Asignación de honorarios justos para el profesional de la Nutrición en México

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 50,000!


Los Nutriólogos, estudiantes, docentes e investigadores solicitamos a las autoridades competentes se realice la gestión correspondiente para la profesionalización, reconocimiento, y homologación de salarios justos para los Licenciados en Nutrición en México, al igual demandamos que se priorice y reconozca a la Nutrición como una estrategia costo-efectiva para alcanzar la sustentabilidad financiera del Sistema de Salud, y se considere la inserción laborar de más Nutriólogos tanto en instituciones de Salud, Secretaría de Educación, Universidades y Centros de Investigación. Adicionalmente, les pedimos que legislen con efectividad la regulación del intrusismo, es decir, de aquel ejercicio pseudo -profesional o no profesional que invaden desde la charlatanería funciones del Nutriólogo con la prescripción de suplementos alimenticios, otorgamiento de dietas y diversas prácticas que ponen en riesgo la salud de la población y atentan contra la dignidad de la profesión de los Nutriólogos.

 

El Derecho a la protección de la Salud, está estipulado en el artículo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Por su parte la Ley General Salud, en su artículo segundo, menciona que las finalidades de la protección a la salud son entre otras; contribuir a un completo estado de bienestar físico y mental de los ciudadanos; contribuir al pleno ejercicio de sus capacidades, la prolongación y mejoramiento de la calidad de vida el conocimiento para el adecuado aprovechamiento y utilización del disfrute de los servicios de salud. Por lo que concierne al artículo tercero de esta ley, dispone que es materia salubridad general la orientación y vigilancia en materia de nutrición. Entonces, se sobre entiende que es deber de las instituciones gubernamentales tanto de la federación como las de las Entidades Federativas, garantizar el ejercicio de este derecho para toda la población mexicana.

 

La atención Nutricional es un componente esencial y costo-efectivo que influye en el Estado de Salud desde la preconcepción hasta el final de la vida, y que promueve el bienestar y la prevención de enfermedades. Adicionalmente, la atención Nutricional promueve la Sustentabilidad financiera del Sistema Nacional de Salud, y contribuye al desarrollo económico del país, puesto que solo a través de una población sana se potencializa la competitividad. La carga financiera de las enfermedades crónico-degenerativas en México, las cuales tienen relación directa con el estatus nutricional, representan un reto, por lo cual existe una necesidad urgente de mejorar la Promoción de la Salud; y es aquí donde la atención Nutricional es una solución costo-efectiva que se alinea con los criterios de austeridad, eficiencia y eficacia del actual Gobierno Federal.

 

La dieta es el elemento más esencial de todo tratamiento médico. Por hecho, es la primera indicación en las notas de evolución hospitalarias. Resultados de múltiples estudios científicos han evidenciado que la Terapia Médico-Nutrimental es costo-efectiva en mejorar indicadores clínicos. Por ejemplo, un estudio reportó que la Terapia Médico-Nutrimental por si sola logró reducciones de niveles de hemoglobina glucosilada en pacientes con Diabetes, similares o mayores a los que se logran con el uso de medicamentos, con lo cual se reduce el riesgo de complicaciones que son costosas para el paciente y sector salud como la Enfermedad renal crónica, ceguera, amputaciones, neuropatía, enfermedades cardiovasculares, infarto y embolia cerebral. Adicionalmente, intervenciones intensivas por Nutriólogos para el cambio de hábitos, demostraron en estudios científicos el potencial para la remisión completa o parcial de la Diabetes tipo 2 por al menos un año sin el uso de medicamentos. La relevancia de lo anterior, radica en que, de acuerdo a la ENSANUT 2016 (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición), la mayor parte de los mexicanos diagnosticados con Diabetes e Hipertensión no presentan un buen control de su enfermedad, con excepción de un 25% que maneja niveles de glucosa y presión arterial en rangos considerados de control.

 

Importante reconocer el aporte profesional de la nutrición en lo relativo a las enfermedades crónico-degenerativas, porque una adecuada intervención del profesional de la nutrición favorece de manera eficiente los gastos directos del gobierno, e incluso contribuiría a disminuir los   gastos indirectos deducidos de las discapacidades, ausentismo laboral, pérdida de productividad y muerte prematura, que afectan tanto al paciente, familia y sistema de Salud. Un análisis de la transición epidemiológica en México encontró que las enfermedades no transmisibles causaron 75% del total de las muertes y 68% de los años de vida potencialmente perdidos, lo que estamos seguros se puede revertir en la pronta intervención del profesional de la nutrición realizando educación en nutrición a las personas o apoyándoles a llevar un plan de alimentación adecuado a sus necesidades lo que redundará en una mejor calidad de vida.

 

Es de resaltar que el Licenciado en Nutrición es un profesional capaz de brindar atención nutriológica de calidad a individuos sanos, en riesgo o enfermos, así como a grupos de los diferentes sectores de la sociedad; de administrar servicios y programas de alimentación y nutrición; de proponer, innovar y mejorar la calidad nutrimental y sanitaria de productos alimenticios. Capaz de integrar, generar y aplicar conocimientos, habilidades y actitudes que permiten su desempeño en los campos profesionales básicos: nutrición clínica, nutrición poblacional, servicios de alimentos, tecnología alimentaria y otros campos transversales como: investigación, educación, administración y consultoría aplicando métodos, técnicas y tecnologías propias de la Nutriología y ciencias afines. Fundamenta su ejercicio profesional en un marco ético y multidisciplinario para responder con calidad y compromiso a las necesidades sociales de alimentación y nutrición presentes y futuras. Debe aclararse que el reconocimiento de la Licenciatura en Nutrición no es en el sentido académico o epistemológico, ese aspecto está resuelto en forma eficaz en los diferentes planes de estudio de las universidades públicas y privadas que ofertan esta profesión.  Tal es así, que la Secretaría de Educación Pública expide la cédula profesional correspondiente para aquellos que hemos concluido dichos estudios.

 

Como una acción conjunta a esta solicitud se convoca a los interesados a una marcha de manifestación pacífica el día Domingo 12 de Mayo en Guadalajara, aclarando que el objetivo de la misma, es el reconocimiento del Nutriólogo como profesional de la salud, y que tal contribución profesional no se ha reconocido en el ámbito laboral y salarial acorde al nivel de estos profesionales, ni en el sector público, ni el privado de la salud de nuestro país. Ya que su pago salarial es aproximadamente 40% menos que el resto de los profesionales de la salud, y se le da el nombramiento de técnico-dietista, en lugar de Licenciado en Nutrición. Finalmente, la petición de ampliación de áreas de ejercicio profesional, se fundamenta, en la desproporción entre la demanda de servicios de Nutrición por los pacientes con sobrepeso, obesidad y enfermedades crónico-degenerativas y el número de Nutriólogos que actualmente labora para instituciones gubernamentales.

Información de contacto para respuesta a esta petición:

Mtra. Xóchitl Flores Fong

Cel: 3316030738

colectivounidosporlanutricion@gmail.com