane en La Palmame arrebataron mis derechos como madre, y no me devolvieron a mi hijo donde estaban presentes un abogado del Gobierno de Canarias y otro abogado del Cabildo que según la opinión de una abogada del colegio de abogados presuntamente ya todo estaba apañado para que la tutela de mi hijo pasara de una administración a otra administración..  

Una vez que la administración de aquí consiguió la tutela al poco tiempo comenzaron con las visitas supervisadas con lo que eso conlleva, en otra estancia , en el vestíbulo de la entrada con las puertas abiertas de par en par en pleno invierno con mucho frió y donde entraban y salían  constantemente trabajadores familiares etc  y delante de las recepcionistas o cuidadoras que apuntaban todo..y sin ninguna intimidad para hablar madre e hijo, donde el niño no estaba a gusto pues le molestaba muchísimo tanto ajetreo e incluso se alteraba porque no era el lugar frecuente y favorito donde siempre habíamos merendado y donde podíamos hablar e incluso hacer terapias madre e hijo para comunicarse a través de lenguaje de signos y lenguaje oral, porque nunca he tirado la toalla pues mi niño tiene muchas capacidades para seguir aprendiendo e incluso poder hablar..

Han continuado y en estos momentos se están vulnerando todos los Derechos Humanos de mi hijo, y los míos cómo madre, (aunque ellos digan en la mínima oportunidad que soy sólo la madre biológica y que no tengo ningún derecho derecho) hasta el punto que nos han prohibido las llamadas telefónicas en los días que no había visitas cómo se había establecido desde el principio antes de tener el Cabildo la tutela, y en los horarios establecidos. Incluso ni en caso de enfermedad; como sucedió en el mes de febrero cuando estuve enferma y pregunte si en esos casos de enfermedad no hacían una excepción y me dejaban hablar con mi hijo por teléfono a lo que me responden que no era posible porque tenían ordenes del Cabildo. 

Mas adelante llame para preguntar por mi hijo y se negaron decirme como se encontraba, alegando que no me podían decir como se encontraba, ni otra información sobre el niño porque estaba tutelado y obedecían ordenes..

Cada vez que mi niño se encontraba mal les pedía para hablar conmigo y eso lo tranquilizaba y lo relajaba y de hecho me llamaba con mucha frecuencia, especialmente al principio cuando estaba en el periodo de adaptación pedía constantemente hablar conmigo a todas horas y después casi todos los días que no había visita o bien lo llamaba yo o él pedía hablar conmigo pues le hacia mucho bien para desahogarse, especialmente si tenia un mal día y estaba alterado yo lo tranquilizaba y conseguía que se relajara, incluso me llamaban del centro y me decían que el niño estaba mal para que hablara con él para que se tranquilizara..Últimamente estábamos hablando hasta una hora pues para mi hijo hablar conmigo era su gran y único consuelo y su única motivación, y para mi igualmente, y para saber realmente cómo se encontraba por él mismo. .

El día 19 de Marzo un día señalado por ser el día del padre cómo siempre fui a la visita del lunes y mi hijo no estaba; se lo han llevado a una salida planificada me dicen ante mi gran sorpresa. Pregunto por qué, si hoy es el día de la visita de su madre y eso siempre se había respetado. Y me dicen que no saben nada que ellos obedecen órdenes del Cabildo.

Pregunto a qué hora regresará, llamaron a la Directora y me dicen que no lo sabía. Sin embargo yo seguí esperando hasta las 19;00 horas que finalizan las visitas, y me advierten que tendría que irme a esa hora.

En esos momentos, diez minutos después llego el taxi donde venía mi hijo con una cuidadora etc. Cuando me vio me abrazo y no quería entrar para adentro, pero se lo llevaron muy rápido a pesar de la resistencia del niño que insistía que no quería entrar, y que lo llamará por teléfono, hasta que lo consiguieron llevárselo, muy a su pesar, despidiéndose hasta el jueves, con carita de preocupación y mucha tristeza y sin comprender y entender nada...

Las cosas de la vida, yo había pedido un taxi y al final regresé en el mismo taxi que había llevado a mi hijo.Le pregunte al taxista donde lo había llevado, y me contestó, y también me comento que también lo había llevado el jueves pasado, día que yo estaba mal y no pude ir a visitarlo, pero si hubiese podido ir tampoco lo hubiese podido ver pues el taxista me confirmo que salieron a las 17;00 de la tarde del centro como el día de hoy, hora prevista para la visita.. 

Eso me confirmaba que habían prohibido las visitas, ya era lo que les faltaba por prohibir.. Lo que yo tanto temía e intuía tristemente ya se había producido.. 
Se pueden imaginar, pues aunque son cosas que ves venir y escuchas que pueden pasar hasta que no sucede no piensas que pueden ser capaces de algo así, hasta que sucede y te sientes morir de dolor e impotencia..  

