Una ley del Seguro Social más justa

Una ley del Seguro Social más justa

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!
Con 500 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas
SOCIOCRACIA A​.​C. ha iniciado esta petición dirigida a Director General IMSS y

PROPUESTA QUE REFORMA EL ARTÍCULO 150 Y DEROGA EL ARTÍCULO 151 DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL, PARA GARANTIZAR LA CONSERVACIÓN PERMANENTE DE LOS DERECHOS ADQUIRIDOS EN FAVOR DE LOS TRABAJADORES Y SUS BENEFICIARIOS.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 

La Conservación de Derechos del IMSS se refiere al tiempo que concede el Instituto Mexicano del Seguro Social a los asegurados después de su baja laboral para reclamar una pensión (Cesantía, Vejez o Invalidez) tanto en Ley 73 como en Ley 97 y en ambos casos consta de la cuarta parte del tiempo total cotizado por el asegurado para tener derecho al pago de una pensión.

La Conservación de Derechos del IMSS tiene un sentido positivo pues gracias a ella, pese a haber dejado de prestar el trabajo personal subordinado, el trabajador al que lamentablemente le ocurriese la muerte o sobreviniere una invalidez, podrá hacer efectivo su derecho dentro del plazo señalado en la Ley del Seguro Social, que le permite al asegurado, extender la vigencia de su aseguramiento mediante la conservación de derechos. Sin embargo, el sentido negativo vulnera los derechos del asegurado debido a que, si este ha salido del periodo de la “Conservación de derechos”, aunque reúna las semanas cotizadas y la edad o el dictamen médico que avale una invalidez, no es legalmente viable otorgar una pensión de conformidad con el artículo 150 y 151 de la Ley del Seguro Social; recuperar la Conservación de derechos del IMSS, depende del día en que se haya dado su baja como cotizante en el Instituto.

Artículo 150 de la ley del Seguro Social:
 

 “Los asegurados que dejen de pertenecer al régimen obligatorio, conservarán los derechos que tuvieran adquiridos a pensiones en el seguro de invalidez y vida por un período igual a la cuarta parte del tiempo cubierto por sus cotizaciones semanales, contado a partir de la fecha de su baja.

Este tiempo de conservación de derechos no será menor de doce meses…”

Respecto de la posibilidad del reconocimiento de derechos o bien, recuperar los mismos, el artículo 151 se refiere a la hipótesis relativa al trabajador que hubiese causado baja, y que luego reingrese al régimen obligatorio, conforme a lo siguiente:

Artículo 151:
 

“I. Si la interrupción en el pago de cotizaciones no fuese mayor de tres años, se le reconocerán, al momento de la reinscripción, todas sus cotizaciones;

II. Si la interrupción excediera de tres años, pero no de seis, se le reconocerán todas las cotizaciones anteriores cuando, a partir de su reingreso, haya cubierto un mínimo de veintiséis semanas de nuevas cotizaciones;

III. Si el reingreso ocurre después de seis años de interrupción, las cotizaciones anteriormente cubiertas se le acreditarán al reunir cincuenta y dos semanas reconocidas en su nuevo aseguramiento, y

IV. En los casos de pensionados por invalidez que reingresen al régimen obligatorio, cotizarán en todos los seguros, con excepción del de invalidez y vida.

En los casos de las fracciones II y III, si el reingreso del asegurado ocurriera antes de expirar el período de conservación de derechos establecido en el artículo anterior, se le reconocerán de inmediato todas sus cotizaciones anteriores.”

Como se puede observar, en las fracciones II y III, se establecen plazos hasta de cincuenta y dos semanas para el reconocimiento de lo que ya, con su esfuerzo y trabajo a lo largo de sus semanas cotizadas, los trabajadores habían logrado lo que es indebido ya que impone obstáculos y requisitos al reconocimiento de un derecho ya adquirido, en un país garante de los derechos humanos y su progresividad, los derechos laborales no tendrían por qué perderse o suspenderse, en especial por la existencia de factores ajenos al trabajador como lo son la perdida del empleo por el cierre de la empresa contratante o un posible despido injustificado por mencionar solo unos cuantos.

Para ejemplificar lo anterior podemos considerar el incremento en la tasa de desempleo que durante el pasado mes de abril; de acuerdo con la primera Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) 12 millones de personas dejaron de trabajar o de buscar empleo por efectos de la pandemia COVID- 19 en México, aunado a lo anterior existe la dificultad para volver a encontrar empleo (y así poder volver a cotizar) misma que tiende a aumentar conforme la edad del trabajador avanza.

