Petición cerrada

Eduquen para el futuro, ¡reformen la educación!

Esta petición ha conseguido 21 firmas


Como estudiante de 3er año de bachillerato aquí en Venezuela, puedo afirmar que nuestro sistema, que sigue el modelo creado hace doscientos años aproximadamente, ha quedado obsoleto. Aulas-jaulas, exámenes que prueban la memoria en lugar del conocimiento (para después olvidar de todas formas lo memorizado), horarios estrictos, de una a cuatro horas diarias de tareas... Estudios muestran que estos factores, presentes en la mayoría de las escuelas, perjudican al estudiante más que beneficiarlo.

En la sociedad actual son necesarios emprendedores, artistas, científicos, maestros... es decir, personas con criterio y capacidad de innovar y cambiar el mundo para mejor. Esto a diferencia del mundo del siglo XIX, en plena revolución industrial, cuando se necesitaban trabajadores para la superproducción de las fábricas; la escuela tradicional se adapta a ellos.

Me he dedicado a investigar usando los recursos disponibles que brinda Internet para ubicar artículos y documentos relacionados al tema de mi proyecto. Estos contenidos me han hecho tomar interés en el sistema educativo finlandés, debido a que es considerado uno de los mejores del mundo. Su estrategia es opuesta a lo que muchos podrían creer que es el modo de hacer más eficiente la enseñanza: hay menos exigencia, menos disciplina, se les permite a los niños jugar, valerse por sí mismos y cometer errores. Es más, los finlandeses no llevan tarea a la casa (solo en contadas ocasiones), no usan uniforme en el colegio y no presentan exámenes hasta 5to de primaria.

Recientemente han comenzado a probar un método diferente a la división por materias o asignaturas, se trata de trabajar por proyectos (elegidos por los estudiantes) que los motivan a realizar gran cantidad de investigaciones relacionadas a distintas áreas del conocimiento. “Una de las claves del sistema educativo finlandés es que la memorización y la rapidez no son relevantes. En cambio, sí lo son la curiosidad, la participación y la experimentación creativa” (Sucari, 2017).

Al igual que en sistemas alternativos como Waldorf o Montessori, los profesores permanecen con los mismos alumnos año tras año, y así los conocen en profundidad: sus cualidades y aquello que deben mejorar. Otra clave del éxito en su Finlandia es la importancia que se les da a los profesores, cuya carrera tiene un prestigio similar a la de un médico.

Singapur es también un gran ejemplo, uno de los principios de su sistema es el siguiente: “Uno de los aciertos de Singapur es entender la educación como una inversión y no como un gasto. Nunca se han recortado sus presupuestos, ni siquiera en tiempos complicados desde el punto de vista financiero” (Pak Tee Ng, 2016).

Pese a que cada país tiene una realidad distinta, la necesidad de una reforma educativa en Venezuela es real. Basta con preguntarle a un alumno si disfruta de asistir al colegio para saberlo, ya que la gran mayoría responderá que no. Habrá que someter el tema a discusión para determinar lo mejor para el futuro de los jóvenes.

He compartido mis ideas con mi entorno y he visto que son pocos los que están en desacuerdo al plantear la necesidad de alterar el paradigma educativo. Es por ello que he creado esta petición.

Firma para solicitar que se reforme la educación en Venezuela.

Sitio web de la iniciativa



Hoy: Cristina Alexandra cuenta con tu ayuda

Cristina Alexandra Rodríguez Pérez necesita tu ayuda con esta petición «Eduquen para el futuro, ¡reformen la educación!». Únete a Cristina Alexandra y 20 personas que ya han firmado.