El Pueblo de la Provincia de SAN LUIS ES PROVIDA: CUIDEMOS LAS DOS VIDAS

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


Los vecinos de la provincia de San Luis, comprometidos con la protección y defensa de la vida desde la fecundación hasta su término natural, nos hemos manifestado "A FAVOR DE LA VIDA", especialmente la "LA VIDA DEL NIÑO POR NACER" en reiteradas "manifestaciones pasivas" por medio de marchas, bocinazos, festivales folclóricos , etc., uniéndonos las distintas creencias religiosas, ideologías políticas, grados académicos, profesiones, etc. Por este motivo, solicitamos que tengan en cuenta esta convicción del pueblo puntano al que ustedes representan, ante la futura legislación del Proyecto de Ley "Interrupción Voluntaria del Embarazo" (IVE) no ignoren la voz de esas miles de personas que nos hemos manifestado que creemos que antes de "matar" un ser indefenso hay otras posibilidades y alternativas que no se están contemplando y evitarían esta doble tragedia: la muerte de un niño y la destrucción psicológica de la madre. Así pues queremos proteger al ser humano en el viente de su madre, hoy en peligro inminente. La gran presión internacional agita las agua en Argentina, y el negocio millonario del aborto niega verdades científicas, compra conciencias, manipula voluntades. Estamos en “Defensa de la Vida” y creemos que “el aborto es el mayor fracaso social al que se somete una sociedad”  y que el actual Proyecto de Ley oculta intereses económicos, sociales y políticos, que no tienen como fin real solucionar ningún problema de nuestra sociedad. Sabemos, además, que la difusión de tal Proyecto está siendo disfrazada por argumentos falaces, confundiendo a los ciudadanos de bien.

La Constitución Nacional en su artículo 75, inciso 22, otorga jerarquía constitucional a tratados internacionales que defienden la vida de los niños por nacer, como la Convención Americana sobre los Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica) que dispone en su art. 2.1 que "Para los efectos de esta Convención persona es todo ser humano" y en su art. 4.1 "Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley, en general a partir del momento de la concepción".

El Código Civil en el Título IV,  De la existencia de las personas antes del nacimiento, en su art. 70 nos dice que "Desde la concepción en el seno materno comienza la existencia de las personas; y antes de su nacimiento pueden adquirir derechos…".

En el mismo cuerpo de leyes el art. 63 dice "Son personas por nacer las que no habiendo nacido están concebidas en el seno materno…". De esta forma, no cabe duda de que los niños por nacer se encuentran protegidos por la legislación nacional. En  la nota al art. se añade: "Las personas por nacer no son personas futuras, pues ya existen en el vientre de la madre. Si fuesen personas futuras no habría sujeto que representar…", concluyendo el Código Civil entiende que desde la fecundación el nuevo ser no sufre cambios entitativos sino sólo cualitativos.

El decreto nacional 1406 del 7 de diciembre de 1998, declara la fecha del 25 de marzo, como el "Día del Niño Por Nacer". Asimismo, en San Luis  la ley I-0584-2007 establece la misma fecha como "Día Provincial de los Derechos del Niño por Nacer".

Todo este conjunto de normativas  internacionales, nacionales y provinciales, no hacen más que un reconocimiento que desde el mismo momento de la concepción existe un nuevo ser humano sea viable o no, con derechos y garantías, por que la vida humana por más pequeña que sea, tiene el derecho dado por Dios de ser protegida por la ley, debiendo ser respetado.

Nosotros reconocemos la verdad, conforme lo afirma la ciencia, que desde la fecundación existe un nuevo ser humano, vivo, original, irrepetible, esencialmente distinto de la madre y, por tanto, con unos derechos que deben ser reconocidos, respetados y garantizados por el ordenamiento jurídico. Asimismo, manifestamos rechazo a toda forma de eutanasia o “despenalización del suicidio asistido” dado que no es posible limitar el derecho a la vida de los seres humanos más indefensos, más débiles o más vulnerables, como los que padecen enfermedades terminales, desahuciados o que padecen enfermedades mentales, quienes serían discriminados con gran injusticia.

La petición, a la vez que una propuesta positiva que procura el bien de los semejantes sin exclusiones ni arbitrariedades, conlleva un compromiso de ayuda efectiva a las mujeres embarazadas, personal, social y económicamente, debiendose promover la creación de centros de atención y acogida. Asimismo, para que los enfermos reciban los cuidades paliativos que necesitan y vivan sus últimos momentos con calidad en la atención, serenidad y paz.

El autor de la vida que nunca abandona a sus hijos espera de nosotros ese compromiso con la verdad a fin que no llegue a nuestra tierra la cultura de la muerte.

Hacemos propicia la oportunidad para saludarles con atenta y distinguida consideración.



Hoy: Cintia cuenta con tu ayuda

Cintia Liffourrena necesita tu ayuda con esta petición «El Pueblo de la Provincia de SAN LUIS ES PROVIDA: CUIDEMOS LAS DOS VIDAS». Únete a Cintia y 488 personas que ya han firmado.