UAEM libre de violencia

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


Dr. Gustavo Urquiza Beltrán
RECTOR UAEM
 
            Somos la sociedad que hoy se encuentra molesta por que usted sostuvo públicamente que el Abogado General brindó asesoría a los posibles asesinos, esos que pueden ser los responsables de haber desaparecido, violado, torturado y terminaron con la vida de Mariana.
Somos parte de la comunidad universitaria la que redacta este documento. Somos el profesorado de María Fernanda. Somos las amistades de Mariana. Somos los padres, madres, hermanos, hermanas, tíos, tías, primos y primas de las víctimas de la violencia en Morelos. Somos las y los indignados por la enorme cantidad de muertes con saña, por las violaciones, por las torturas y por la angustia que viven aún sus seres más cercanos cuando les arrebatan la vida.
            Parte de la comunidad universitaria rechaza por completo que las funciones del abogado general sean asesorar a los presuntos culpables y le exige que se mantenga al margen de la situación. Nos indigna y nos duele que la prioridad no sea brindarle ese asesoramiento a las familias y amigos de las víctimas que, por cierto, muchos somos universitarios. Sus esquelas simplonas se suman a la burla que circunda la Universidad, su carencia de gobernabilidad ha dejado de lado y escondido los graves casos de acoso y violencia que suceden en nuestra querida Alma Mater que hoy llora sangre por los pasillos. No sin dejar de lado los asaltos en diferentes puntos de los campus y sus alrededores que también han quedado impunes e invisibles para ustedes. Todo ello ha dado como resultado que dentro de los campus se viva de inseguridad sin tener una estrategia que proteja a quienes ahí convivimos todos los días.
            No permitiremos que se siga minimizando la muerte de mujeres, ni el acoso, ni la violencia incluso dentro de la institución. Ninguna autonomía pasa sobre la vida de nuestras y nuestros universitarios.
Señor Rector, basta de tantas omisiones, basta de tantos atropellos y apelando a los derechos humanos, los mismos estarán siempre en favor de las víctimas.
Morelos vive en un estado de ALERTA DE GÉNERO y los asesinos de Mariana, cometieron un aberrante feminicido al parecer, por negarse a tener sexo con uno de ellos. En una universidad no hay cabida para este tipo de circunstancias, es absurdo que la administración central, incluyéndolo a usted, se presten a minimizar este tipo de actos. La comunidad universitaria se encuentra al tanto de la situación de ésta, pero nos estamos cansando. Asimismo, nos permitimos comentar que la nota que se publicó el día 25 de mayo donde se permiten “aclarar” la incómoda situación, no minimiza los problemas de fondo que pedimos se atiendan de inmediato.
Exigimos JUSTICIA PARA MARIANA, exigimos que la universidad se desborde para apoyar y proteger a las víctimas. No se burlen de nosotros, no se burlen de nuestro dolor y de nuestra rabia porque estamos hartas y hartos.
Exigimos que se atiendan los protocolos internos universitarios, sobre todo, el protocolo para prevención y atención de la violencia, el cual debe tener una revisión exhaustiva para poner énfasis en la violencia de género dentro de la Universidad pero no solo eso, exigimos que se acate. Solicitamos que cese el protegido acoso en las oficinas y salones de clases, y a la impunidad de los diferentes delitos , ya no queremos mas discurso.
Señor Rector, estas exigencias las suscriben las y los abajo firmantes que somos tanto estudiantado, profesorado, personal administrativo y de confianza (incluso egresados y jubilados), le daremos firme seguimiento a las mismas. No permitiremos más actos denigrantes hacia nuestra comunidad. Estaremos pendientes de que se acaten los protocolos de manera adecuada y que se trabaje por erradicar la violencia al menos dentro de nuestra máxima casa de estudios.

“Ninguna universidad puede hablar de prestigio y excelencia, si tolera y encubre a acosadores, violentadores y feminicidas”
 
Atentamente,
Padres y Madres de familia, estudiantes, docntes, personal administrativo, personal de confianza de la UAEM, coletivos y sociedad general que firman el presente documento.