Impulsar el uso del preservativo femenino y su distribución gratuita.

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


Tener derecho a elegir con quién, dónde y cómo cuidarnos es fundamental. Hay algo paradójico: las mujeres representamos casi la mitad de la población infectada con HIV y no tenemos muchas opciones de prevención. El preservativo femenino es muy importante, porque es el único método para tener sexo que previene enfermedades y embarazos que podemos controlar las mujeres. Es necesario que el preservativo femenino sea incluído en las políticas públicas de salud en Argentina para sea más accesible para todas nosotras.

 

A lo largo de mi vida he tenido relaciones con personas de distintos sexos, y siempre fue una inquietud cómo tomar los recaudos necesarios a la hora de prevenir enfermedades de transmisión sexual más allá de la persona con la que esté.

 

Si el preservativo femenino alcanza una difusión similar al del preservativo masculino, podría ayudar a derribar algunos mitos sobre la sexualidad, y permitiría llevar adelante nuestra vida sexual de forma más segura y mejor informadas.  

 

Sé que tiene algunas limitaciones: el costo es mayor al masculino, para algunas mujeres su colocación es incómoda. Es verdad, pero también tiene algunas ventajas: mayor placer sexual en comparación con el preservativo masculino porque el material es más fino; se puede colocar en cualquier momento y no corta “el clima” durante el momento de la relación; y es el único método de prevención de enfermedades que controlamos 100% las mujeres.

 

El Ministerio de Salud debería incorporarlo dentro de la Dirección de SIDA y ETS , o del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable. 

 

Pido tu apoyo para que el Ministerio escuche este pedido. Todas las mujeres deberíamos tener también la posibilidad de llevar nuestro propio preservativo en la cartera.

 

Gracias,

 

Ayelén