Hoy he llamado por la mañana para saber si mi niño tenía salida planificada, y me dicen que ya me llamarían, he llamado otra vez por la tarde y me dicen que llamara a su tutor, en este caso al Cabildo, pero por la tarde no trabajan. Entonces he insistido, pero sin resultado, y les decía que yo sólo quería saber si podía ir a verlo, a lo que me contestan que ir si podía, otra cosa que el niño estuviese allí. Entonces les dije que el lunes no estaba y que ya sabía que el jueves también se lo habían llevado, y gracias que lo vi el lunes cuando llego, aunque fuera unos segundos.

Y esa persona, sin decir su nombre para no comprometerla me dijo que eso es lo que pasaría en adelante, y me dice que es lo que pensaba personalmente. Es obvio que tiene información y que no puede decir más pues se jugaría su puesto de trabajo.

Pero tenía que ir a pesar de todo y me presente en el centro, y al igual que el lunes espere hasta que lo trajeran, y llegaron un poco más tarde, y nada más verme me dio un abrazo y besitos y me llevo a donde nos sentábamos, pero las cuidadoras le decían que tenía que entrar con ellas porque allí no podía estar.

Con señas y gestos y sonido expreso su gran tristeza y me pregunto varias veces si iría el lunes y le dije que allí estaría, aunque fuera para darnos un abrazo y besitos por unos segundos, pero para mi niño y para mi nos dan vida...

Me dijo que tenía hambre que quería merendar a lo que la cuidadora decía que ya había merendado un montón, y les dije que él seguía diciendo que tenía hambre.. Yo le había comprado un paquetito de galletas integrales y se lo di pero se lo sacaron y les dije que por favor se lo dieran aunque fuera después de cenar o por la mañana. Nos dimos otro abrazo y besitos pues insistían que tenían que entrarle de inmediato aunque él se negaba.

Una vez más me expreso su deseo de estar en casa conmigo y con sus hermanos e irnos de paseo y de pasarlo bien. Y contando con sus deditos preguntaba cuanto faltaba, y le dije que muy pronto, ya que para él es vital esa motivación e ilusión..Y aprovecharon y se lo llevaron agarrado entre varias cuidadoras, con carita de profunda tristeza y preocupación cómo el que entra a una "cárcel"…

El 26 de marzo ha vuelto a pasar, y cada vez es más doloroso: Mi niño se sentó para hablar conmigo e inmediatamente querían impedirlo, y mi hija que me acompañaba ese día les dijo que por favor me dejaran besarlo y abrazarlo. 
La carita de mi hijo lo decía todo; muy triste, con los ojos caídos, muy pálido, con unas pronunciadas ojeras. Les pregunte que le pasaba , si había estado enfermo y me dicen que no, y me señalo para un ojito, no sé qué le pasó pues no le dió tiempo de decirme nada pues insistían en llevárselo y de hecho se lo llevaron a la fuerza entre tres personas a pesar de la resistencia del niño.

No sin antes decirles que estaban vulnerando todos los derechos de mi hijo y que lo que estaban haciendo es algo inhumano a lo que me contestan que ellos sólo obedecen ordenes del Cabildo

Mi hija y yo salimos​ de allí destrozadas y muy afectadas..Mi hija que era la primera vez que vivía una situación tan dura y dolorosa, ni cómo profesional, ni a nivel personal, jamás había visto nada igual, y no daba crédito a lo que veía pues adora a su hermano. 

Quiero aclarar que las salidas paseos que hacían anteriormente no las hacían con frecuencia, y de hecho yo se los decía que para mi hijo eran muy importantes y necesarias pues en Tenerife salían todos los días y tenían actividades como otros niños de su edad, además se lo notaba muchísimo, cuando iba de paseo estaba mas relajado y cuando no salia estaba más tenso. Esas salidas eran en periodos vacacionales, una o dos veces en semana, y en algún acto deportivo y acto público y algún día los fines de semana pero nada más. 

Hay cosas que no tienen nombre y esto que está pasando con mi hijo es lo más cruel que le pueden hacer a un ser humano inocente e indefenso con autismo no verbal, y a una madre que sólo a vivido por y para sus hijos, luchando y buscando siempre lo mejor para él desde que le diagnosticaron autismo severo. Mi historia como yo digo daría para escribir tres libros, pero me alargaría mucho y lo he resumido para explicar la situación que no tengo palabras para calificar....

Los cambios tan radicales para un niño con autismo es tremendo pues las visitas de su madre siempre han sido lo más importante para él y su única ilusión y motivación. Pensar el gran sufrimiento que le supone a mi hijo no verme, ni a sus hermanos, ni poder comunicarse conmigo por teléfono al tenerlo completamente incomunicado me preocupa muchísimo por el trauma que todo esto le puede generar a mi hijo a nivel emocional y psicológico y me causa un gran e inmenso dolor imposible de expresar en unas letras, ni con palabras... 

