Petición cerrada

Quisiera que mi caso no quede en un cajón.

Esta petición conseguió 117 firmas


Pido como ciudadana y madre que el Juzgado de impulso y canales adecuados a sus diligencias para que las denuncias no se pierdan en procedimientos burocráticos e intervención de organismos que dilatan los tiempos sin obtener ningún resultado.

Esta petición fue iniciada hace tres años y reabierta en estos días porque mi hijo continúa viviendo con su progenitor que posee el cuidado personal indistinto sin que ningún magistrado se lo haya otorgado. Quien me impidió convivir con mi hijo fue su padre en un acto de violencia económica y psicológica denunciado en el año 2010 en la Oficina de Violencia Doméstica de la Mujer que derivó en una causa en el juzgado citado sin que hubiera ninguna resolución a mi favor.

Actualmente mi hijo y yo compartimos muy poco tiempo en visitas que realizo en lugares públicos pues vivo en una pensión y no tengo medios económicos para alquilar un departamento.

No se ha respetado en mi caso el derecho de los hijos a ser cuidado por ambos progenitores y evitar que un progenitor tenga la "tenencia" y pase a ser el progenitor principal y el otro sólo "visite", como si se tratara de un extraño. 

Los hijos tienen el derecho a ser cuidados y criados por ambos padres, independientemente que éstos convivan o no, se hubieran casado o no.

Mi hijo no tiene en la casa de su progenitor ningún control parental ni límite. Continúa pasando mucho tiempo solo, especialmente los fines de semana y me preocupa muchísimo que lo hace jugando play, a veces hasta diez horas consecutivas y en la semana hasta la madrugada interactuando con extraños en Internet. Estas personas tienen también su número de celular por que mi hijo es miembro de diez grupos de whatsapp.

Hace un mes mi hijo puso en su estado de whatsapp "mi tiempo suicida" y me dijo que lo hizo porque una de estas personas le contó que cuando tenía dieciséis años había consumido pastillas para suicidarse porque se sentía muy solo.

Temo por el estado de aislamiento en el que está mi hijo, por su soledad, por los vínculos que tiene en Internet, por las consecuencias de estos hábitos en su salud física y emocional.

Su progenitor ha desestimado mi preocupación.

Pido que el Juzgado no hago lo mismo.

 

"LA JUSTICIA TIENE PRECIO"

Hace casi dos meses denuncié ante la Justicia una situación de riesgo a la que estaba siendo expuesto mi hijo que convive en la semana con su padre.

El lunes 5 del corriente, volví más afligida que otras veces, pues cuando denuncié la situación de mi hijo en el juzgado Nro. 77 de la Jueza Carminati, tenía la esperanza de que él representara lo que es, una persona de ocho años y no ese papel donde yo intenté explicar lo que le estaba pasando.

Cuando la Justicia reduce a las personas a papelitos y firmas, las personas perdemos entidad, perdemos nuestros derechos de ser amparados.

Y así sucedió, alguien, no digo la jueza, leyó mi denuncia y decidió mandarnos a mi y a la otra parte al grupo de psicología del Cuerpo Médico Forense. Esperé, con mi hijo en la misma situación de riesgo pues para darnos audiencia se tomaron un mes y medio.

El día de la audiencia la otra parte no apareció, sin embargo eso no es lo más importante, lo peor es que la Licenciada Singer del Dpto. de psicología del Cuerpo Médico, no tenía ni siquiera registro de que estábamos citados a las cinco de la tarde, me preguntó que hacía yo allí, le mostré la cédula, se sorprendió de "habernos dado un turno" en un horario en el cual ella ya no atiende pero dijo que quizás lo hizo porque "algo del expediente le llamó la atención".

Quizás le llamó la atención que mi hijo de tan solo ocho años fuera dejado en el departamento de su padre luego del colegio sin supervisión de un adulto, solo con la puerta entreabierta en un edificio de más de 30 departamentos jugando a la play hasta que su papá llegara, en una o dos horas, más de una vez ha sucedido esto, y como no tengo recursos (dinero) me dirigí a denunciar en la oficina de Violencia Doméstica de la calle Lavalle, como lo hice cuando mi ex marido me echó de nuestro hogar aprovechando mi internación debido a un problema de salud, de esto hace cuatro años. Volví a esa oficina pues no tenía patrocinio jurídico ni ningún tipo de orientación.

Después de la denuncia, aunque quizás sea el procedimiento normal la intervención del Cuerpo Médico Forense, yo no lo se, decidí pedir patrocinio jurídico gratuito en Tribunales y no me lo dieron alegando que al haber denunciado en Violencia Doméstica no tenían competencia hasta que el Cuerpo Médico Forense interviniera, situación de la que no fui advertida cuando denuncié en Violencia...

El día de la audiencia, mientras esperábamos la media hora de tolerancia para que se presente la otra parte la Licenciada se acercó a mi, y me preguntó como andaba yo con la otra parte... entonces le dije Sra. a lo mejor usted lo leyó en el expediente... me respondió, la verdad que no, no me lo mandaron del juzgado, pero seguro que me lo mandan mañana.

Pensé que se trataba de una broma para amenizar la espera pero no, después de un mes y medio ni siquiera tenía el expediente.

Le dije, entonces ¿usted no tiene ni la menor idea de porque estoy acá?, la Sra. me respondió ya un poco incómoda, bueno, no hace falta igual lo importante es que yo los evalúe...

Bien, o mejor dicho mal, muy mal, perdí mi tiempo, viajé el mismo día dos veces al centro desde el conurbano, una para dejar a mi hijo siete y media en el colegio pues convive en la semana con su padre debido a mi situación de desempleo y no tener techo propio tema que da para otra carta...la otra parte no se presentó y le pregunté a la señora como seguía esto y me respondió, bueno, ahora usted tiene que volver al juzgado... al mismo que yo fui hace casi dos meses a denunciar una situación de riesgo que vive mi hijo, que por cierto volvió a vivir hace un par de semanas, allí a ese juzgado para el cual mi hijo no es un menor con derechos, con urgencias, víctima no solo ahora de la negligencia de la otra parte sino también de la potencial negligencia e inoperancia del juzgado si algo le sucede.

Me siento afligida, molesta, impotente, muy enojada con este cáncer burocrático que ha convertido mi historia y la de mi hijo en una colección de papelitos sellados por Oficinas, Organismos y Magistrados, que me han llevado a la triste conclusión que la Justicia tiene precio y que solo es accesible para los que pueden pagar un buen abogado.

Lo peor es que no se que hacer, ni porque ni para que debo volver al juzgado a ser atendida por una empleada de la mesa de entradas que me ha dicho bueno señora la lista de patrocinios gratuitos es larga, seguramente la "fletaron" de Tribunales porque tienen mucho trabajo.

Quiero que este proceso continue sin sentirme manoseada como una cosa que comandan de un lado a otro sin un objetivo claro, quiero sentirme una persona con derechos que son respetados, el primero hay dos causas en este juzgado con conexidad, y ni siquiera se toman el trabajo de ver de que se trata el problema.

Si logro que atiendan mi caso será un avance, pero entiendo que debe haber muchas personas más en mi situación y que el problema es profundo y requiere de soluciones urgentes, especialmente cuando se denuncia por la integridad física y emocional de un menor.

 



Hoy: Paula cuenta con tu ayuda

Paula Soengas necesita tu ayuda con esta petición «Dra. Gladys Carminati: Quisiera que mi caso no quede en un cajón.». Unite a Paula y 116 personas que firmaron hoy.