Mas de mil estudiantes de enfermería podemos sumarnos a la lucha contra el Covid-19

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


Al ministerio de educación de la nación y ministerios de educación provinciales:

Somos más de mil alumnos de enfermería pertenecientes a distintas instituciones públicas y privadas, ubicadas en distintos puntos del país. Decidimos comunicarnos con usted, porque nos urge poner punto final a una problemática que nos afecta a todos, a nosotros como estudiantes, al grupo de primera línea como lo es el de los trabajadores de la salud y en última instancia a la comunidad toda. Que es nada menos, que debido a la resolución 104/2020, se nos impide cursar y rendir final de la materia "Practicas Profesionalizantes III". Esta es la UNICA materia que nos obstaculiza, el poder acceder a nuestro título y matricula habilitantes. Por en ende, y ateniéndonos al anexo de la resolución CFE N° 384/20, solicitamos que se nos autorice a retornar a las actividades en el campo práctico para poder recibirnos.

En esta pandemia - la del virus SARS-CoV-2 - que azota al mundo en la actualidad, el personal de salud se ve seriamente afectado sufriendo un desgaste por el hecho de afrontar este desafío histórico, al que con valentía y aplomo se está enfrentando. Profesionales de la sanidad que se ven sobrepasados bajo la sombra constante de una nueva oleada de contagios, que amenaza con ser más mortífera que la primera este próximo invierno. Las implicancias negativas aún no han llegado a su límite.

Se han tenido que tomar medidas extraordinarias para disminuir los daños mientras se produce y distribuye la vacuna. De esta manera se ha buscado resguardar la integridad de todos los individuos, como así también evitar el colapso del sistema sanitario. Es entonces que una resolución del ministerio de educación al inicio de la pandemia, impide a un contingente de más de mil trabajadores de la salud incorporarse al sistema de salud.

Estudiantes casi listos para tomar el relevo y prestar sus servicios a la sociedad. Casi listos porque no están nuestras instituciones educativas y formativas habilitadas para prestar nuestras últimas de horas de prácticas estipuladas en el plan de estudio de la carrera. Pero llamamos la atención que el gobierno nacional desde hace meses cambió la medida tomada de ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) a DiSPO (Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio) y esta resolución no ha sido revisada.

La actual situación que ponemos a consideración de su persona, de su ministerio pero también al del conjunto de la sociedad, creemos, pone en riesgo el sistema sanitario, teniendo en cuenta la gran demanda de personal y en consecuencia el acceso a la atención de millones de ciudadanos. El agravante de una sensible situación socio económica en nuestro país, todos los estudiantes nos encontramos imposibilitados de incorporarse al mercado laboral en búsqueda de una fuente de trabajo para asistir a nuestras familias. En este punto, es muy importante destacar, que la amplia mayoría de estudiantes de enfermería son mujeres, muchas de ellas con familias en las que son el único sostén económico, o tienen la urgencia de aportar a sus hogares, ya que debido a la delicada situación económica sus cónyuges están desempleados o con su salario reducido. Una mención especial merecen los compañeros, estudiantes de primer y segundo año de la carrera, que también se ven afectados por estas medidas y sus carreras ven sus carreras atrasarse, al no recibir respuesta en lo referente a sus respectivas prácticas.

Hemos pensado en algunas propuestas que podrían resolver este conflicto, como podrían ser la cursada de prácticas simuladas o colocarnos dentro de los grupos prioritarios para la vacunación. Pero estamos abiertos a cualquier otra solución, siempre y cuando se nos asegure la posibilidad de poder encontrar término a un problema, que afecta a la sociedad en su conjunto.

Confiamos en que todo se resolverá con la mejor predisposición de todas las partes afectadas. De nuestro lado, estamos siempre dispuestos a abrir una comunicación para llegar a una solución razonable y urgente.