Según las opiniones de padres afectados esto lo hacen para cortar vínculos con su madre y sus hermanos y para no poder hacer reclamaciones en general, y más si no se firma un papel de confidencialidad para callarnos la boca.   

Sólo recordar que hasta hace poco estaba pidiendo firmas para un centro especifico de autismo durante un año sin ser escuchada por los políticos que por lo visto no consideraron que un centro especifico era necesario y no se tuvo en cuenta, todo lo contrario

Y con la ayuda y el apoyo de alrededor 15. Mil firmas pude trasladar a mi niño a La Palma en el año 2014 al centro donde se encuentra que les decía se encuentra en actualidad. Pero ha veces no es oro todo lo que reluce o te dicen en un principio lo que parecía lo mejor para mi niño esta siendo una auténtica pesadilla por todo lo acontecido y por lo que ocurre actualmente. 

Ya esto no tiene vuelta atrás, todo está muy claro. Ahora estarán estudiando el próximo paso pues en eso ya serán presuntamente expertos…Algún día dejarán todos vuestros puestos pues eso cómo dijo un alcalde no es una profesión y no dura toda la vida. Es más, pido que el pueblo los eche a la calle en las próximas elecciones que es donde tienen que estar las personas que ordenan y ejecutan ordenes tan crueles y lamentables sin pararse a pensar en el gran daño que hacen  sin importarles el bienestar y la felicidad de mi querido hijo...

El lunes 2 de abril día Mundial del autismo sucedió otra vez; llegaron una hora más tarde de lo previsto y cada vez es más doloroso pues lo meten muy rápido para dentro impidiendo a toda consta que pueda abrazar y besar a mi hijo impidiendo comunicarnos agarrando sus manitas cuando me preguntaba contando los deditos cuantos días faltaban para el papelito para irse para casa conmigo y de paseo.

Hoy día 15 de mayo uno de los días más tristes y dolorosos de mi vida . Me ha llamado el trabajador social del centro de discapacidad para comunicarme que tenían una notificación del Cabildo de La Palma donde dicen que quedan suspendidas las visitas. Le he pedido que les diga que me lo comuniquen por escrito.

Mi respuesta ha sido que él sabe muy bien que las visitas están suspendidas desde el 19 de marzo. Y me dice que él en eso no entraba. Y encima tuvo la ironía y la desfachatez de decirme que se lo iba a comunicar al Cabildo. Esto es increíble, nos tratan como idiotas. Ahora resulta que que no saben que desde hace dos meses están impidiendo las visitas, y anteriormente las llamadas e incluso preguntar por él niño u otra información.. En fin, no sé de qué me sorprende ya de ese personaje...

Ayer había ido uno de mis hijos día de visita, y un día más no estaba el niño, y pidió el papel para firmar y así testificar que el niño no estaba y se negaron a darle el papel y no pudo firmar.

Pero mi hijo político ayer también, coincidencias de la vida, una vez más, no es la primera vez, siempre coincidiendo con los días de visita ha visto al niño y lo tenían en la avenida de Puerto Naos.

Hoy han dado un nuevo paso en el camino que se han propuesto...

Ahora recuerdo cuando les pregunte una vez dónde estaban los familiares de las chicos tutelados, y me decían que los familiares se habían desatendido de ellos. Algo que dudo mucho y no me creo nada.

No ha sido, ni es, ni será mi caso. Yo voy a luchar por la tutela de mi hijo.

Ahora mismo estoy destrozada porque nos están haciendo un daño inmenso.. Me preocupa muchísimo mi niño y le pido a Dios que me lo cuide y me lo proteja. Me aferro a mi fe y a la justicia divina, y a la terrenal que espero que se haga justicia muy pronto y me devuelvan a mi hijo! pues necesita de su madre como el aire que respira y yo a mi hijo que es mi razón de vivir y todo para mí y para sus hermanos. 

Mi gran prioridad es conseguir que me devuelvan la tutela de mi querido hijo con la que desde hace muchísimos años soñamos y anhelamos con muchísima ilusión mi hijo y yo, contando los días y haciendo nuestros planes para cuando ese gran, esperado y ansiado día llegara para hacer nuestros sueños realidad..

Muchas gracias de antemano a todas las personas que me apoyan en está lucha tan dura y extremadamente dolorosa y espero que ninguna madre e hijos pase jamás por situaciones semejantes.. 

Un gran abrazo de corazón, en especial a todas las familias azules y madres coraje y a todas las personas de buena voluntad .  

 



Hoy: Digna María cuenta con tu ayuda

Digna María Acosta Pérez necesita tu ayuda con esta petición «En estos momentos estoy luchando la lucha más dura y dolorosa de mi vida. Devolverme la tutela de mi querido hijo Alberto García Acosta de 19 años con autismo severo no verbal porque soy su madre!!!». Únete a Digna María y 9.391 personas que ya han firmado.