La Seguridad Social es un derecho fundamental consagrado en nuestra carta magna y en el derecho internacional, promovido además por la Organización Mundial del Trabajo (OIT), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) o la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS).

De acuerdo con el apartado A de la fracción XXIX del artículo 123 de la Carta Magna:

“XXIX. Es de utilidad pública la Ley del Seguro Social, y ella comprenderá seguros de invalidez, de vejez, de vida, de cesación involuntaria del trabajo, de enfermedades y accidentes, de servicios de guardería y cualquier otro encaminado a la protección y bienestar de los trabajadores, campesinos, no asalariados y otros sectores sociales y sus familiares.”

La Declaración Universal de Derechos Humanos establece que:

“Artículo 22.

Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensable a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.”

A partir de la reforma al artículo 1ro Constitucional de 2011 en materia de derechos humanos, todas las autoridades tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad, y bajo el principio de “pro persona”, favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.

La imposición de requisitos o plazos para el reconocimiento de las cotizaciones ya cumplimentadas por los trabajadores contemplados en el artículo 150, y la pérdida o suspensión correspondiente al reconocimiento de cotizaciones contenida en el artículo 151 vulneran tanto los derechos consagrados en nuestra constitución y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

¿Qué ocurriría en caso de que un asegurado padeciera alguna enfermedad que lo incapacitara para volver a laborar o perdiera la vida después de reingresar al régimen obligatorio pero sin cumplir con el número mínimo de semanas definido en el artículo 151 de la ley del Seguro Social? Probablemente se les niegue a sus descendientes o a su viuda la pensión a la que tienen derecho y de la que quizá dependan económicamente para subsistir.

Por lo descrito anteriormente, la propuesta es modificar el artículo 150 y derogar el artículo 151 de la Ley del Seguro Social erradicando la posibilidad de pérdida o suspensión de derechos y conservando de manera permanente los mismos, en especial de los que son considerados como  “derechos adquiridos” los cuales no pueden ser suspendidos y menos perdidos, por considerarse como una facultad o provecho que ha ingresado al patrimonio o haber jurídico de la persona, que no puede soslayarse al tratarse de derechos fundamentales.

Lo anterior, en congruencia constitucional, cumplimiento a los compromisos internacionales en esta asignatura y mejor aún, por el reconocimiento y protección máxima a nuestra clase trabajadora.

En virtud de lo anterior la propuesta emanada de nuestras asociaciones es la siguiente:


INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO
 

MEDIANTE LA CUAL SE REFORMA EL ARTÍCULO 150 Y DEROGA EL ARTÍCULO 151 DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL, PARA GARANTIZAR LA CONSERVACIÓN PERMANENTE DE LOS DERECHOS ADQUIRIDOS EN FAVOR DE LOS TRABAJADORES Y SUS BENEFICIARIOS.

ARTÍCULO ÚNICO.- Se reforma el artículo 150 y se deroga el artículo 151, ambos de la Ley del Seguro Social, para quedar como sigue:

Artículo 150. Los asegurados que dejen de pertenecer al régimen obligatorio, conservarán los derechos que tuvieran adquiridos en cuanto a sus cotizaciones y a pensiones en el seguro de invalidez y vida.

Artículo 151. Se deroga.

T R A N S I T O R I O

ÚNICO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el “Diario Oficial de la Federación”.

CONSIDERACIONES Y ANTECEDENTES:

Se presento una iniciativa similar por el entonces Senador Ernesto Javier Cordero Arroyo de acuerdo con la gaceta del día miércoles 23 de mayo de 2018 abordando exclusivamente el seguro de Invalidez y vida en favor de los trabajadores, la cual no prospero.

PARTICIPANTES DE LA PRESENTE PROPUESTA:
 

·       Lic. Francisco Javier Hernández Salcedo. Vicepresidente Sociocracia A.C.

·       Lic. Maria Jose Farfán Ortega. Presidenta Floreciendo con Dignidad A.C.

·       Lic. Edgar Castillo Maya. Presidente de Asociación Nacional de Economistas Politécnicos A. C.

·       Mtro. Fernando Abraham Manilla Contreras. Socio Fundador y Director General de Lex Pro Humanitas.

 

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!
Con 500 firmas, es más probable que esta petición aparezca entre las peticiones recomendadas