Petición cerrada

UNA OPORTUNIDAD PARA DANIEL EN SU COLEGIO CON AULA TEA (trastorno espectro autista)

Esta petición ha conseguido 5.085 firmas


Nuestro hijo Daniel nació el 9 de junio de 2011, y actualmente cursa 3º de educación Infantil en el colegio público Julio Verne de Zaragoza, siendo éste un centro preferente TEA (con aula de Trastorno de Espectro Austista).
Tiene 5 años y presenta un Trastorno de Espectro Autista el cual fue diagnosticado el 28 de enero de 2014, y con el Informe Psicopedagógico pertinente pudo optar a la escolarización en un centro educativo con aula preferente TEA.
Al tener a nuestra hija mayor escolarizada ya en un centro público, nos informamos de los pasos que teníamos que hacer para que este colegio tuviera los apoyos que Daniel necesitaba, a lo que la dirección, que en ese momento llevaba el centro, nos abrió las puertas y se puso manos a la obra hasta conseguir el sueño de poder llevar a nuestros dos hijos al mismo colegio se hiciera realidad.

El equipo directivo consiguió que el centro fuese preferente TEA. Fue el primer colegio público de Aragón en solicitar esta característica (en todos los demás centros había sido impuesto por Educación).


La valoración durante el tiempo que ha estado escolarizado ha sido positiva, informándonos siempre de una evolución progresiva de Daniel, poquito a poco, resaltando lo contento y feliz que va al colegio, señalando de nuevo la creencia en un esfuerzo, trabajo y colaboración familia - escuela para hacer el camino más fácil a Daniel. Algo en lo que nosotros también creemos firmemente.

Actualmente la resolución desde el Servicio Provincial de Educación resuelve la escolarización de nuestro hijo en un centro de educación especial para el próximo curso escolar. Los profesionales que han ido interviniendo con mi hijo en primero y segundo de infantil, no han visto esta necesidad, han visto una evolución y en ningún momento se nos informa de lo contrario, de una involución (para ello se nos dan informes trimestrales que nos van informando de la marcha de nuestro hijo en la escuela).

Nuestra Consejería de Educación hace bandera de estos centros como una oportunidad única y enriquecedora para estos niños; para que en un futuro puedan abordar una vida lo mas normalizada posible en su entorno . Algo en lo que estamos totalmente de acuerdo, y defendemos y defenderemos, y en su momento agradecimos la implicación de la administración, que tan afectuosamente nos trató.


Pero hemos visto estos meses que simplemente son meras palabras, sin compromiso de agotar al máximo todas las posibilidades.


¿Qué ha pasado desde entonces? ¿Por qué ya no es válido este maravilloso sistema para nuestro hijo? ¿Por qué no quieren agotar todas las medidas extraordinarias que todo alumno con estas características necesita? ¿Sólo somos números y como faltan plazas en la presente admisión, dejamos nuestra plaza para otro niño/a?.
El todo o el nada no nos parece una opción consensuada y reflexionada.
Los absolutos son imposibles en determinadas ocasiones, ni el absoluto del éxito ni del fracaso son medidas válidas para la vida, y más aún si cabe para la vida de un niño de 5 años.

Todos asumimos riesgos en nuestras tomas de decisiones, y aceptamos que llevan implícita la posibilidad del fracaso, pero el único modo de avanzar es asumir ese riesgo.

¿Dónde queda la educación inclusiva en la escuela? ¿dónde queda la atención a la diversidad de un centro preferente que hace bandera de estas premisas Educación? ¿esto termina dónde termina la garantía de éxito seguro?
Somos conscientes del trastorno de espectro autista de nuestro hijo Daniel y de las dificultades y características especiales que conlleva dicho trastorno, y que cada niño con este trastorno tiene sus propias características personales; y no creemos que nadie sepa a ciencia cierta a dónde va a llegar y como va a evolucionar en su vida futura.
Pero no podemos olvidar que sólo es un niños de 5 años, y no debemos privarle de ser feliz en su propio entorno, con sus amigos, vecinos, familia... SI con su gran peculiaridad, pero con los mismos derechos que cualquier otro niño.
Derecho a una educación de calidad, que pasa por la inclusión, la integración en la escuela y el esfuerzo por parte de todos los profesionales y familiares de dotar a Daniel de todo esto y de ser feliz.

Por todos estos motivos SOLICITAMOS:
La permanencia extraordinaria de Daniel en Educación Infantil un año más, (como alumno ACNEE y TEA).

Como padres de Daniel creemos que sus compañeros son sus mejores terapeutas y los que le hacen ser feliz e ir contento al colegio todos los días.

Gracias por tu firma y por ponerte en nuestro lugar.

Entre todos lo conseguiremos!!!

 



Hoy: Esther cuenta con tu ayuda

Esther Rojano necesita tu ayuda con esta petición «Educación de Zaragoza. Gobierno de Aragón: UNA OPORTUNIDAD PARA DANIEL EN SU COLEGIO CON AULA TEA (trastorno espectro autista)». Únete a Esther y 5.084 personas que ya han firmado.