Petition Closed
Petitioning Antonio Jesús Rodríguez Segura

El Parque Natural de Cabo de Gata amenazado por el ladrillo.

El Parque Natural de Cabo de Gata-Nijar es uno de los espacios naturales españoles que cuenta con mayor número de figuras de protección, tanto de carácter natural como cultural, fundamentadas en su riqueza geológica, ecológica, histórica, antropológica y paisajística. Su popularidad la debe en parte a sus casi 70 kilómetros de playas vírgenes, que a su vez lo convierte en un reclamo para promotores urbanísticos sin escrúpulos. Un triste ejemplo es el caso del hotel en la playa de El Algarrobico en Carboneras. Es el único Parque Natural Marítimo Terrestre de Andalucía, Zona de Especial Protección de las Aves de la Unión Europea, incluido en el listado de humedales de importancia internacional (Convenio RAMSAR), declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO y Geoparque (incluido en la Red Mundial de Geoparques junto a Yelowstone entre otros), además de pertenecer a la red Europarc (Red de espacios naturales protegidos europeos). Estas calificaciones son revisadas frecuentemente mediante auditorías. En contra de todas las recomendaciones recibidas para la Reserva de la Biosfera del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, entre otras crear y respetar un área de amortiguación para la presión urbanística, el Ayuntamiento de Níjar ha aprobado la reclasificación de casi 300 hectáreas en los límites del Parque, con el objeto de favorecer la construcción de casi 1500 viviendas, 2500 plazas hoteleras y un campo de golf de 27 hoyos. Esta reclasificación está basada en en un Plan Regional recién aprobado por parte de la Junta de Andalucía (POTAUA). Este proyecto duplicaría la necesidad de agua potable del municipio de Nijar, la comarca más grande de Andalucía y donde menos llueve en toda la Europa mediterránea . Acentuaría la ya problemática masificación de las playas en los picos estacionales (verano y semana santa) y aumentaría la alta estacionalidad turística, contra la que tantos esfuerzos están realizando los agentes turísticos de la zona, junto con diferentes administraciones, para lograr una economía sostenible para los habitantes del Parque Natural, por lo que supone una enorme contradicción. Los habitantes del Parque Natural y las PYMES de la zona verán peligrar su forma de vida, porque en ningún caso podrán competir con los grandes complejos hoteleros, modelo ya existente a pocos kilómetros de la zona y que ya ha provocado grandes problemas de masificación y la imposibilidad de competir con el "turismo de pulsera", un modelo que no es el adecuado en este espacio y que no beneficia a nadie en la comarca. Además hay que tener en cuenta que existe un campo de golf a menos de 15 kms. del que se pretende hacer.
Letter to
Antonio Jesús Rodríguez Segura
Estimado señor:

Informado/a de la aprobación por el Ayuntamiento que usted preside de la reclasificación de unas 300 Has. en la zona del Cortijo del Cambronero y la Boca de los Frailes de régimen natural a urbanizable, y cuyo destino es la futura construcción de casi 1500 viviendas, 2500 plazas hoteleras y un campo de Golf de 27 hoyos, quiero hacerle llegar mi preocupación por el irreparable impacto que esta precipitada decisión tendrá sobre el Parque Natural Cabo de Gata-Nijar.

Una población de 6000 personas doblará el consumo de agua en su término municipal donde los recursos hídricos escasean y aumentará la producción de aguas residuales en un municipio que actualmente tiene grandes problemas para garantizar su correcto tratamiento.
Es inquietante pensar en qué modo afectará esta presión urbanística a las cercanas playas del Parque Natural Marítimo Terrestre Cabo de Gata-Níjar. .

La construcción de grandes complejos hoteleros acabará con la forma de vida de muchos habitantes, pequeños comerciante y hosteleros, y lo hará de manera permanente.
Aumentará la estacionalidad, el mayor problema al que se enfrentan los agentes turísticos de la zona. Ya ha ocurrido en otros desarrollos similares y Almería es la provincia de España donde más plazas hoteleras permanecen cerradas en temporada baja.

Son otros argumentos los que atraen el turismo a su comarca y este proyecto ataca directamente la sostenibilidad de la forma de vida de los habitantes del Parque.
No entiendo su ubicación en la zona donde menos llueve en la cuenca mediterránea y con las playas mejor conservadas del occidente europeo, ni como se plantea un proyecto en una comarca cuando no beneficia en nada a sus habitantes ni a su territorio, clasificado en parte con las más altas calificaciones que puede tener un espacio natural protegido.

Por todo ello le solicito respetuosamente que reconsidere su decisión y haga crecer su municipio de manera sostenible con el objeto de crear empleo de calidad y estable para sus vecinos, lo cual es perfectamente compatible con la conservación del medio natural.

Confiando en recibir prontamente noticias suyas, acepte mi atento saludo.