Nombrar "Don Luis Landriscina" al aeropuerto de Resistencia (Chaco)

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


El aeropuerto de Resistencia, de acuerdo al decreto Decreto 2276/63, tiene como nombre oficial “Aeropuerto Internacional Resistencia”, es decir, a diferencia de la mayoría de los aeropuertos argentinos (y también del mundo), no rinde homenaje a ninguna persona, hecho histórico o referencia geográfica (como pueden ser los casos de los aeropuertos “Dr. Fernando Piraginé Niveyro” de Corrientes, “Malvinas Argentinas” de Ushuaia o “Cataratas del Iguazú” de Puerto Iguazú). Sí, es cierto, como dice en los considerandos de aquel decreto, que de por sí “Resistencia” es un nombre muy inusual en el mundo (muchos piensan que el nombre del aeropuerto es José de San Martín, un “mito” que se construyó debido a que en el acceso hay una estatua del prócer, pero no, olvídense de eso).

Elegir una figura que represente a todos los chaqueños puede resultar una tarea muy difícil y no exenta de polémicas. Hace un par de años un senador nacional quiso bautizar al aeropuerto de Resistencia como “Juan Domingo Perón”, propuesta que afortunadamente no prosperó. Y digo “afortunadamente” no por desprecio hacia su figura, sino porque, en primer lugar, hay miles de cosas llamadas “Perón” en Argentina (como lo amerita una persona de su relevancia histórica desde ya); en segundo lugar porque ya existe un aeropuerto que lleva el nombre de “Presidente Perón”, el de Neuquén (¡Saludos amigo Juan Franke!); y en tercer lugar porque aun con todo lo que el General contribuyó a nuestra provincia (partiendo de que fue bajo su mandato que dejamos de ser territorio nacional), su figura no es identificable con el Chaco.

Luis Landriscina, en cambio, además de ser alguien que ha contribuido, a través del universal lenguaje del humor, a la divulgación de los usos y costumbres del interior profundo de nuestro país (manteniendo, y no es poco, una vida pública intachable) es asociado irremediablemente con nuestra provincia. Me animo a decir que fue la primera gran figura “global” del Chaco. Y siendo un aeropuerto el punto de conexión de una región con el mundo, ¿qué mejor que bautizar al de Resistencia con su nombre?

Sí, hay otros chaqueños reconocidos en diferentes ramas del arte, la ciencia, la política o el deporte, pero creo que ninguno con el posicionamiento de Luis Landriscina (perdonen mi “método científico”, pero cuesta encontrar cosas negativas sobre él). Y así como cuando se llega a una fiesta multitudinaria uno se alegra al encontrar caras conocidas, qué mejor manera de llegar al Chaco escuchando, al aterrizar, un “Bienvenido al Aeropuerto Internacional Luis Landriscina de Resistencia”, y despertar una sonrisa en los miles de pasajeros que, al instante, recordarán alguno de sus cuentos.

Más información sobre la génesis de la propuesta en http://www.aviacionline.com/2017/12/aeropuerto-internacional-don-luis-landriscina-de-resistencia/

Sobre Luis Landriscina

Nacido en Colonia Baranda, Chaco en 1935; es el séptimo hijo de inmigrantes italianos, Luigi Landriscina, tal es su verdadero nombre es un humorista, actor, narrador, y músico argentino. Luis tenía alrededor de 20 meses cuando murió su madre al dar a luz a su hermano Nicolás, por lo que pasó a ser criado por sus padrinos, Margarita Martínez y Santiago Rodríguez.

Cursó la escuela primaria en Villa Ángela y Resistencia, y ya de joven se destacó por su habilidad como narrador de historias populares y costumbristas, siempre con una pincelada de un buen humor. En 1963 contrajo matrimonio con Guadalupe Mancebo y ese mismo año nació su primer hijo, Gerardo.

Landriscina se consagra en 1963 en el Festival de Folclore de Cosquín junto a una delegación chaqueña y es condecorado con el premio Revelación por cuentista y narrador. Desde 1962 encarnó su personaje más recordado: Don Verídico, gaucho simple, ingenuo, observador y chistoso, creado por el escritor uruguayo Julio César Castro, más conocido como Juceca.

Luego de vivir en Buenos Aires durante varios años, se muda a Santa Ana una localidad del departamento de  Colonia, Uruguay, en dónde reside hasta el día de hoy.

Participó en películas como Joven, viuda y estanciera (1970); ¿De quiénes son las mujeres? (1972); Mire que es lindo mi país (1981) junto a Atahualpa Yupanqui y Eduardo Falú; y Sapucay, mi pueblo (1997).

Algunos de los programas de televisión en los que participó fueron: Mano a mano con el País que se transmitió por canal 13 en 1970; Estancia las batarazas, Landriscina con todos y Landriscina con todo el País programas que también se transmitieron por canal 13 durante los años 1977, 1978 y 1979, respectivamente. Sus últimos programas fueron La estación Landriscina por Telefé en 1992, Mano a mano con el campo de 1996 que se transmitió en canal Rural y canal 7; y Almacén de campo  que pudo verse por canal 7 en 2002.

También ha publicado discos y libros de cuentos durante toda su carrera, llegando así a los hogares de todo el país de todas las formas para acercar la cultura popular rural.



Hoy: Aviacionline cuenta con tu ayuda

Aviacionline necesita tu ayuda con esta petición «Domingo Peppo: Nombrar "Don Luis Landriscina" al aeropuerto de Resistencia (Chaco)». Únete a Aviacionline y 373 personas que ya han firmado.